Universidades
La UNaB distinguió como Doctor Honoris Causa a Fernando Tauber
Viernes, 10 de junio de 2022
El rector de la UNaB remarcó la relevancia de Tauber en la gestión, el desarrollo y la promoción de la universidad pública y lo señaló como gran inspirador del perfil de la joven universidad: abierto y comprometido con las necesidades de la comunidad y del país.

 "No es suficiente sólo con la enseñanza, la investigación y la extensión: la universidad pública en la Argentina necesita comprometerse además con la producción y el trabajo", sostuvo el arquitecto Fernando Alfredo Tauber este viernes al recibir el título de Doctor Honoris Causa otorgado por la Universidad Nacional Guillermo Brown (UNaB).

En la ceremonia se repasó la vasta trayectoria de Tauber en la docencia, investigación, extensión y gestión en la universidad pública y sus grandes aportes a la defensa, el desarrollo y la promoción de la educación pública.

Fernando Tauber presidió en dos períodos la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), donde recibió el título de Arquitecto en 1979 y coordinó, además, el señero Plan Estratégico desarrollado por esa casa de estudios, además de haber ocupado cargos de gestión a nivel nacional y ser reconocido como académico también en el exterior.

La distinción fue entregada en la sede Esteban Echeverría de la UNaB por el rector, Pablo Domenichini, en una ceremonia que contó con la presencia del actual presidente de la UNLP, Martín López Armengol, entre otras personalidades allegadas al homenajeado y las autoridades e integrantes de la comunidad universitaria de la UNaB.

En su conferencia Tauber se centró en la necesidad de profundizar el compromiso social de la universidad pública argentina, heredera de la Reforma Universitaria de 1918, donde la gratuidad y el ingreso irrestricto son necesarios pero no suficientes para cumplir un papel transformador: "Todavía falta caminar mucho para que la universidad sea pueblo -expresó-. Necesitamos que la agenda de la ciencia converja con la agenda social".

El rector Domenichini resaltó la inspiración que el trabajo y las ideas del profesor Tauber representan para forjar el perfil de la joven universidad, que no casualmente lo ha elegido para entregar su primer Doctorado Honoris Causa: "Él marcó el espíritu con que empezamos a dar nuestros primeros pasos, es un faro para quienes tenemos esta mirada de la universidad". 

El homenajeado realizó el juramento protocolar de defender el Estatuto de la universidad que le dio el flamante título, y recibió la placa y el diploma honorífico.

La universidad ha tenido históricamente un rol fundamental como lugar en que se discuten los problemas de la sociedad, y como motor del desarrollo social y económico, y ese es el rol que está llamada a cumplir la universidad pública en la Argentina, sostuvo Tauber en la conferencia: "En países como el nuestro, donde a veces no hay consensos en las líneas que nos permiten progresar, nuestro compromiso con la universidad pública nos obliga no sólo a formar los mejores profesionales, sino también a multiplicar los conocimientos que fabriquen oportunidades para que cada vecino tenga mayores posibilidades de insertarse con dignidad en un proceso de desarrollo que lo incluye, pero es necesario que incluya a todos", resumió.