Judiciales
Polémica: un Juez pidió que un preso sea vacunado contra el coronavirus a pesar de que no tiene factores de riesgo
Miércoles, 28 de abril de 2021
En 2019, fue condenado a ocho años de prisión. Tiene 41 años y un informe médico dice que no presenta comorbilidades relevantes.

Un juez propuso que un preso condenado a ocho años de prisión por un crimen cometido en 2018 y que no integra los grupos de riesgo reciba la vacuna contra el coronavirus.

Santiago Raúl Servidio, de 41 años, pidió acceder al beneficio de prisión domiciliaria alegando motivos de salud. Pese a que la Justicia no constató su situación, el magistrado Carlos Blanco sugirió que reciba una dosis de una vacuna contra el covid-19.

Servidio fue condenado el 5 de diciembre de 2019 a la pena de ocho años de prisión por ser el coautor de un homicidio ocurrido el 30 de diciembre de 2018.

Su abogado defensor, Fabián Stillo, consideró que debería otorgársele el arresto domiciliario ya que "la pandemia causada por el virus covid-19 es un riesgo cierto para su salud".

Mencionó también que tiempo atrás su defendido "tuvo tuberculosis y le dejó manchas en sus pulmones", y relacionó su cuadro con "EPOC".

En julio del año pasado, la Justicia hizo lugar de manera parcial al recurso de apelación interpuesto y solicitó un informe médico para determinar "si las dolencias denunciadas configuran problemas que puedan afectar la salud del interno".

Luego de los informes del Área de Salud de la Unidad N°28, el juez integrante del Tribunal Criminal N° 2 del Departamento Judicial de San Isidro, Esteban Andrejin, resolvió no hacer lugar a la aplicación de una "medida morigeradora".

Adujo que Servidio se encuentra en buen estado de salud general y señaló "de la espirometría una leve obstrucción de las vías aéreas relacionada con su calidad de exfumador".

"De tales informes surge que no padece patología médica alguna que lo incorpore en algún grupo de riesgo ante eventual contagio de covid-19, manifestó el juez Gustavo Adrián Herbel, quien también rechazó la solicitud de Servidio.

Sin embargo, el abogado de Servidio puso en duda la veracidad del informe médico, hizo hincapié en las condiciones de "detención y hacinamiento" del detenido, y en que el fallo no estaba firme por haber sido recurrido ante el Tribunal de Casación Penal por lo que pidió nuevos estudios realizados por otros médicos.

La fiscal interviniente, María del Carmen Gigante, se opuso a la concesión solicitada y manifestó que la medida de coerción vigente se fundamenta "en la existencia de peligros procesales en cabeza del imputado: las características violentas que definieron el suceso en juzgamiento, la calidad del bien jurídico comprometido ("vida") y la magnitud de la pena de 8 años de prisión dictada, aún no firme".

En este marco, la Justicia ratificó que Servidio deberá seguir cumpliendo su condena en prisión. Pero Carlos Blanco, otro de los tres jueces firmantes, sugirió "que se adopten los medios necesarios para que se le aplique al nombrado (Servidio), la vacuna contra el virus covid-19, teniendo en consideración su situación de salud".

La Comisión Provincial por la Memoria (CPM) había pedido la semana pasada al Gobierno de la provincia de Buenos Aires que los reclusos sean incluidos en la campaña de vacunación respetando los mismos criterios que los adoptados para toda la comunidad: personas con factores de riesgo y de edad avanzada.

En 2020, 28 de las 178 muertes registradas en cárceles dependientes del Servicio Penitenciario Bonaerense fueron por coronavirus. Por eso, la CPM, en su carácter de mecanismo local de prevención de la tortura, pidió a los ministerios de Justicia y Derechos Humanos, y de Salud, como también a la Suprema Corte provincial, que se adoptaran "medidas urgentes" para mitigar el impacto de la segunda ola. Entre ellas, la vacunación de las personas detenidas.