Por Jaime Veas Oyarzo
Oscar Wilde: excéntrico en su tiempo
Viernes, 23 de octubre de 2020
Manejo extraordinario del humor, donde la ironía, la paradoja o la burla abierta tienen cabida y su conjunción hace que los episodios más dramáticos, como las fechorias del fantasma, nos hacen esbozar una sonrisa

Seudónimo de Oscar Fingall O´Flahertie Wills, nace en el mes de octubre en Dublin, Irlanda, en 1854. Dramaturgo, narrador, poeta y ensayista.

Estudió en el Trinity College de Dublín y posteriormente en el Magdalen College de Oxford, en 1878, lo distinguen con un premio, por su poema "Ravenna", recibió influencias estéticas de escritores como W. Pater y J. Ruskin, que postulaban el arte y la literatura por encima de la moral y la política.

En 1891, da a conocer una colección de poemas, recopilados en un libro titulado " Poemas por O.W" y el relato de "El principe felíz". "El retrato de Dorian Gray", se convirtió rápidamente, en una de sus obras más conocidas. Por su excéntrica personalidad y vida privada - en algunas ocasiones escandalosa - fue criticado en las publicaciones de la época.

En 1895, se vió envuelto en un proceso judicial que escandalizó a la moral de la época:estando casado y padre de dos hijos, se lo acusó de mantener "relaciones ilícitas" con Alfred Douglas, un joven aristócrata...fue condenado a dos años de trabajos forzados. En la cárcel escribió "De profundis", que se ha interpretado como una profunda indagación psicológica y vital sobre su pasado.En 1898 se publica en forma anónima, su poema en prosa "La balada de la cárcel de Reading", escrito a la salida de prisión, que puede interpretarse como una acusación al sistema penitenciario inglés.

La escritura de Wilde, es sencilla y eficaz, una mezcla de espíritu clásico con elementos románticos, a eso se le agrega la musicalidad, el sarcasmo y la ingeniosidad verbal como componentes de su concepción estética, sus críticos decían: merecedor del éxito porque fue uno de los finos escritores de las letras contemporáneas, dotado de talento, gracia, originalidad, agudeza, espiritu crítico y exquisitez estilística.

Entre sus obras teatrales, género en el cual sobresalió, marcó una pauta en los escenarios de la época, "Salomé" (1891, "El abanico de lady Windermere" (1892), "Una mujer sin importancia" (1893) y "La importancia de llamarse Ernesto" (1895) de argumentos y diálogos brillantes. Fallece en París con el nombre falso de Sebastian Melmoth.

El fantasma de Canterville

Característica:

Manejo extraordinario del humor, donde la ironía, la paradoja o la burla abierta tienen cabida y su conjunción hace que los episodios más dramáticos, como las fechorias del fantasma, nos hacen esbozar una sonrisa. El narrador omnisciente de tercera persona del singular, comienza a contar la historia , matizando con descripciones de espacios, tiempo y estados anímicos de los personajes con sentidos monólogos. El agudo pensamiento del autor, se manifiesta a través de frases expresivas, su capacidad crítica se revela en el manejo de la ironía.

Ambiente:

Se desarrolla en ámbitos aristocráticos de Londres de finales del siglo XIX. Los lugares son ordenados, prestigiosos, con historia, sin embargo, se tiñen de exotismo ante la presencia de algún personaje principal. Por ejemplo, el castillo, el jardín y la comarca de Canterville, se llenan de magia o fantasía ante la mera aparición del fantasma, antiguo propietario de esas tierras.

Temas:

El tema que se plantea como central, es el amor... el amor que vence a la muerte y se constituye en el secreto de la vida felíz.

Personajes:

Simón Canterville, el viejo fantasma, la familia Otis, el hijo mayor Washington, la hija Virginia y dos gemelos menores que ella-

La familia Otis está integrada por el matrimonio, pareja adulta, moderna, indiferente del pasado y de la historia del castillo, con una escala de valores y una formación cultural muy distinta; el hijo mayor, joven desprejuiciado y partidario de lo novedoso; Virginia de 15 años, es el único personaje más sensible y tratado por el narrador que establece un lazo de unión entre el fantasma y el resto de los seres; los gemelo, encarnan la burla, la lucha abierta y divertida contra ese ser sobrenatural.

Frases:

* La mejor base para el matrimonio es la mutua incomprensión.

* Las preguntas nunca son indiscretas. Las respuestas a veces sí.

* El que sabe aprende. El que no sabe se dedica a la enseñanza.

* A mí dadme lo superfluo, que lo necesario todo el mundo puede tenerlo.

*Se debería estar siempre enamorado. Por esta razón uno no debería casarse.

* La diferencia entre literatura y periodismo es que el periodismo es ilegible y la literatura no es leida.

* La verdadera vida es tan a menudo la que no vivimos....

* Experiencia es el nombre que todos dan a sus errores.

* Los niños comienzan por amar a sus padres. Cuando crecen, los juzgan. Y algunas veces, hasta los perdonan.

* El pasado podría aniquilarse. Siempre las penas o el olvido pueden hacerlo, pero el porvenir es inevitable.