Centrales obreras llaman a un paro nacional en un clima de caos
Chile: el presidente Piñera pidió perdón y lanzó medidas para contener la bronca
Miércoles, 23 de octubre de 2019
El presidente Sebastián Piñera presentó, desde el Palacio de La Moneda, un conjunto de propuestas para una "agenda social de unidad nacional". La reacción llega despúes de 17 muertos. La conflictividad continúa. Al final no era injerencia extranjeras sino un problema social interno.

 El presidente chileno Sebastián Piñera le pidió "perdón" este martes a los chilenos: "Los distintos gobiernos no fuimos capaces de reconocer esta situación de inequidad y abuso. Le pido perdón a mis compatriotas" por no haber podido "reconocer" la magnitud de la crisis en su país y dio a conocer una batería de medidas en beneficio de los sectores más vulnerables.

"No fuimos capaces de reconocer esta situación en toda su magnitud que ha expresado la manifestación auténtica de los chilenos y le pido perdón a todos mis compatriotas", sostuvo Piñera.

Después del quinto día consecutivo de protestas y conflictos en Santiago y otras ciudades, Piñera anunció aumentos de 20% "en las pensiones básicas solidarias" y "en el aporte previsional solidario".

También "aumentos adicionales a las pensiones básicas y aportes previsionales en 2021 y 2022", además de un "ingreso mínimo garantizado de 350.000 pesos mensuales para todos los trabajadores con jornada completa".

La crisis desatada en Chile después de que se conociera el aumento en el boleto de Metro obligó a Piñera a dar marcha atrás con la medida, pero las protestas escalaron y el presidente, después de cinco días de reclamos, dio a conocer las nuevas medidas.

También anunció un aumento en los impuestos a personas que ganan más de 8 millones de pesos mensuales, con lo que el gobierno de Piñera pretende recaudar unos 160 millones de dólares.

Además, indicó que van a crear una Defensoría de la Víctima "para garantizar los accesos a las personas que han sido víctimas de la delincuencia".

En otro tramo de su discurso, el mandatario chileno prometió una reducción en el número de parlamentarios y en las dietas de los funcionarios; así como bajar las contribuciones que pagan los jubilados "más vulnerables".

En estos días de violentas protestas ya murieron 17 personas y hay más de 2.600 detenidos.

Paro general

Los principales sindicatos y movimientos sociales convocaron para el miércoles y jueves una huelga general que amenaza con avivar las masivas protestas que hace seis días golpean a Chile, pese a que el presidente Sebastián Piñera pidió perdón y anunció medidas para frenar la convulsión social.

"¡LA HUELGA VA! Lo decimos fuerte y claro: ¡Basta de alzas y abusos!", indicó un mensaje colgado la noche del martes en la cuenta de Twitter de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), el sindicato más poderoso de Chile.

El paro fue convocado por una veintena de organizaciones de trabajadores y estudiantes que repudiaron la decisión de Piñera de poner al país en estado de emergencia y toque de queda, y recurrir a las fuerzas armadas para controlar las manifestaciones, incendios y saqueos registrados en Santiago y decenas de ciudades que han dejado 15 muertos -entre ellos un peruano y un ecuatoriano- en la peor ola de violencia en Chile en tres décadas.

"Demandamos al gobierno restituir la institucionalidad democrática, que en primer lugar significa deponer el estado de emergencia y devolver los militares a sus cuarteles", indicó un comunicado de los movimientos, difundido el martes.

En Santiago los sindicalistas marcharán desde la céntrica plaza Italia, donde centenares de miles de chilenos han protestado desde el viernes cuando estalló la crisis. Los trabajadores del sector salud anunciaron que se unirán a la protesta y los operarios portuarios paralizarán las localidades costeras del país. Los poderosos sindicatos de las mineras de cobre -del cual Chile es el mayor productor mundial- analizaban su adhesión a la huelga.

Etiquetas