Brote
Se extiende la viruela del mono en Argentina: aumentaron un 60% los casos
Lunes, 26 de septiembre de 2022
El 85% de los nuevos no tuvo antecedente de viajes y la mayor concentración geográfica de nuevos contagiados se encuentra en el AMBA.

Los casos de Viruela del Mono en Argentina crecieron un 60% el último mes, según informó el Ministerio de Salud en su boletín epidemiológico. El 85% de los nuevos no tuvo antecedente de viajes y la mayor concentración geográfica de nuevos contagiados se encuentra en el AMBA.

El ranking de casos es encabezado por la Ciudad de Buenos Aires con un total de 232 personas infectadas. Le sigue la provincia de Buenos Aires con 76 casos y en tercer lugar se ubica Córdoba con 8 positivos. En la suma de todas las jurisdicciones, 326 personas dieron positivo en el test para la viruela sísmica.

A pesar de la suba de casos, las autoridades sanitarias resaltaron que ningún paciente presentó un cuadro de gravedad ni falleció a causa de la infección y que todos los pacientes presentaron síntomas leves. Además, precisaron que la franja etaria más afectada por la enfermedad fueron las personas de entre 34 y 60 años, en su mayoría hombres.

En el mundo ya fueron reportados 61.753 casos desde el inicio de la emergencia internacional decretada el pasado mes de julio por la Organización Mundial de la Salud. La enfermedad afecta a un total de 105 países y ya provocó 23 muertes.

La viruela del mono es una enfermedad infecciosa rara que se propaga entre especies, incluso de animales a humanos, y está causada por el virus de la viruela del mono del género Orthopoxvirus (que también incluye el de la viruela).

Es una enfermedad endémica en los países de África Occidental y Central, y los escasos informes de casos fuera de esas regiones se asocian a la importación desde esos países.

Es una enfermedad zoonótica muy poco frecuente cuyos síntomas son parecidos a los que se observaban en los pacientes de viruela, aunque menos graves. Los primeros casos humanos se identificaron en la República Democrática del Congo en 1970. El número de casos en países de África occidental y central aumentó durante la última década.