Quilmes Atlético Club
El Cervecero se llevó un punto de Villa Crespo
Jueves, 17 de junio de 2021
El conjunto de Sava igualó sin goles en la visita al Atlanta de Erviti, quien igualó en puntos a Tigre, el líder de la Zona A de la Primera Nacional.

 Por Juan Manuel Armesto (Todosuno TV - La Tercera)

Quilmes sabía que tenía que rendir una prueba de fuego ya que le tocaba enfrentar a uno de los equipos que mejor juega al fútbol en la categoría, el "Bohemio" conducido por Walter Erviti, aquel que precisaba de los tres puntos para aprovechar el traspié del "Matador" de Victoria y quedar sólo en la punta.

Si bien Facundo Sava probó en las prácticas con un 4-2-3-1y se decidió por ese esquema, con Bonettoy Blanco como extremos bien abiertos, con Acevedo como generador y e centrodelantero para fijar a los centrales y desmarcarse libremente.

Bonetto, jugador cuyo pie hábil es el diestro, se posicionó hacia la izquierda, mientras que Acevedo hizo lo mismo pero en sentido opuesto. A los tres minutos llegó la primera jugada clara de Quilmes. Callelo recuperó el balón a la altura de mitad de cancha tras una pérdida, jugó en largo y habilitó al número siete, quien aprovechó su rotación hacia la izquieda y partió habilitado a toda velocidad ante un mal retroceso de la línea defensiva de Atlanta, pero el disparo se fue rasante al lado del palo derecho.

El visitante, de camiseta alternativa azul, era superior durante los primeros 45 minutos, ya que mantenía una presión alta que provocaba al rival a jugar al límite y con poco tiempo para tomar una decisión. De aquí se obtuvo otra jugada clave. Luego de una recuperación gracias a este método, otra vez Bonetto tomó el protagonismo y asistió a Federico Anselmo que no pudo conectar bien de cabeza.

La figura del partido por momentos era Rago, el arquero de Atlanta, debido a que su equipo era ampliamente superado por Quilmes, quien le anulaba las líneas de pase y lo obligaba a jugar mediante pelotas divididas, las cuales resultaban en pérdida de posesión y pases verticales hacia los atacantes, los cuales no llegaban a definir con comodidad y sin problemas terminaban en las manos del guardameta.

Ya comenzado el segundo tiempo, el equipo de Erviti cambió la cara un poco y mostró otra actitud a la hora de tener la pelota, era un equipo más decidido en la transición ofensiva y obligó a trabajar a Saracho, el arquero del Cervecero, quien hasta ese momento tenía muy pocas intervenciones.

A los 29 del complemento, tras una pelota parada, Quilmes convirtió a través del "Chiqui" Moreira, pero el tanto quedó anulado debido a que el local practicó de manera correcta el achique y dejó a los cuatro hombres que fueron a buscar el cabezazo en offside.

El match se moría como una película cuyas transiciones fueron emocionantes pero su final quedó abierto, y a los 48 minutos de 49 del adicional, el Cervecero tenía la victoria a través de los pies de Anselmo, quien fue asistido por Acevedo desde la izquierda, sin embargo la pelota se le fue por debajo de la suela del botín y se perdió lo que hubiera sido el gol salvador.

Atlanta y Quilmes no se sacaron ventajas ni mucho menos se repatieron goles. Además, este resultado no jugó de manera favorable a ambos equipos, ya que el cuadro del sur se aleja más de los primeros puestos y coninúa cuarto, con 15 puntos, a ocho unidades del líder Tigre, que tiene 23, mientras que el Bohemio lo alcanzó, pero se perdió esa oportunidad de sacarle tres de ventaja.