Fragmentación peronista
Lanús: a PJ revuelto, ganancia del PRO
Domingo, 30 de agosto de 2020
En medio de la convulsión que sufre el histórico justicialismo de Lanús, se suman voces contra la desbandada que favorece al oficialismo local, pero no se discute la situación de fondo: el proyecto político alternativo, ni la discusión de la forma de conducción.

 Continúa la saga convulsiva en el Partido Justicialista de Lanús con una total fragmentación entre sus principales dirigentes y una conducción poco legitimada a cargo de Darío Díaz Pérez, ex intendente y ex senador a quien nadie le niega la historia pero que todos crítican por conducir un partido que este momento no tiene rumbo. "Somos un festival cultural de hippies y no un PJ que movilice trabajadores, fuerzas productivas, movimientos sociales para un proyecto de distrito alternativo y superador", aseguró a LA TERCERA, un referente que prefirió no publicar su nombre para "no alimentar el puterío que tenemos, ya que esto no se arregla con nombres".

En ese contexto, un Grindetti cada día más consolidado, se permite a través de Diego Kravetz, su todo terreno referente de seguridad, brazo ejecutivo y hombre de confianza, avanzar sobre el peronismo local: ya se comió dos piezas importantes en este ajedrez. Tanto Jorge García, ahora funcionario municipal como el histórico Héctor Montero, tienen pasaporte grindettista. La revuelta sigue y no faltará la oportunidad para seguir avanzando.

Por esto días, lúcido sobre la situación salió a hablar Gabriel Sandoval, secretario General del PJ Lanús, a través de un comunicado donde claramente expone que el PJ fragmentado solo beneficia al oficialismo municipal. El tema es discutir por qué esta revuelto ese PJ.

"Compañeras y compañeros, no nos sumemos a la desesperación de algún oportunista amarillo, hagamos foco en la lastimosa realidad sanitaria de nuestro distrito, y en el mientras, charlemos y reflexionemos juntos sobre el futuro de nuestro partido, seamos generosos con el tiempo que vivimos, aferrémonos a nuestra doctrina, yo estoy a disposición de que en lo inmediato construyamos de un mejor Partido", aseguró Sandoval en la misiva.

Más adelante admite: "Reconocemos la falta de densidad política y de competitividad electoral que viene sufriendo nuestro partido hace años. Pero, sin embargo, ¿Quién puede creer que ese déficit lo vamos a saldar con agentes amarillos que quieren infiltrarnos en nuestras filas? Ningún peronista de bien podría permitir que militantes vinculados al espacio de Mauricio Macri, símbolo del liberalismo y el antiperonismo?"

La falta de densidad política y de competitividad es lo que llevó a dirigentes peronistas expresar que "somos muchos los compañeros que no nos sentimos contenidos, creemos que hay un problema de fondo y es que así como estamos no somos competitivos, encima hay compañeros que decidieron irse y no hacen ni bien ni mal, hacen lo que les sirve a ellos, pero la imagen que damos es la de un barco sin timón, a la deriva y sin capitán".

Por allí andan, los pescaderos aprovechando la desbandada. Y no navegan con barquitos de puerto chico si no con buques factoría. 

Etiquetas