Lomas de Zamora
Autismo: Avanzar hacia más inclusión
Jueves, 2 de abril de 2020
En la semana de la Concientización sobre el Autismo, dos profesionales del Servicio de Atención y Orientación Psicopedagógica de la Facultad de Ciencias Sociales de la UNLZ, cuentan cómo se trabaja con los niños dentro del espectro y señalan algunos de los signos de alarma.

Cada 2 de abril se celebra en todo el mundo el Día de la Concientización sobre el Trastorno del Espectro Autista (TEA), una fecha que busca visibilizar las problemáticas en torno a esta condición que se presenta como una alteración del comportamiento social, la comunicación y el lenguaje, y por un repertorio de intereses y actividades restringido, estereotipado y repetitivo.

El Servicio de Atención y Orientación Psicopedagógico (SAOP) de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora atiende a niños, niñas y adolescentes con dificultades de aprendizaje, algunos de ellos son personas con autismo.

También reciben a padres y madres que tienen la inquietud de saber si su hijo o hija tiene TEA. "El niño que presenta rasgos que lo encuadran dentro de las características del trastorno se presenta haciendo caso omiso a responder a lo social, a la mirada del otro y a la comunicación", explica Claudia Sirri, psicopedagoga de la UNLZ y especialista en Austismo que trabaja en el SAOP, y agrega: "De allí la dificultad en comprender a ese niño que nos interpela desde un lugar único, no comparable con las demás interpelaciones".


Por otro lado, Rocío San Agustín, también miembro del espacio, remarca: "Varias veces ha pasado que llegan al servicio, niños con diagnóstico de TEA y luego de distintos encuentros y a partir del trabajo en equipo con guía de la supervisora, se han derribado dichos diagnósticos".


¿Cómo se trabaja desde el SAOP cuando aparecen casos sin diagnóstico?

Rocío San Agustín: En caso de que haya dudas sobre un posible diagnóstico, se puede derivar al área de Psicología, Fonoaudiología, Terapia ocupacional o Neurología según las preguntas que surjan o conceptos a despejar. También se orienta a las familias para que obtengan el certificado de discapacidad el cual otorga muchos beneficios necesarios , especialmente para las terapias correspondientes, el acompañamiento y la inclusión escolar.

Claudia Sirri: Si se presenta un niño que presenta rasgos pero sin diagnóstico, se intentará dar cuenta de su circunstancia sin olvidar que está inmerso en una familia que tiene mucho que decir respecto de él. La multidimensionalidad de la conflictiva del niño siempre suele comprometer la intervención de otros profesionales, con lo cual la derivación a otro profesional que colabore en el diagnóstico es habitual y necesaria.


¿Cuáles son las señales de alarma que aparecen a temprana edad?

R. SA.: Las señales de alarma que se tienen en cuenta, pueden ser: falta de contacto visual, ausencia o precariedad de gestos sociales, como sonreír, señalar, saludar; dificultades en la comunicación y el lenguaje, específicamente en la intención comunicativa; juego que tiende a ser solitario; elecciones poco flexibles como que siempre juegue con lomismo, que mueva u ordene los objetos siempre de una misma manera; movimientos estereotipados como por ejemplo, el aleteo, necesidad de deambular por el espacio, y momentos frecuentes de berrinches, entre otras.

C. S.: Las señales de alarma suelen aparecer tempranamente en ocasiones y en otros casos los niños suelen responder evolutivamente acorde hasta una edad aproximada de 18 o 24 meses y luego parece perder sus adquisiciones y sufrir lo que se interpretar como un "retroceso" abrupto. En este último caso, deja de decir las pocas palabras que había adquirido, no responde a la comunicación o convocatoria del otro. Seguramente el pequeño nunca pudo hasta ese momento concentrar su mirada ni demandar adecuadamente, pero puede ser que eso haya pasado desapercibido, porque está en proceso de adquisiciones y quiénes lo rodean suelen dar por habitual su desempeño.


¿Creen que se avanzó en la visibilización de las problemáticas que rodean al autismo?

R. SA.: Se avanzó, pero todavía queda mucho más por recorrer, especialmente para fortalecer y profundizar lo que está dado y para expandir hacia aquellas áreas en las que aún no hay tantos avances como lo son la vida adolescente, adulta, en cuanto a la inclusión laboral, la sexualidad, entre otros aspectos. En referencia al ámbito escolar, aún queda mucho por crecer, concientizar, informar, aprender y construir. Se está en camino.

C. S.: Actualmente la visibilidad es mayor, en parte por la lucha de los padres que se han reunido e instado a la sociedad y a los profesionales a dar respuestas acordes a sus demandas. Creo particularmente que la inclusión está en camino, falta mucho aún para comprender y trabajar al respecto, hay que seguir concientizando y sobre todo que se deje de pedir siempre el esfuerzo al niño sino que como sociedad trabajemos para poder estar preparados para su interpelación. Apuesto a un mundo donde la diferencia no se interprete como deficiencia. Ojalá lo logremos.


Sobre el servicio de atención

El SAOP es un Servicio de atención y orientación psicopedagógica público y gratuito, creado hace más de veinte años, y dependiente de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora. En el mismo se atiende a más de un centenar de niños, niñas y adolescentes que presentan dificultades de aprendizaje.

Etiquetas