Justicia lenta, no es Justicia
Masacre de Wilde: tras 28 años de impunidad se iniciará el juicio contra los policías acusados
Viernes, 5 de agosto de 2022
El 10 de enero de 1994, once policías de la ex Brigada de Investigaciones de Lanús de la Policía Bonaerense acribillaron con más de 300 disparos a cuatro personas en el marco de un injustificado operativo en Wilde, Avellaneda.

 El 10 de enero de 1994, once policías de la ex Brigada de Investigaciones de Lanús de la Policía Bonaerense acribillaron con más de 300 disparos a cuatro personas en el marco de un injustificado operativo en Wilde, Avellaneda. La masacre fue un caso emblemático de gatillo fácil.

Luego de 28 años el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 de Lomas de Zamora designó fecha para el juicio oral y público, que comenzará el próximo 17 de octubre.

Los jueces dispusieron que del 17 al 21 de octubre se realice la producción de pruebas ofrecidas por las partes. En tanto, en la semana del 24 al 28 de octubre será el momento de los alegatos. El juicio se desarrollará en la Sala Grande del Departamento Judicial, a partir de las 9 horas.

Así fue la masacre

Ese 10 de enero, un remís que manejaba Norberto Corbo y que transportaba a Claudio Mendoza y Héctor Bielsa fue baleado junto a otro vehículo que era conducido por Claudio Díaz (único sobreviviente) y que llevaba al vendedor de libros Edgardo Cicutín. Los cuatro hombres murieron en el acto por la lluvia de balas que efectuó el grupo de efectivos, quienes se escudaron en que perseguían a supuestos delincuentes que iban en dos autos, huyendo de un presunto robo a una sucursal del Banco Galicia. Luego dijeron que los sospechosos transportaban cinco kilos de cocaína.

Lo cierto es que nunca pudieron justificar el operativo y la causa nunca llegó a un juicio oral y público. Hubo en un momento una elevación a juicio oral para ocho policías, acusados de ser los autores materiales de los cuatro homicidios: Roberto Mantel, Osvaldo Lorenzón, Eduardo Gómez, Pablo Dudek, Marcelo Valenga, Marciano González, Julio Gatto y Hugo Reyes. Todos fueron absueltos. Otros dos, César Córdoba y Carlos Saladino, fallecieron en estos años. Marcos Ariel Rodríguez, que estaba prófugo, fue capturado en noviembre de 2014 en la ciudad cordobesa de La Falda.

A pesar de que había un fallo categórico de la Suprema Corte de Justicia Provincial que ordenaba que el juicio debía hacerse, de que hay fallos tanto del Tribunal de Casación Penal provincial y de la Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional de Lomas de Zamora en los que les han rechazado a los abogados defensores los planteos de nulidad y proscripción, hasta el día de hoy no había fecha de juicio. Es que la estrategia de la defensa a cargo de la abogada Liliana Martínez apuntó a dilatar lo que más se pueda el proceso, mientras tanto, en estos 25 años, dos de los acusados fallecieron y los otros siguen sumando años. Eso terminó.