Por Gabriela Siri
Un Mundial que marcaría al futbol Femenino en la Argentina.
Viernes, 21 de agosto de 2020
Desde hace dos años y por una Ley sancionada en la Legislatura porteña, todos los 21 de agosto a partir del 2019, se festeja el día de las futbolistas.

 La fecha fue elegida en homenaje al día en que la selección argentina femenina logró una aplastante goleada por 4-1 ante Inglaterra en el marco del Mundial de México de 1971. Aquel encuentro se disputó en un estadio Azteca colmado por 110 mil espectadores y todos los tantos del conjunto "Albiceleste" fueron marcados por la delantera Elba Selva.

Ese mundial de 1971, es una hazaña para nuestro deporte Argentino. Ase mundial no fue organizado bajo la órbita de la FIFA, por eso no queda registro. Pero las 17 jugadoras que llegaron a campeonato de México, sin médico y sin cuerpo técnico, lograron uno de los mayores hitos del deporte nacional, que hasta hace uso años era invisibilizado, como lo es el futbol femenino.

Este equipo fue formado por: Ofelia Feito, María Ponce, Susana Lopreito, Maria Fiorelli, Marta Soler, Angélica Cardozo, Zunilda Troncoso, María Cáceres, Virginia Andrade, Betty García, Blanca Bruccoli, Elba Selva y Eva Lembessi. Completaban el plantel Marta Andrada, Virginia Cataneo, Zulma Gómez y Teresa Suárez.

Años más tardes, se formarían una organización "Las pioneras del futbol Argentino". La gran mayoría de los clubes de la Argentina en algún momento o en la actualidad tuvo en sus instituciones futbol femenino.

No podía ser de otra manera. En la década del noventa uno de los equipo más grandes del sur. El club Atlético Temperley, tendría en sus instalaciones el equipo femenino de primera.

El "Gasolero" tuvo en su equipo grandes jugadoras como Karina Alvariza, que jugó Panamericano, sudamericano y hasta el Mundial de Estados Unidos. O una nueve como Patrica Sosa, que también llego a vestir la Albiceleste. Natalia Souto, un gran jugadora número ocho que jugó en distintos clubes como River, Boca o Banfield, pero nunca se olvida de que su mejor experiencia en el futbol, fue estar esos cinco años jugando en Temperley.

Con un equipó humilde, de jugadoras que llegaban desde distintos barrios o distintos clubes, el equipo de Temperley llego a estar puntero en algún campeonato de AFA. Por encima de tres de sus cinco grandes del futbol Argentino, como lo son River, Boca o Independiente. Le peleo de igual a igual a cualquier equipo.

Ellas marcaron un gran paso en un deporte que en su momento era bastante denigrado o invisibilizado.

Hace unos años que el futbol femenino, está peleando por un lugar que se merece y del que nunca tendría que haberse ido. Un deporte donde haya igualdad, un futbol para todes. Un futbol disidente. Donde los medios de comunicación, no sigan estereotipando o invisibilicen a las futbolistas. Donde el ser futbolista no sea solo mostrarlas en un Mundial, si no en una cancha sin distinción.

Es que gracias a ese grupo de mujeres, que en año 1971 decidio jugarse con el alma y el corazón, dejando todo en la cancha, sin importar en que puesto terminarían. Por todas las mujeres y disidentes que luchan por tener y poder jugar al futbol, el deporte por excelencia en la cultura y el pueblo Argentino, es que cada 21 de agosto de deberían celebran en todo nuestro país, El día de las futbolistas.

Etiquetas