Cuarentena ultra rígida en el Gran Buenos Aires
Conurbano: el que trabaja en Capital no podrá usar transporte público para viajar
Jueves, 21 de mayo de 2020
Se aplicará para trabajadores que fueron exceptuados en Capital Federal. El transporte es el principal vector de la enfermedad. Habrá un fuerte control de las tarjetas SUBE. En Provincia se estudia tirar para atrás varias actividades exceptuadas. Es por el alarmante aumento de casos.

 Los casos vienen creciendo de forma alarmante: en medios de 10 días se paso de un promedio de 150 a los 648 casos de hoy, lo que significa el avance progresivo de la enfermedad, una enfermedad insidiosa y con una letalidad cruel.

Es por eso que luego de la reunión de coordinación entre los equipos técnicos del Gobierno Nacional, Provincial y de la Ciudad de Buenos Aires, se definieron los anuncios que se realizarán entre viernes y sábado. Allí Alberto Fernández explicará tres ejes: estricta limitación para el uso del transporte público en el Área Metropolitana el cual quedará restringido solo para trabajadores esenciales, control epidemiológico de los barrios populares y la no habilitación de ninguna otra actividad.

Incluso en Provincia de Buenos Aires, lo que analiza Kicillof es mucho más duro: se estudia dar marcha atrás en la habilitación de rubros como la construcción privada o el personal doméstico.

Pero lo más rígido será el uso del transporte público: colectivos y trenes, quedarán reservados para trabajadores esenciales, como médicos o integrantes de las fuerzas de seguridad. Los trabajadores exceptuados por disposiciones de la ciudad de Buenos Aires tendrá severas restricciones. El que vive en el Conurbano y su trabajo fue exceptuado por la ciudad de Buenos Aires, no podrá viajar en el transporte público, deberá hacerlo en un vehículo particular o la empresa para la que trabaja deberá proveerle transporte.

Para eso habrá un trabajo muy fino con mucho ajuste sobre las tarjetas SUBE, no estarán habilitadas para viajar en tren o subte. Solo se podrá usar por urgencias justificadas: como compra de medicamentos, turnos médicos.

También se revisarán los permisos de circulación. Ya que más de la mitad de los permisos del país (Unos 5 millones) corresponden a Capital y Provincia. Para viajar en tren se deberá pedir permiso con anticipación.

Provincia de Buenos Aires adelantó que se realizarán controles policiales, municipales y federales mucho más estrictos para desalentar la circulación. Incluso en barriadas populares habrá controles de accesos, entradas, salidas y tomas de temperatura. 



Etiquetas