Policiales
Gendarme resistió un robo: un ladrón muerto, uno herido y cuatro detenidos
Jueves, 8 de abril de 2021
En el Conurbano un sargento de la Gendarmería Nacional Argentina abatió a balazos a uno de los cinco hampones que pretendieron robarle su camioneta. Otro de los delincuentes resultó herido. Hay 4 detenidos.

En el oeste del conurbano bonaerense, un sargento de la Gendarmería Nacional Argentina (G.N.A.) abatió a balazos a uno de los cinco hampones que pretendieron robarle su camioneta. Otro de los delincuentes resultó herido, mientras que los restantes integrantes de la banda lograron escapar, aparentemente ilesos.

Los voceros de la Justicia revelaron que el fallecido en el ilícito se llamaba Jordan y que estaba vestido con una remera roja, en tanto que el herido resultó ser Lucas Miranda, quien se asegura que vestía una remera gris.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, ambos individuos, que cayeron en el umbral de una farmacia, presentaban heridas de arma de fuego en la región torácica.

Trascendió que el hecho se produjo en la noche de este miércoles en el cruce de la avenida Monseñor Rodolfo Bufano (el Camino de Cintura - la ruta provincial 4) y Comisionado José Indart, a una cuadra de la rotonda de San Justo, cuando los sujetos intentaron despojar al sargento, de 29 años y destinado en el Edificio Centinela del barrio porteño de Retiro, de una camioneta Toyota Hilux bordó.

Con rapidez, el suboficial, que se encontraba vestido de civil y franco de servicio, extrajo una pistola Glock 9 milímetros y se defendió a disparos del asalto.

Miembros de la comisaría de San Justo (1ª Oeste de La Matanza) realizan diferentes procedimientos en la zona, con el objetivo de establecer el paradero de los otros marginales.

Por su parte, los expertos de la Policía Científica llevaron adelante una serie de pericias en el lugar del episodio, oportunidad en la que incautaron una pistola de juguete

Se procura determinar si alguno de los prófugos empuñaba algún arma de fuego verdadera.

Cómplices detenidos

Cuatro individuos fueron detenidos esta madrugada al estar indicados de ser cómplices de los delincuentes que anoche se enfrentaron con un sargento de la Gendarmería que evitó que sustrajeran una camioneta. Uno de los ladrones murió y otro resultó herido. Se comprobó que uno de los apresados es hermano del sujeto que perdió la vida. El caso ocurrió en San Justo, en el oeste del Conurbano.

Los voceros de la Justicia revelaron que los sospechosos, de 27, 20, 19 y 17 años, fueron capturados en las inmediaciones del escenario del suceso y mientras se movilizaban a bordo de un Renault Clio gris, dominio MBV204.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el menor de los ocupantes del coche resultó ser hermano del ladrón que murió en el episodio.

Trascendió que, al revisar el interior del automóvil, los policías secuestraron una pistola Bersa Thunder Pro 9 milímetros, con la numeración limada y provista de un cargador de 15 municiones.

Gracias al análisis de las imágenes que captaron las cámaras de vigilancia del vecindario, se estableció que el Renault Clio actuó de apoyo de los individuos que habían sido baleados por el efectivo de la fuerza de seguridad federal.

Intervino en la causa, que fue caratulada "Tentativa de robo agravado en poblado y en banda y homicidio", el doctor Federico Germán Medone, fiscal en turno de la Unidad Temática de Homicidios de los tribunales de La Matanza.