Una situación crítica para desactivar
Más de 10 mil presos se encuentran en huelga de hambre en Provincia
Jueves, 12 de diciembre de 2019
La protesta comenzó hace una semana. Casi el 20% de los reos bonaerenses mantienen una huelga de hambre en reclamo de mejoras en las condiciones de alojamiento y reformas judiciales

Casi 10 mil presos del sistema penitenciario provincial mantienen una huelga de hambre en reclamo de mejoras en las condiciones de alojamiento y reformas judiciales para favorecer su situación procesal.

La protesta comenzó hace una semana y, aunque no es generalizada, se mantiene firme, en especial en algunas unidades grandes del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

Según los últimos informes del organismo que administra 57 presidios donde se alojan 46 mil personas, la medida es total en las cárceles de Dolores y Campana. Tiene apoyo generalizado en Batán y Sierra Chica. Y menor presencia en otras 16 penitenciarías, donde algunos pabellones adhieren y otros están sin protestas. 

Por el momento se trata de una protesta pacífica. Los detenidos presentaron petitorios, se sometieron la las consultas médicas como establece el protocolo y permiten las evaluaciones periódicas para determinar el estado sanitario de la población involucrada.

Hace tres semanas hubo inconvenientes con la provisión de alimentos debido al fallo de los proveedores debido al aumento de precios. 

Los reclusos elevaron a los jefes penitenciarios varios petitorios relacionados con morigeraciones de pena y que se aceleren los juicios para evitar la estancia carcelaria sin sentencia.  Es que por defectos judiciales un 49% de los internos están con prisión preventiva, una situación que se extiende en el tiempo. Las cárceles bonaerenses tienen una superpoblación de 20 mil personas y carencias de todo tipo, la falta de alimentos termina detonando otras demandas, situación que se vuelve peor durante la época de fiestas.

La mirada es similar a la de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), que se encarga de recorrer con frecuencia las cárceles de la provincia para informar sobre irregularidades o arbitrariedades. Fue este organismo quien denunció que los presos en la Provincia "padecen hambre", y que se constató en los últimos meses "el agravamiento de la falta o carencia completa de alimentos". 

Los colaboradores de Axel Kicillof aseguran que hay una deuda de 400 millones de pesos con los proveedores de alimentos del Servicio Penitenciario Provincial. 

Etiquetas