La vacuna sería rusa y comenzará a aplicarse en noviembre
México comprará a Rusia 35 millones de dosis de su vacuna Sputnik V y ya se habla de un mega acuerdo con Argentina
Miércoles, 9 de septiembre de 2020
Rusia y México firmaron un contrato para el suministro a este país latinoamericano de 32 millones de dosis de la vacuna rusa Sputnik V. En Argentina se compraría un lote similar y comenzaría a vacunarse en noviembre

Rusia y México firmaron un contrato para el suministro a este país latinoamericano de 32 millones de dosis de la vacuna rusa Sputnik V contra COVID-19, anunció el Fondo Ruso de Inversión Directa (RFPI).

"El Fondo Ruso de Inversión Directa y la compañía farmacéutica Landsteiner Scientific anuncian un acuerdo sobre el suministro a México de 32 millones de dosis de la vacuna rusa Sputnik V", dice el comunicado.

Las primeras entregas, según el mensaje, "se esperan en noviembre de 2020 cuando se obtenga la aprobación por parte de las autoridades reguladoras gubernamentales mexicanas".

En el marco del acuerdo Landsteiner Scientific como socio del RFPI se encargará de "la distribución de la vacuna en territorio de México".

Por su parte, el director del RFPI, Kiril Dmítriev, destacó que "los socios mexicanos entienden bien las ventajas de la vacuna rusa Sputnik V sobre otras vacunas candidatas".

Dmítriev informó que "el 66% de los mexicanos expresó confianza en la vacuna rusa, según encuestas realizadas en el país".

"Hemos acordado el suministro de un lote considerable de la vacuna Sputnik V a México, como resultado cerca del 25% de la población mexicana podrá acceder a una vacuna eficaz y segura", enfatizó.

Dmítriev subrayó que los vectores de adenovirus humanos son la opción más segura, ya que "han coexistido con los humanos durante más de 100.000 años".

Más de 75 publicaciones internacionales y 250 estudios clínicos confirmaron la seguridad de Sputnik V. En cuanto a la plataforma de adenovirus humano utilizada en la vacuna rusa, a diferencia de las plataformas de vectores de adenovirus de monos o el ARNm, ha sido objeto de estudios durante décadas.

De acuerdo con los resultados de una encuesta publicada en agosto por el periódico El Financiero, el 66% de los entrevistados expresa mucha o algo de confianza en una vacuna producida en Rusia, "incluido 32% que dijo tener mucha confianza".

"La expectativa de los mexicanos de que pronto podría haber una vacuna contra el coronavirus creció del 27% al 36% entre el 11 de julio y el 15 de agosto", indica el reporte. El pasado 11 de agosto, Rusia registró oficialmente su vacuna contra el COVID-19. Se trata de una autorización especial: la vacuna se puede administrar solo a personas de grupos de riesgo y bajo un control estricto.

Sputnik V, según el nombre comercial de la vacuna, genera inmunidad hasta por dos años. El fármaco ya pasó dos etapas de ensayos.

El ministro de Salud ruso, Mijaíl Murashko, anunció que la vacunación de los voluntarios en el marco de la tercera etapa de pruebas clínicas arranca esta semana.

El 4 de septiembre, la revista científica The Lancet publicó los resultados de las dos primeras etapas de los ensayos clínicos de la vacuna rusa. Demostraron que tiene una eficacia protectora del 100% y que no causa efectos adversos graves.

El 9 de septiembre, comenzó la fase III de los ensayos en Rusia. "Los primeros resultados del ensayo clínico posterior al registro, que ya ha comenzado con la participación de unos 40.000 voluntarios, se publicarán entre octubre y noviembre", afirmaron los creadores de la vacuna.

Negociaciones argentinas 

Ante la suspensión momentánea de las investigaciones con la vacuna de Oxford, que Argentina acordó a través de la empresa Astrazeneca para producción y distribución en América Latina, fuentes del Ministerio de Salud consultadas por LA TERCERA confirmaron que hay en marcha una negociación con el Gobierno de Rusia para la adquisición de millones de dosis de su vacuna Sputnik V, que podrían comenzar a aplicarse en el mes de noviembre en Argentina. Esto cambiaría por completo la situación sanitaria de nuestro país. La compra por parte de México despeja el camino para nuestro país.