Judiciales
Confirman reclusión perpetua para el asesino del pizzero de Banfield
Lunes, 8 de agosto de 2022
La decisión fue dispuesta por el Tribunal de Casación Penal bonaerense, que estableció una condena de prisión perpetua, con reclusión por tiempo indeterminado, para Denis Iván Ramírez, el asesino de Adrián Albanese, quien era dueño de la pizzería de Banfield.

La decisión fue dispuesta por el Tribunal de Casación Penal bonaerense, que estableció una condena de prisión perpetua, con reclusión por tiempo indeterminado, para Denis Iván Ramírez, el asesino de Adrián Albanese, quien era dueño de la pizzería de Banfield. El mismo, fue asesinado de un disparo en la cabeza, durante un violento asalto en julio de 2019.

En la cual, se le atribuyó a Ramírez el delito de "robo calificado por el empleo de arma de fuego, en concurso real o material con homicidio calificado por resultar criminis causa y por haberse cometido con el empleo de arma de fuego, perpetrado este con calidad de autor", en perjuicio de Albanese.

Ante esto, el defensor estableció que, no existen elementos que determinen que su defendido haya sido el "autor material de la muerte de Albanese". Alegando además que «el tribunal transgredió las reglas de la sana crítica racional" en las valoraciones de las pruebas y estableció la ley penal de manera errónea, tras establecer "el hecho como homicidio criminis causae".

No obstante, varios vecinos, quienes fueron llamados como testigos aseguraron haber visto un Ford Ka blanco, desplazarse por la zona en contramano. Del mismo vehículo habían descendido tres personas que ingresaron al local de Albanese. Cabe señalar que, en marzo el Juzgado de Responsabilidad Penal Juvenil N° 3 de Lomas de Zamora, condenó a 15 años de al joven que participó en el hecho.

Con lo cual, para Cristian Agustín Rodríguez, fue condenado por los delitos de "robo agravado por el empleo de arma de fuego en concurso real con homicidio agravado criminis causa" y "tenencia ilegal de estupefacientes para comercialización". El tercer implicado, identificado como Martín Lugo, permaneció prófugo hasta el 2 de enero de 2020 cuando lo encontraron muerto tras accidentarse en una moto robada.