Región
Nuevo capítulo en la implosión del PJ de Lanús: más dirigentes rompen con Díaz Pérez
Miércoles, 8 de julio de 2020
Luego del ruidoso portazo de Héctor Montero y Jorge García. Otros importantes referentes rompen con Darío Díaz Pérez y buscan una nueva conducción local. Hoy también hay novedades dentro del espacio.

 Por Nicolás Fernández Rivas

En el Partido Justicialista de Lanús se viven tiempos tormentosos y todos los barcos que antes navegaban (al parecer) en una misma dirección comienzan, en medio del vendaval, a separarse y a seguir diferentes rumbos, pero eso sí, alejados de la conducción del histórico Darío Díaz Pérez, presidente del partido y titular del IOSFA (Instituto de Obra Social de las Fuerzas Armadas).

La bomba de la semana pasada fue la del concejal Héctor Montero, quien se abstuvo en la votación a la rendición de cuentas 2019 del intendente Néstor Grindetti, actitud que fue reprochada como una deslealtad al PJ. Lo cierto es que el veterano dirigente hace rato que está detrás de un "nuevo armado dentro del PJ", al igual que Jorge García, ex funcionario y ex concejal dariista.

Pero ese "nuevo armado" no es más que un eufemismo para ubicarse debajo del ala del secretario de Seguridad de Lanús, el todo terreno Diego Kravetz, que siendo funcionario de un gobierno del "Cambiemos que gestiona", no pierde oportunidad de remarcar su ascendencia peronista y no oculta sus intenciones dentro del PJ. Tanto Montero como García, ya tienen su placet con la firma municipal. Un fuerte golpe a la conducción del PJ, porque ambos fueron alfiles históricos de Díaz Pérez.

Concejal Héctor Montero

Otra implosión interna pero sin pasaporte municipal

Pero también hay un sector que quiere re discutir la conducción del PJ pero sin acercarse al esquema oficialista municipal. Ayer se dio a conocer una solicitada firmada por Mariano Germán Amore, Matías Dimicroff, José Luis Corrochano, Mariano Maggio y Hugo "Pino" Leiva.

Allí en un doble tiro por elevación tanto al sector que se fue con el oficialismo municipal pero más que nada hacia la conducción de Díaz Pérez, llamaron a un "debate interno en forma horizontal reconociendo la trayectoria y el empuje que cada uno puede aportar para desarrollar estrategias para sostener un peronismo Unido y competitivo".

En esa línea, hoy se conoció la noticia de que Daniel Lancellotti, su histórico jefe de Prensa durante sus campañas de diputado, intendente y senador y durante 8 años Director General de Prensa del Municipio de Lanús también renunció al espacio del ex intendente Díaz Pérez. "En búsqueda de una dinámica y una mística que el partido dejó de lado", aseguró a LA TERCERA y aclaró "no me voy del PJ, ni me voy a la gestión municipal, solo quiero que se discuta en una mesa una nueva impronta para el partido".

Daniel Lancelloti, histórico comunicador social de Darío Díaz Pérez. 

En esta línea se maneja también el secretario de Juventud, Mariano Maggio, quien también rompe filas con el espacio de Díaz Pérez e ingresa en la mesa de discusión de un nuevo perfil para el justicialismo local.

Los dirigentes Agustín Balladares y Gabriel Sandoval, ambos con peso propio también se anotan entre los que quieren sentarse en esa mesa. 

Una interna que da que pensar: ¿Puede ser viral?

Si hay un distrito históricamente peronista fue y es Lanús, desde los talleres de Valentín Alsina partieron columnas en aquel 17 de octubre de 1945, así que ADN peronista no le falta. 

Es cierto, que Cambiemos ganó dos veces las elecciones municipales y Néstor Grindetti gobernará hasta el 2023 y lo hace con una muy buena imagen. 

También es cierto que tanto en las elecciones de 2015 y 2019, la interna peronista fue feroz y le quitó toda competitividad. Pero la situación política del PJ también proyecta preguntas que van más allá del ámbito local: ¿Cómo es posible que teniendo una Presidencia de la Nación y un Gobierno Provincial peronista muchos dirigentes elijan irse a la gestión oficialista de Lanús que es de un signo político contrario?

La otra pregunta es, por las mismas razones ¿Cómo puede ser posible que implosione el peronismo en Lanús? Esto habla de un déficit de conducción local pero también de una falta de contención a nivel nacional y provincial hacia muchos dirigentes a nivel municipal que hoy están a la deriva. Un fenómeno que no se circunscribe únicamente a Lanús, pudiéndose detectar heridos, enojados y/o "poco escuchados" en muchos distritos del Gran Buenos Aires. 

No hay peronismo sin territorio, lo sabe hasta el más neófito en la clase de "Peronismo Práctico y Simple I" y como una pandemia los resquebrajamientos de todo proyecto político siempre comienzan por los ámbitos locales del Conurbano, luego pasan a las Provincias del interior y por último terminan golpeando al peronista que Gobierna a nivel nacional. Por ahora solo hay casos aislados pero variados en muchos distritos. Sería momento de contener, antes de que pasen a ser brotes y luego la situación se haga exponencial. Y cuando eso pasa, el destino es peligroso: ya no queda a quien conducir. 

Etiquetas