Historias de la Región | Por Federico Gastón Guerra
Nicolás Avellaneda tuvo su quinta en Temperley siendo presidente
Jueves, 25 de noviembre de 2021
Murió el 25 de noviembre de 1885. La propiedad pertenecía originalmente a George Temperley. Según las crónicas de la época era "de puro estilo inglés, con hermosos parques a través de los cuales pasa el ferrocarril: debido a esto se ha valorizado mucho dicha propiedad".

Por Federico Gastón Guerra

Nicolás Avellaneda, ejerciendo su cargo de Presidente de la Nación le compró la casa quinta a George Temperley, un predio que tenía varias manzanas y estaba muy cerca de la antigua estación ferroviaria que era utilizada por el primer mandatario para desplazarse hacia la Capital Federal. Vale decir que Temperley nació en Newcastle en 1823.

En 1838 llegó a la Argentina donde empezó a trabajar en un almacén de ramos generales. Se casó en 1846 con Charlotte Knight. Un año después exportaba lanas y frutos del país e importaba ropa que vendía en su comercio de Cangallo 62 numeración antigua de la Capital Federal. Hacia 1851 se casó en segundas nupcias con su cuñada Caroline.

Su llegada a las tierras sureñas fue en 1854 cuando adquirió de manos de los hermanos Marenco un campo de 51 hectáreas limitado por la avenida Almirante Brown, las calles Dorrego, Juncal-Lavalle y la avenida Eva Perón (ex Pasco), donde construyó una preciosa casa quinta.

La propiedad se la había comprado a la familia Marenco. La quinta era una de las más lujosas del Río de la Plata. El arquitecto Alberto De Paula escribió en un trabajo sobre Temperley lo que un manual turístico decía en 1869: "La quinta del señor Temperley es de lo más agradable que pueda imaginarse: de puro estilo inglés, con hermosos parques a través de los cuales pasa el ferrocarril: debido a esto se ha valorizado mucho dicha propiedad. El señor Temperley está un poco más allá de la estación a la derecha (...) ".

Finalmente, la chacra es dividida totalmente para dar paso al nuevo pueblo. Avellaneda, fue quien "le compró a George el sector central de su quinta, lugar donde residió durante un corto tiempo", destaca el blog Nuestro temperley.

El jefe de Estado adquirió en 1877 un predio que tenía varias manzanas y estaba muy cerca de la antigua estación ferroviaria que era utilizada por el primer mandatario para desplazarse hacia la Capital Federal.

Recordamos que en 1871 se inauguró la primera estación Temperley del Ferrocarril del Sud (a la altura de la actual calle General Paz) lo cual trajo pobladores y mejoras económicas. Un año antes, 16 de octubre de 1870, Temperley realizó la división de sus tierras y a partir de ese día comenzaría a gestarse la ciudad que lleva su apellido, a escasos 20 kilómetros al sur de Capital Federal.

Puso en remate 139 lotes y colaboró de manera activa con los compradores, muchos de la colectividad inglesa, facilitándoles incluso parte del material de construcción. Barrio inglés El barrio inglés, está delimitado por las calles Meeks, Garibaldi, Liniers y la avenida Hipólito Yrigoyen y por esas cuadras, pero en 1877, vivió el presidente Nicolás Avellaneda.

La vivienda contaba con dos patios. La sala y el comedor eran espacios amplios con cielos rasos revestidos de lienzo y muros pintados. La sala tenía piso de madera y un gran espejo de marco dorado, además de sillas y sillones de paja; la iluminación era con una lámpara de kerosene con dos luces. El investigador Jorge Gualco en su libro "Temperley, su historia y su gente", describe que el comedor, como correspondía a la numerosa familia del Presidente, tenía una mesa de caoba para doce personas con aparador de caoba y mármol, un sofá, una mesa de ajedrez y un sillón junto a otros muebles.

Tenía también en el comedor una estufa de chimenea, un espejo, un reloj de pared, una araña de dos luces, candeleros con fanal y una vajilla que entre otras piezas, incluía dos docenas de platitos de cristal pata helados, todo un lujo para la época.

En una crónica del diario LA UNION se describe que "el portón principal estaba sobre la calle General Paz, a unos metros de Meeks. La casa principal, con sus jardines y parques, tenía el aspecto ‘cottage' inglés, de referencias rurales tardo-victorianas. Tenía lujosos detalles en mármol y caoba. En el parque no faltaba un juego de cricket, varias sillas de montar y hasta dos caballos. Esta simpática historia aún está registrada en nuestras calles: las actuales Avellaneda y Nóbrega llevan esos nombres en recuerdo de don Nicolás y su esposa Carmen". También en aquella casona originalmente de George Temperley había un viñedo y una pequeña bodega donde se elaboraba vino. La quinta era una de las más lujosas del Río de la Plata: "Es de lo más agradable que pueda imaginarse: de puro estilo inglés, con hermosos parques a través de los cuales pasa el ferrocarril (...)", detalla De Paula con relación a un manual turístico de 1869.

Nicolás Avellaneda, quien nació en San Miguel de Tucumán en el 3 de octubre de 1836, fallece el 25 de noviembre de 1885 en altamar. Fue abogado, senador nacional y presidente de la Nación del 12 de octubre de 1874 hasta el 12 de octubre de 1880 (fue su vicepresidente Mariano Acosta), escribió un tratado sobre tierras públicas e impulsó la ley de inmigración.