Con enfoque comunitario
Usuarios y pacientes reclaman el fortalecimiento de los dispositivos de salud mental
Sábado, 4 de junio de 2022
"Cuando alguien sufre una crisis en la calle no hay lugares donde atenderlos porque los hospitales generales no han sido adecuados para la atención de la salud mental", aseguran.

"Lo que falla con la Ley de Salud Mental, y lo hemos visto a lo largo de estos años, es que no se ha llevado a cabo la implementación efectiva y total. Hace falta fortalecer a toda la gente que trabaja en salud mental y que no está dentro de los hospitales", sostiene Raúl Alejandro Simons, quien dictó durante 30 años talleres de arte en el Hospital Alejandro Korn y en la actualidad integra Movida de Locos, una asociación civil que se propone la inclusión sociolaboral de personas que atraviesan sufrimientos psíquicos.

Para Simons, es fundamental la creación y fortalecimiento de los centros comunitarios, las casas de medio camino, las cooperativas de trabajo y las asociaciones que "pelean por sostener las externaciones" con asistencia interdisciplinaria de quienes se encuentran internados en instituciones psiquiátricas.

"Cuando alguien sufre una crisis en la calle no hay lugares donde atenderlos porque los hospitales generales no han sido adecuados para la atención de la salud mental", aseveró.

La Red Federal de Usuaries de Servicio de Salud Mental, conformada por usuarios y familiares, trabajadores de la salud, organizaciones y colectivos se pronunció en defensa de la Ley Nacional de Salud Mental Nº 26.657.

Simons advirtió sobre la "desinformación y distorsión de la ley" que acaeció en algunos tratamientos mediáticos del episodio que envolvió a Felipe Petinatto hace dos semanas. También apuntó contra los intentos de "criminalización y estigmatización de quien tiene un padecimiento subjetivo".

A través de un comunicado, esa red exigió el "efectivo cumplimiento" de la Ley de Salud Mental y señaló que esa norma es "reconocida mundialmente por sus avances en el abordaje y la protección de los derechos de las personas con padecimiento mental".

A su vez, también pidió financiamiento para la asignación de recursos materiales y humanos; la implementación de abordajes preventivos y multidisciplinarios, el acceso a la atención ambulatoria y la puesta en práctica de las internaciones en hospitales generales.

"Adecuar los hospitales generales significa que tengas que nombrar más psicólogos, trabajadores sociales y terapistas ocupacionales. Hay que nombrar más gente para que sostenga una internación porque sino se produce el efecto del molinete. Externas a alguien, pero al mes siguiente está de vuelta porque no pudo sostenerse afuera", explicó Simons.

Y agregó: "Que la ley no te permite internar es una falacia, en ningún lugar dice que no se puede internar, al contrario".

De acuerdo a lo explicado por Simons, anteriormente el que daba la orden de internación era un juez, ahora el planteo es diferente: "la ley dice que el equipo de salud multidisciplinario es el responsable, es quien decide la orden de internación. Cuando se tiene que quedar y el paciente no quiere, hay formas con las cuales puede contar con apoyo y una serie de cosas que tienen que ver con las salvaguardas de los derechos de esa persona. Esta ley no habla de salud, habla de derechos", aseguró.

"A la ley le falta la plena implementación, nos da todas las herramientas posibles para poder trabajar, hay que fortalecerla y ponerla en juego, hay que fortalecer otros espacios como cooperativas y obras sociales", dijo y agregó que la ley significa un avance porque sale del "modelo médico hegemónico a un modelo multidisciplinar".