UTN
Avellaneda: conmemoración a 55 años de la "Masacre de La Real"
Jueves, 20 de mayo de 2021
Participaron como oradores Carlos Aznárez y Francisco Alonso. La charla fue organizada en conjunto con la UNDAV y las Juntas de Estudios Históricos de Avellaneda y Barracas.

 El martes 18 de mayo, la Facultad Regional Avellaneda de la Universidad Tecnológica Nacional, desde la Secretaría de Cultura y Extensión Universitaria, organizó un encuentro virtual para conmemorar los hechos que tuvieron lugar la noche del 13 de mayo de 1966, cuando fueron asesinados Rosendo García (Secretario General de la Unión Obrera Metalúrgica de Avellaneda) y los militantes Domingo Blajakis y Juan Zalazar producto de un tiroteo en la Confitería La Real de Avellaneda (ubicada en av. Mitre y Sarmiento), y que fueron tomados como eje argumental por Rodolfo Walsh para su libro ¿Quién mató a Rosendo?.

La actividad organizada conjuntamente con la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV), la Junta de Estudios Históricos de Avellaneda, la Junta de Estudios Históricos de Barracas, la Junta de Estudios Históricos de Barracas al Sud y la Asociación de Historia Oral de Avellaneda contó con la participación de Carlos Aznárez (Director del periódico Resumen Latinoamericano, y que fuera compañero de Rodolfo Walsh en el diario Noticias) y Francisco Alonso, sobreviviente del tiroteo.

Como bienvenida, el Vicedecano de la UTN Avellaneda, Ing. Enrique Filgueira, saludó a los presentes y remarcó que es un orgullo presentar estos actos ya que la historia y la cultura son parte de nuestro acervo. La confitería La Real era un símbolo, un lugar de encuentro donde nos juntábamos antes o después de cursar en la sede de la Facultad de av. Mitre 750, agregó, y cerró afirmando que todo lo que tiene que ver con conocer nuestro pasado es importante y es nuestra obligación difundirlo.

Posteriormente, el Ing. Jorge Calzoni, Rector de la UNDAV, agradeció la invitación a la FRA y también recordó sus encuentros en La Real: Para quienes estábamos en la militancia política en aquellos años, ese salón era una referencia para juntarnos. Rodolfo Walsh hizo una fantástica descripción del lugar en su libro. Lo sucedido allí fue un hecho trascedente para la historia de nuestra ciudad y de la Argentina contemporánea, completó.

En tanto, el Prof. Lucas Yáñez, Presidente de la Junta de Estudios Históricos de Barracas, resaltó en representación de las juntas de historia que en el recuerdo que hoy nos convoca está condensado el propósito que tenemos desde nuestras organizaciones: resplandecer las acciones de nuestras compañeras y nuestros compañeros.

A continuación, el historiador Enrique Arrosagaray contextualizó la charla explicando que los dos bandos que se enfrentaron en La Real muestran una antítesis de las luchas políticas de la época: de un lado se encontraban exponentes de la Resistencia Peronista como Raimundo Villaflor, Domingo Blajakis, Francisco Alonso y Juan Zalazar, y del otro, sindicalistas poderosos como Augusto Vandor y Rosendo García, y realizó la presentación de los oradores: Francisco Alonso fue protagonista de esa noche, nadie mejor que él para contar lo sucedido. Carlos Aznárez, a su vez, compartió profesión y espacio de trabajo con Walsh y hoy realiza su labor divulgando la realidad latinoamericana desde el punto de vista de los intereses de los pueblos.

Consultado por Arrosagaray acerca de sus experiencias de militancia, Francisco Alonso relató su participación en la Acción Revolucionaria Peronista (ARP): Era una organización dirigida por John William Cooke y Alicia Eguren; en Avellaneda, con compañeros como Blakajis, Zalazar, Granato y los hermanos Villaflor, entre otros, conformamos el Grupo Avellaneda de la ARP. Tuve el orgullo de haber conocido a Cooke y a un líder como Domingo Blakajis, que nos obligaba a estudiar y aprender, manifestó.

Acerca de los hechos del 13 de mayo de 1966, Alonso recordó que los integrantes del Grupo Avellaneda nos encontramos en La Real para comer una pizza, tomar un vasito de moscato y charlar, pero había miradas de bronca con integrantes de la mesa de Vandor. En un momento, uno de los nuestros fue al baño y un matón de Vandor lo fue a apretar para que nos fuéramos, ahí empezaron las trompadas y luego, desde la mesa de Vandor, los tiros. Las balas impactaron en Zalazar y en Blajakis, los llevamos al Hospital Fiorito pero no sobrevivieron, agregó, y explicó que después de esa noche tuvimos que escondernos por un tiempo en distintos lugares porque Vandor era un personaje poderoso y un traidor.

Dos años más tarde, Rodolfo Walsh se puso en contacto con los sobrevivientes para entrevistarlos y recopilar la historia de La Real. Lo que Walsh relató en su libro es tal cual lo que sucedió esa noche, completó Alonso.

Posteriormente, Carlos Aznárez realizó un recorrido por la situación sociopolítica de los años previos, con la proscripción del peronismo, la resistencia obrera y los movimientos sindicales como protagonistas. Tras años de intervenciones y persecución del movimiento sindical, y con el auge de la Resistencia Peronista, las organizaciones sindicales venían recuperando su espacio en los primeros años de la década del 60, comenzó relatando. A principios de 1963, la CGT organiza un plan de lucha en distintas etapas para responder a los avances de la oligarquía sobre el movimiento popular y a las provocaciones que había sobre los obreros, indicó.

En agosto de 1964 se da un hecho inédito para el sindicalismo argentino: el vandorismo institucionaliza la toma de fábricas, se producen 11000 tomas. La respuesta del gobierno de Arturo Illía, con represión a los dirigentes sindicales, demuestra que el peronismo, aún proscrito, tenía mucha presencia en las calles, narró el periodista, y continuó: La idea del retorno de Perón a la Argentina era cada vez más fuerte, pero Vandor, que impulsaba las luchas, luego las negociaba y traicionaba. Así, organizaciones como la ARP y el Movimiento Revolucionario Peronista (MRP) se muestran como las expresiones más claras del enfrentamiento al vandorismo, a la propuesta de Vandor del peronismo sin Perón.

Es en ese contexto que se da el enfrentamiento de 1966 en la Confitería La Real. A partir de allí comienza otra historia, vendrá el Golpe de Estado de Onganía y Vandor continuará conspirando contra Perón hasta que es asesinado en 1969 por un grupo revolucionario, concluyó Carlos Aznárez.

Como cierre del encuentro, que contó también con la participación del Ing. Oscar Lopetegui (Secretario de Cultura y Extensión Universitaria de la UTN Avellaneda), Enrique Arrosagaray agradeció a los disertantes y remarcó que para nosotros, que vivimos en la zona de Avellaneda, es una obligación recordar este hecho.

La jornada se desarrolló a través de la plataforma Zoom y fue transmitida vía Facebook https://www.facebook.com/CulturaYExtensionUTNFRA/