Región
Daniela Vilar defendió la ley de envases: "La tasa ambiental no es un impuesto"
Sábado, 20 de noviembre de 2021
La diputada nacional Daniela Vilar (Frente de Todos) señaló hoy que la ley de Envases con Inclusión Social que esta semana obtuvo dictamen de comisión en la Cámara baja "permitirá avanzar en una gestión de residuos responsable con el ambiente".

 La diputada nacional Daniela Vilar (Frente de Todos) señaló hoy que la ley de Envases con Inclusión Social que esta semana obtuvo dictamen de comisión en la Cámara baja "permitirá avanzar en una gestión de residuos responsable con el ambiente", tras poner de relieve que "en los últimos días los mismos actores políticos, económicos y mediáticos que se opusieron a la Ley de Etiquetado Frontal atacan con información falsa" al proyecto en cuestión.

"La Responsabilidad Extendida del Productor no es nada nuevo: es un principio ampliamente aceptado, promovido por la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) y aplicado en muchísimos países. Establece que quienes introducen envases en el mercado asuman su responsabilidad en reducir su impacto ambiental", subrayó la diputada.

Sobre las posturas de opositores que adelantaron su rechazo bajo el argumento de que la iniciativa incorporaría un impuesto adicional, Vilar replicó desde sus redes sociales que "la tasa ambiental no es un 'impuesto' sino el pago por el servicio de reciclado de envases, imprescindible para la sostenibilidad ambiental".

"La ausencia de esta gestión implica un costo ambiental y monetario que pagamos todos, por un sistema de recolección oneroso e ineficiente", fundamentó la diputada del oficialismo, quien integra la comisión de Recursos Naturales y Conservación del Ambiente Humano de la Cámara baja como vicepresidenta 2ª.

Sobre ese punto, la legisladora acotó que "las empresas tienen una alternativa para no pagar la tasa ambiental", que consiste en "generar envases retornables y ocuparse del depósito, devolución y retorno", lo que les permitiría, al cumplir con esos requisitos, "no pagar la tasa".

En cuanto al destino de lo recaudado, señaló que "la recaudación irá a un fideicomiso al que podrán acceder los municipios si presentan un plan de abordaje integral de gestión de residuos y rinden cuentas de cómo administrarán esos fondos".

"Así se evitará todo tipo de discrecionalidad en la distribución de lo recaudado", aclaró.

Y sobre el rol de las empresas, Vilar remarcó que "la ley expresamente crea instancias para la participación activa del sector privado".

En ese sentido, recordó que el proyecto que se discute en Diputados, "establece la creación de un Consejo Consultivo tripartito que incluye a representantes del sector industrial productor de envases y organizaciones de trabajadores de la industria del reciclado".

"Ese Consejo establecerá las metas de recupero de envases, que serán progresivas y apuntan a la reconversión de los materiales de más difícil reciclaje y, por lo tanto, los que pagan mayor tasa", indicó.

Por último, la legisladora sostuvo que en el corto y mediano plazo el objetivo de la ley de Envases con Inclusión Social, si llega a sancionarse, será promover "el diseño y la producción de envases más fáciles de reciclar, más livianos, e incluso fomenta el uso de retornables o la eliminación del empaquetado innecesario" en el marco de la llamada "economía circular".