Por Jaime Veas Oyarzo
Armando Tejada Gómez: las cosas simples, las cosas queridas
Jueves, 21 de abril de 2022
Poeta, escritor y locutor argentino, gran parte de su extensa producción poética se fueron transformando en canciones, de su unión autoral con el músico César Isella, nació la letra de "Canción con todos", emblemática canción, considerada Himno de América Latina.

Por Jaime Veas Oyarzo

Poeta, escritor y locutor argentino, gran parte de su extensa producción poética se fueron transformando en canciones, de su unión autoral con el músico César Isella, nació la letra de "Canción con todos", emblemática canción, considerada Himno de América Latina, tanto por sus rasgos distintivos de cada país, como por la amistad que los une.

Es reconocido entre las cinco máximas figuras autorales del folklore argentino.

Nació en Mendoza, un 21 de abril de 1929, en el seno de una familia numerosa...fue el anteúltimo de....24 hermanos, a los cuatro años queda huérfano de padre, único sostén de familia y ante esta situación, se fueron repartiendo los hermanos entre los familiares, a él lo crió su tía quien le enseño las primeras letras.


Dada la precariedad de los recursos, alternó su vocación poética, con trabajos y oficios diversos para lograr el sustento, pero nada significó un obstáculo para lograr lo que se proponía : escribir sus poemas, algunos fueron publicados y luego premiados, que fueron logrando el reconocimiento primero en su provincia, luego en Buenos Aires y .....América.

Elegimos para esta ocasión un poemas, sencillo, pero profundo, del libro "50 poetas esenciales argentinos" editado por Argenta,


Las simples cosas

Uno se despide, insensiblemente

de pequeñas cosas

lo mismo que un árbol

que en tiempo de otoño

se queda sin hojas.


Al fín la tristeza es la muerte lenta

de las simples cosas

y esas cosas simples

que quedan doliendo en el corazón.


Uno vuelve siempre,

a los viejos sitios

donde amó la vida,

y entonces comprende

cómo están de ausentes las cosas queridas.

.

Por eso muchacho no partas ahora

soñando el regreso,

que el amor es simple,

y las cosas simples

las devora el tiempo.


Demórate aquí, en la luz mayor

de este mediodía,

donde encontrarás, con el pan al sol

la mesa tendida.


Uno vuelve siempre, a los viejos sitios

donde amó la vida.