Región
"Rambo" Berni, re picante: "¿Pretendían que les lleve medialunas para debatir cómo arreglábamos un retén?
Jueves, 2 de julio de 2020
El enfrentamiento, que no para, se reactivó el miércoles por la mañana: Sergio Berni se presentó en Puente La Noria para alivianar las demoras en los controles de acceso a la Capital Federal y recibió duras críticas desde la cartera que encabeza Sabina Frederic.

 Los enfrentamientos y choque de palabras entre los referentes de los ministerios de Seguridad de Nación y los de la provincia de Buenos Aires se volvieron algo habitual que se transformó en un verdadero dolor de cabeza para el gobierno de Alberto Fernández.

El enfrentamiento, que no para, se reactivó el miércoles por la mañana: Sergio Berni se presentó en Puente La Noria para alivianar las demoras en los controles de acceso a la Capital Federal y recibió duras críticas desde la cartera que encabeza Sabina Frederic por haber irrumpido en el lugar sin aviso y a los gritos.

Claro, el funcionario bonaerense respondió con el estilo que lo caracteriza: "¿Pretendían que les lleve medialunas al Ministerio de Seguridad para debatir cómo arreglábamos un retén?", sostuvo irónicamente.

"Había una embarazada en trabajo de parto que llevaba esperando 15 minutos en una ambulancia. Ocurre que están los que creen que hay que torturar a la gente para que no salga a la calle, pero yo creo que tenemos que hacerle las cosas más fáciles", dijo en declaraciones radiales.

En un tono que mostraba su enojo, Berni insistió: "Cuando uno ve semejante lío, lo que tiene que hacer es tratar de arreglarlo, a menos que esperen que me lleve las medialunas al Ministerio y me siente a hablar con ellos cuatro horas sobre cómo se arregla algo que se soluciona en dos minutos en el lugar".

Sin hacer mención a Sabina Frederic, el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires buscó en todo momento diferenciar su actitud proactiva de una supuesta pasividad de quienes comandan el ente a nivel nacional: "Uno de los responsables del operativo estaba dormido en un móvil, lo desperté y le dije, ‘mire el quilombo que se está armando'".

"Hubieran puesto un jefe político que solucionara el tema... Había uno con gorra y barbijo que le daba vergüenza estar en el puente, tenía menos autoridad que el cabo Caverna que hacía los controles", sostuvo

Luego, el ministro provincial le puso nombre y apellido a su blanco: "Conozco perfectamente la tarea del mando del personal policial, se lo enseñé cuatro años a Eduardo Villalba (secretario de Seguridad), me llama la atención que no lo haya aprendido". El destinatario de esta crítica había manifestado que Berni se excedió de una manera irresponsable: "Si tenía buenas intenciones, me hubiese llamado en vez de aparecer frente a las cámaras de televisión".

Bernidesestimó además las críticas de quienes creen que estos gestos son en realidad parte del inicio de su campaña con miras a competir en las elecciones en 2023: "Yo estoy donde están los problemas, no estoy encerrado en el ministerio. Hace 30 años que trabajo en el Estado y ando en la calle, entonces podrían decir que llevo 30 años en campaña".

Por último volvió a destacar las diferencias entre su modo de intervenir directamente en los conflictos, contra los que se quedan en la teoría y no la aplican en persona: "El que quiere construir éxito tiene que exponerse; el que no quiere problemas, que no haga nada".

"Uno tiene que entender lo que está pasando y para eso hay que estar en el lugar. Eso me lo enseñó Alicia Kirchner hace años, cuando me hizo ver que la única manera de sensibilizarse es compartir los zapatos del otro; si no, nunca lo va a entender", concluyó.

"Es algo que nos pasa todos los días a aquellos que estamos en la calle resolviendo problemas. Es una anécdota más y lo más normal del mundo. No se puede hacer semejante escándalo de algo de todos los días. En ese fragor del trabajo se discute", consideró Berni, en medio del revuelo.

En diálogo con Animales Sueltos, se mostró seguro y conforme: "Volvería a hacerlo, por su puesto, no es la primera vez". Y sumó: "Estamos en la calle y hay que resolver problemas. La política es para eso, hay que tener sensibilidad y ponerse en los zapatos de la gente".

"No fue ni pasión ni calentura ni nada. Hay gente que tiene el arte de complicar lo que es simple y estamos aquellos que trabajamos para hacer sencillo lo complicado", remató.

"Yo no hiero la sensibilidad de nadie", lanzó Berni y aclaró que "no hay invasión de jurisdicción, hay necesidad de resolver los problemas a la gente".

Luego de la repercusión que generó el caso, aseguró que nunca se le pasó por la cabeza renunciar: "Tengo un compromiso que asumí (con Axel Kicillof) y es inclaudicable hasta que el Gobernador decida lo contrario. Nosotros somos apasionados. No nos peleamos con nadie, peleamos por defender los intereses de los bonaerenses".

Además, contó que habló con Kicillof: "Le expliqué lo que hice, él después determinará si estuvo bien o mal".

Al ser consultado sobre quién lo respalda dentro del Gobierno, devolvió: "Treinta años de experiencia trabajando en la gestión pública. Puedo hacerlo bien o mal pero sería una mirada totalmente no contemplativa pensar que hay intereses políticos de terceras personas jugando en la actitud de que pase o no una ambulancia". Y sentenció que "no hay ni que aclararlo" cuando el conductor Luis Novaresio le preguntó si su conducción es Cristina Kirchner . 

Etiquetas