Fútbol
Central Córdoba de Rosario y una derrota indigerible contra Claypole
Domingo, 24 de octubre de 2021
El Charrúa llegó al estadio Rodolfo Vicente Capocasa, la prolija casa del Club Atlético Claypole con la ilusión de sumar de a tres, porque el Tambero sumaba 20 puntos menos que el Charrúa en la tabla general. Fue derrota.

Por El Agrio - Pablo Adrián Strafaccio (TodosUno TV-LA TERCERA)

El Charrúa llegó al estadio Rodolfo Vicente Capocasa, la prolija casa del Club Atlético Claypole con la ilusión de sumar de a tres, porque el Tambero sumaba 20 puntos menos que el Charrúa en la tabla general y un triunfo le aseguraba definitivamente la clasificación tanto en el octogonal por el ascenso como el acceso a la Copa Argentina. Pero el Charrúa, como lo hemos marcado en numerosos partidos anteriores, no necesita que el rival juegue bien para complicarse la vida, para eso se basta sólo con el planteo que suele diagramar la mezquindad futbolística de su DT.

Desde el comienzo Central Córdoba se planteó de contra entregándole el manejo del balón al equipo local, pero y esto quiero decirlo con el mayor de los respetos por el equipo de Almirante Brown, la expresión en cancha del local era humilde, con jugadores que excepto el 10 Acosta se mostraban inseguros en el traslado hasta estando solos, así el Charrúa robaba en el medio e intentaba salir rápido vía Bracco y Gómez por las puntas y un Cobelli fresco.

Minuto 8, el Charrúa llega en escalada por derecha de Gómez, centro al rastrón, media vuelta de Cobelli y Ordoñez tapa justo. Minuto 10, Bracco por izquierda llega al fondo centra, rechazo de la defensa y Alegre le pega de afuera, cuando parecía un golazo al ángulo izquierdo de Linares, el arquero con un vuelo espectacular llega a salvar mereciendo la felicitación caballerosa de Cobelli.

Claypole comienza a afinar los pases y ya no era tan fácil sacarles el balón, igual sus intentos de avance morían en el embudo armado por Alegre Killer y Bogino. El Charrúa ya no logra desbordar por las puntas porque el técnico Drago envió a los carrileros a ayudar a los marcadores de punta, entonces Cobelli se encontraba en completa soledad porque no hay un enganche o media punta que lo acompañe y con el correr de los minutos sus fuerzas se van degastando.

El CC pasó a depender únicamente de la pelota parada, como al minuto 28 de un córner de Bracco, le habían cometido un claro penal que el señor Magallán ignoró olímpicamente, que luego de un rebote le quedó a Bogino pero su disparo volvió a pegar a un defensor.

Claypole tuvo su única oportunidad de gol del primer tiempo recién en el minuto 37 cuando de un córner desde la izquierda se eleva Emanuel Díaz y cabecea hacia abajo y San Matías pone su sello en la tarde. Luego al minuto 43 se produce un momento histórico para el CC, en una de las jugadas más lindas Gómez se escapa por izquierda, engancha hacia adentro y toca para la llegada de Saucedo que elude a quien le sale amagando un tiro al arco pero regatea y toca al área para Bracco que había metido diagonal, el 10 charrúa toca para que Vizcarra patee al arco, toda una novedad, porque aunque le pegó al cuerpo del arquero hace mucho que no vemos un disparo de nuestro delantero y capitán a los tres palos.

El segundo tiempo parece iniciarse con un Charrúa más adelantado frente a un Tambero cuidadoso hasta que Bracco en el minuto 14 se excede con la gambeta y sale la contra con un pase largo hacia la derecha, Iglesias que llega en velocidad y pisando el área saca un disparo cruzado que pese a rebotar en Giroldi se convierte en el primer gol del partido.

De inmediato se notó que Córdoba lo sintió como un baldazo de agua helada en julio y en la espalda, la confusión fue total y los cambios de Rossi aportaron más al desconcierto, porque el DT parece decidido a sacar a los que están jugando mejor, así entra Lovotti, imprescindible pero apenas tenido en cuenta, y cuando todos pensamos que salía Vizcarra, se decide por sacar a Alegre que era de lo mejor en el medio campo y con pulmones para marcar y mandarse a acompañar a los delanteros, también Ferrari estaba a esa altura muy cansado. Luego saca a Bracco, el único que la llevaba con inteligencia cerca del área y entra Ferrero, después sale Ferrari agotadísimo y entra Musso, 5 por 5 y un cambio inentendible al sacar a Bembo e ingresar Porta. Es decir salen 5 jugadores y Vizcarra queda dentro de manera incompresible. El desorden del equipo charrúa fue fenomenal, nadie sabía por dónde ni cómo atacar, la jugada del penal es fruto del desconcierto, un penal cometido por el pibe Porta de manera inocente e innecesaria, pero no hay que caerle al muchachito que nadie entendió a jugar de qué lo puso Rossi, un técnico que no encuentra estrategia, ni táctica, ni acierta en los cambios como para ilusionarnos con el ascenso, sino todo lo contrario, cada fecha nos hace sentir más lejos.

Con este triunfo Claypole, el humilde Claypole, nos superó en la tabla de posiciones, relegándonos al puesto 10 y si mañana gana Lamadrid bajamos al puesto 11 de 19 equipos.

Tanto el señor Rossi como los dirigentes deberían pensar en si es conveniente insistir con esta campaña, tengo un gran amigo que me manifiesta que es partidario de cumplir los proyectos, el problema es que yo no veo ningún proyecto, veo manotazos de ahogado y caprichos, nada más.