Deportes
Un Gasolero de pretemporada en Tandil con amistoso incluido
Sábado, 18 de enero de 2020
El equipo profesional de Temperley volvió al trabajo en el 2020 y realizó su pretemporada en las sierras Tandilenses con vistas a la segunda parte del torneo de Primera Nacional.

 El equipo profesional de Temperley volvió al trabajo en el 2020 y realizó su pretemporada en las sierras Tandilenses con vistas a la segunda parte del torneo de Primera Nacional. Como fin de la preparación, disputó un amistoso con el equipo local Santamarina. Ya de vuelta en Turdera, comienza una serie de amistosos para hacer sintonía fina antes del comienzo de la competencia oficial.

Luego de unas merecidas vacaciones, el día 3 de enero de 2020 el Gasolero volvió al trabajo en el Beranger con dos bajas muy importantes, el arquero titular y figura del equipo, Matías Castro y el delantero Mauro Guevgeozian, de flojo desempeño en esta vuelta al equipo del sur, no se presentaron al primer entrenamiento y acordaron su desvinculación con destinos fuera de la Argentina.

La prioridad del técnico era poder mantener al plantel que había finalizado el certamen a tres puntos de los punteros, pero la salida de los uruguayos descolocó al entrenador que está a la espera de sus reemplazos y algún jugador más para reforzar la línea defensiva.


Sin incorporaciones a la vista, el plantel al mando de Walter Perazzo se trasladó a la ciudad serrana de Tandil para dar paso a una intensa preparación física que incluyó doble turno de entrenamiento en el predio del Banco Provincia de esa ciudad.

La jornada comenzaba muy temprano por la mañana en el predio asignado, almuerzo y siesta reparadora en el hotel Libertador, para luego seguir en doble turno por la tarde nuevamente en el predio de los bancarios bonaerenses.

En cuanto al trabajo realizado en la pretemporada, se lo vio a Perazzo muy conforme con el nivel de exigencia alcanzado y habiendo finalizado la preparación sin ningún jugador lesionado, algo no muy común en este tipo de exigencias.


El último día de estadía en la ciudad serrana y para finalizar con los trabajos de preparación, se disputó un amistoso con el equipo local Santamarina, disponiendo dos encuentros de dos tiempos de 30 minutos cada uno. En el primer encuentro, el entrenador paró en la cancha a los once titulares que venían jugando en el torneo oficial, con el único cambio del guardián del arco, Federico Crivelli por Matías Castro (por las razones ya expuestas). El resultado final del encuentro terminó sin goles y con acciones repartidas para ambos equipos que sintieron la exigencia física de la preparación y que solo sirvió para comenzar con la competencia futbolística que haga sintonía fina con el juego pretendido por el DT.El segundo encuentro fue protagonizado por los suplentes con resultado adverso por 1 a 0.

Ya de regreso en Turdera, se viene una serie de amistosos y la esperanza de contratar un arquero, un delantero y un tercer refuerzo que permita encarar la segunda parte del torneo con un plantel que esté a la altura de lograr el objetivo tan esperado del ascenso a primera.

Textos: Carlos Bucci "El Cronista Gasolero" de @locosxtemperley

Fotos: @locosxtemperley