Situación social
La mitad de los argentinos vive en hogares a los que le falta al menos un servicio básico
Jueves, 7 de noviembre de 2019
Según la encuesta de condiciones de vida de los hogares, realizada en 31 principales conglomerados urbanos del país, más de 10 millones de argentinos (35,4 %).

 El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) reportó que el 6,8% de los 9.429.189 hogares encuestados está construido con materiales de calidad insuficiente y en ellos habita 8,9% de las 28.294.905 personas que conforman los 31 conglomerados urbanos incluidos en el informe de los resultados del primer semestre de 2019 sobre condiciones de vida. El 50,2 % de los argentinos carece en su casa de algún servicio básico como el agua corriente, gas de red o acceso a cloacas.

Según la encuesta de condiciones de vida de los hogares, realizada en 31 principales conglomerados urbanos del país, más de 10 millones de argentinos (35,4 %) no tienen acceso a la red de gas, casi 9,5 millones (33,3 %) carecen de acceso a la infraestructura de alcantarillado y 2,8 millones (11,4 %) no tienen agua corriente.

Además, de acuerdo a la encuesta, el 15,3 % (4,6 millones) de los argentinos no tiene un sistema de saneamiento adecuado en su hogar y, de hecho, el 7,5 %, unos dos millones, no tiene un baño con descarga de agua.

"Al primer semestre de 2019, 80,7% de los hogares y 76,6% de las personas habitan en viviendas cuyos materiales poseen calidad suficiente" mientras que 6,8% de los hogares posee materiales de "una calidad insuficiente", reportó hoy el organismo.

De acuerdo a este relevamiento, 12,6% de los hogares relevados fueron construidos con materiales que "poseen una calidad parcialmente insuficiente".

En el caso de las personas, 8,9% habita en viviendas más precarias y 14,5% en los hogares construidos con materiales de calidad "parcialmente insuficiente".

El Indec precisó que 2,4% de los hogares registran "hacinamiento crítico" con más de tres personas por cuarto", situación que involucra 227.000 viviendas y 1.315.000 personas que representan 4,7% del universo de las casi 28,3 millones de individuos que habitan estos 31 conglomerados urbanos.

En el desglose de hogares según condición de hacinamiento el Indec considera 9.416.000 viviendas de las cuales se registraron 9.189.000 hogares (97,6%) "sin hacinamiento crítico".

Del total de hogares encuestados, se determinó que 1.213.000 (12,9%) poseen un saneamiento "inadecuado" mientras que 8.205.000 hogares (78,1%) muestran un "saneamiento adecuado".

Para el Indec, dentro de estos 31 conglomerados urbanos, 4.336.000 personas (15,3%) cuentan con "saneamiento inadecuado" mientras para 23.948.000 personas (84,7%) las condiciones de sanidad son "adecuadas".

Este análisis muestra en estos 31 conglomerados urbanos, 9.184.000 hogares (97,4%) que poseen "disponibilidad de agua en la vivienda".

Entre éstos, unos 8.329.000 hogares (88,3%) acceden a la red pública de agua corriente mientras 839.000 hogares (8,9%) tienen agua dentro de la vivienda provista desde una "perforación con bomba a motor".

Al evaluar las condiciones de vida según tenencia de bajo con descarga de agua, el Indec encuestó a 9.418.000 hogares en los cuales detectó que 551.000 (5,9%) no cuentan con esta comodidad mientras sí la poseen 8.867.000 hogares (94,1%).

Según este informe, 90% de los hogares y 88,6% de las personas tienen "acceso a redes públicas de agua corriente, gas y cloacas" mientras 10,0% de los hogares y 11,4% de las personas no lo tienen.

Según el régimen de tenencia de la vivienda que habitan, el Indec precisó que 18,4% de los ocupantes son inquilinos, 64,2% son propietarios de la vivienda y del terreno y 6,4% son propietarios de la vivienda pero no del terreno.

La situación de los niños

El Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) publicó su informe "Derecho a un hábitat digno en la infancia". La investigación suma datos tomados en el tercer trimestre de 2017 y de 2018 en los aglomerados urbanos con más de 80 mil habitantes del país.

Dicho estudio arrojó que uno de cada dos niños vive en un medio ambiente contaminado donde sucede al menos una de estas situaciones: proximidad a fábricas contaminantes, basurales, quemas de basura o plagas.

El 50,5% de los niños y adolescentes de los principales aglomerados urbanos del país tiene al menos un servicio público deficitario, situación que entre familias de trabajadores marginales tiene 9,4 veces más chances de suceder que en los sectores medios-profesionales.

En cuanto a la infraestructura barrial, el déficit de al menos un servicio público (desagüe, vereda, pavimento, recolección de basura o alumbrado) es también muy elevado en el gran Tucumán (78%) y en el Conurbano bonaerense (57,2%), mientras que en la Ciudad de Buenos Aires baja a 12,5%.

Casi 8 de cada 10 niños viven en hogares cuyos adultos percibe como inseguro su barrio, calle o ciudad y un 30% tiene esa percepción sobre su propia casa. "Esta dimensión atraviesa todos los estratos sociales, mientras que a nivel de regiones el 57,3% de los encuestados del Gran Buenos Aires Oeste sostiene que hay déficit de vigilancia policial, variable que fue respondida de igual modo por 79,9% en Gran Tucumán", describió Ianina Tuñón, coordinadora del estudio.

Etiquetas