Fútbol
En partido cambiante y lleno de emoción, justo empate entre Dock Sud y Central Córdoba
Miércoles, 13 de octubre de 2021
Se enfrentaron el puntero del Apertura y quien ocupara el segundo lugar, pero la actualidad de ambos es mucho más pálida. Igual se vivió como una final.

 Por El Agrio - Pablo Adrián Strafaccio (TodoUno TV-LA TERCERA)

Comienzo la reseña del partido por la fecha 14 del Clausura de la C. Jugaron en el Estadio de los Inmigrantes Dock Sud y Central Córdoba, de manera atípica, con salutación para desear felicidades en su cumpleaños al DT Charrúa, Juan Rossi, que lo disfrute junto a sus seres queridos.

Se enfrentaron el puntero del Apertura y quien ocupara el segundo lugar, pero la actualidad de ambos es mucho más pálida. Igual se vivió como una final. Desde el inicio, ante un juez tolerante como Damián Rubino, la pierna fuerte en cada balón disputado se convirtió en la normalidad. El Charrúa decide copar la media cancha, a los 4 minutos tuvo su primer llegada, Bracco ejecuta un tiro libre desde la derecha con comba cerrada, peina la pelota Tamborelli y Bogino cabecea sin ángulo junto al palo izquierdo del arquero Wysocki el balón se va apenas sobre el travesaño.

El local luego del primer cuarto de hora comienza a acercarse con peligrosidad al área del CC pero la dura defensa azul resiste todos los embates. Al minuto 16 llega un centro llovido y Giroldi tiene su primera atajada lucida, entre varias camisetas naranjas baja el balón con una sola mano y la atesora contra su pecho, una de las formas del loco Gatti que hacía delirar a su parcialidad.

Al minuto 17 Vizcarra aprieta a Orellana en la salida desde la izquierda de la defensa del Doque, la pelota rebota en el 3 y le cae a Cobelli, la puntea hacia atrás para Carrera, el 8 cambia para el pique de Gómez por la derecha de los locales, centro cruzado, Cobelli, desde el mismo lugar que antes cabeceara Bogino, tiene la velocidad mental para tocarla de cabeza hacia el área chica y Bracco en la posición del 9 cabecea al gol, es el 1-0 y respondía a lo que brindaba el partido.

El Doque demora unos minutos en asimilar el golpe y luego se larga en ataques constantes hacia las barbas de Giroldi, pero la línea de 4 de Central Córdoba es la más efectiva del torneo y rechaza toda intentona. Lo más destacable es una formidable atajada de San Matías en el minuto 23 ante disparo de Giménez. El CC parecía que sólo tenía que afinar el último pase para alzarse con el gol.

En el inicio del segundo tiempo en 2 minutos dos pérdidas infantiles en la salida de Dock Sud permitieron al Charrúa tener dos aproximaciones peligrosas desperdiciadas por el apuro en definir, pero pasado ese lapso el equipo ayer de naranja se adelanta en el campo de juego y ocurre algo inusual en el CC, se desconcentra en defensa durante fatídicos 6 minutos, en ese lapso le convierten dos goles, el primero de córner en el que dejan cabecear sólo a Tula, hace 20 años que todos saben que es un excelente cabeceador, el experimentado no desperdicia la oportunidad y la pone lejos del alcance de Giroldi, el segundo un saque lateral por derecha, qué los rosarinos miran abanicar la pelota hasta la izquierda para el ingreso de Modón tiro cruzado que rechaza en gran estirada Giroldi, la pelota rebota hacia atrás, Bogino la salva sobre la línea pero Troxler anticipa a todos los defensores y da vuelta el partido. Parecía que se venía la noche.

Pero CC da muestra de carácter y se vuelca a empatar. En el minuto 22 córner desde la izquierda ejecutado por Bracco y Killer les gana a todos en lo alto, su frentazo es descolgado del ángulo superior derecho en forma milagrosa por el otro San Matías de la tarde, el arquero Wysocki.

En el minuto 23 llega algo que puede ser muy positivo para el futuro Charrúa, el DT advierte que ya no tienen piernas Vizcarra y Gómez y los reemplaza por Comán y Lovotti, esperemos que siga en esa sintonía. Luego ingresan Musso y Biñale en reemplazo de Carrera y Saucedo.

Al minuto 30 los ingresados le dan la razón a Rossi ya que son tres los que intervienen en el gol del empate. Lateral en el costado izquierdo del ataque rosarino, lo ejecuta al área Biñale, Comán mete una media chilena hacia el punto penal, Lovotti la toca con categoría y justeza para un Cobelli que siempre está y deja su sello goleador, desenfreno total en el festejo. Por su parte el DT a los 33 minutos dispone el ingreso de Ferrero por un agotadísimo Bracco que jugó excelente partido.

Hasta el final pudo haber sido para cualquiera, ya que ambos buscaron los tres puntos. Los dos Matías tuvieron lucidas atajadas bajo los tres palos y el recién ingresado Pérez se perdió un gol casi imposible cuando estando sólo su envío besó el palo izquierdo de Giroldi,

Córdoba mejoró, si de los 98 minutos sacamos los 6 en que sufrió ese lapsus podemos decir que jugó un excelente partido, ahora hay que decir que tuvo un muy buen desempeño y que el empate no es valioso desde lo matemático por culpa de tantos puntos obsequiados en el Clausura.