Almirante Brown
Por múltiples robos: reclaman seguridad en el campo de deportes del Club Defensores de Glew
Domingo, 5 de julio de 2020
Días muy tristes se viven por en el Club Atlético Defensores de Glew una de las instituciones señeras de la localidad y un importante espacio para la comunidad del sur de Almirante Brown.

Días muy tristes se viven en el Club Atlético Defensores de Glew una de las instituciones señeras de la localidad y un importante espacio para la comunidad del sur de Almirante Brown.

Es que, en los últimos días, en la centenaria institución, (cumplió sus primeros 100 años el 24 de mayo pasado9) perdieron casi todo tras varios robos cometidos en el campo de deportes ubicado en Parque Roma, más exactamente en Patagones 3600 entre Fausto y Beiró.

"En general, tenemos cinco o seis robos por años en el campo del club, pero en las últimas 48 horas, ingresaron dos veces, luego de la primera tapiamos y reforzamos todo y al otro día volvieron a ingresar", aseguró Matías Soto, referente de Rugby en el Club y agregó "Perdimos herramientas de trabajo, sillas, freezer, pelotas de fúbol, de rugby, equipos de hockey además de roturas en ventanas, jaulas, candados ventanas, un montón de material".


La entidad, que cuenta con alrededor de 1000 socios, desarrolla actividades de alto nivel, en las ligas más importante como en rugby (a través de URBA), fútbol (en AFA Federal) y hockey (a nivel regional). Además en la sede del Club, ubicada en Sarmiento 45 de Glew Centro, también se llevan a cabo natación, básquet, hándbol, Futsal, taekwondo, karate entre muchas otras actividades.

"Reclamos a las autoridades una mayor seguridad en el campo de deportes, porque cada cosa que dejamos allí las perdemos, cosas que logramos con mucho esfuerzo, en estos robos perdimos casi todo lo que teníamos allí y volver a empezar es muy difícil, todo lo hemos construido a pulmón a través de muchas años de trabajo y los perdimos en un rato", finalizó Soto.


Los clubes son el alma de los barrios y cada golpe que reciben, es una luz que se va apagando, una luz que ayuda a que los chicos crezcan sanos y con buenos valores, donde las familias se reúnen y participan alrededor de actividades nobles. Esperamos que haya una respuesta de las autoridades locales y policiales para proteger estos verdaderos tesoros sociales.

Etiquetas