Por Horacio Incaurgarat
Ballet Brandsen, fiel a su esencia y más vigente que nunca
Viernes, 18 de octubre de 2019
Son emblema dinámico de la Danza Popular Argentina y fieles a un estilo, siguen rescatando entrañables personajes y costumbres de la cultura nacional, esta vez presentando su obra "Curuzú Gil", una historia sobre el Gauchito Gil, en una pieza maestra con la que el Ballet Brandsen conquista, una vez más, al público de acá y del exterior.

Por Horacio Incaurgarat *

Nacido de la imaginación de los coreógrafos, directores y primeros bailarines del Ballet Brandsen, Mabel Pimentel y Oscar Murillo, "Curuzú Gil" ha venido recorriendo con extraordinario éxito distintos puntos del país y del exterior. En las últimas semanas, estuvieron en Paraguay, en el mítico Festival Ypacaraí y también en distintos lugares de la Provincia de Buenos Aires, donde la danza popular y el nombre del Brandsen son sinónimos de excelencia. Con el impulso que les otorgó la presencia en las redes sociales, siguen cosechando aplausos por una propuesta que se renueva, emociona y moviliza.

Dialogamos con Mabel Pimentel, en el Estudio de Danzas que tienen montado desde hace varias décadas en el Club Unión Vecinal de Luis Guillón, que los aloja y aprecia como extraordinarios embajadores de una manifestación artística con singular.

- Cuéntenos acerca de la actualidad del Ballet Brandsen.

- Con los ballet hay una triste realidad que refleja la Danza Popular Argentina, un poco culpables son los mismos bailarines o directores de grupos que aceptan, lo que Murillo y yo nunca aceptamos, que es actuar gratuitamente, cuando a otros artistas les pagan cifras desmedidas. El año pasado todo lo que hicimos trabajando, fue fruto del esfuerzo, pero no tuvo la repercusión esperada; este año, por una cuestión generacional, la propuesta vino de un grupo de chicos, que están estudiando o ya recibidos en varias disciplinas y hacen muy buen uso de las redes sociales y nos propusieron que debíamos actualizarnos. Los trabajos van mutando por otras formas y así armamos con tres personas un equipo de redes y creemos que eso, no nos cambió tanto en la influencia del trabajo, porque lo tenemos que seguir buscando o generando, pero sí hizo que toda la Argentina e inclusive otros países supieran que el Ballet Brandsen seguía vigente, que seguía trabajando; que seguía proponiendo cosas nuevas, porque también vamos mutando nuestra modalidad de trabajo, ya hace un par de años que adosamos el audiovisual a nuestras historias y que cambió una forma del espectáculo, como el video este último trabajo de Curuzú, que te permite mostrarle al público cosas que son difíciles, como es el traspaso geográfico y temporal, porque estás mostrando la vida de un personaje que tuvo, 30,40 o 50 años de vida, pero que a lo largo de su vida tuvo traslados, cosas que fueron ocurriendo en distintos espacios geográficos y en distintos tiempos; el video te da como en el cine, esa posibilidad, y eso también generó un cambio en el espectáculo.


-Esto es un dato distintivo del ballet, la elaboración y la indagación histórica, aquello de investigar y rescatar personajes, personalidades el pasado reciente de la cultura popular. ¿Siempre fue así?

-Desde que lo conocí a Oscar; Yo primero fui 3, 4 años, bailarina de un grupo que Oscar tenía en Llavallol; después hubo un quiebre, un poco de tipo personal; yo me iba con mi familia a vivir a Brandsen y empezaba a estudiar medicina, o sea que dejé de vivir en esta zona y a la vez Murillo se separa de su esposa y ahí fue cuando, de alguna manera, empezamos a trabajar en Brandsen y ya empezamos a pensar las cosas de a dos; y siempre tuvimos ese criterio: que la danza no tenía que ser una mera estética; para nosotros siempre la danza tendría que dejar un mensaje, un mensaje que conmoviera a la gente más allá de lo visual y lo estético, un mensaje que les produjera una sonrisa, que le produjera una congoja o una lágrima o el interés por agarrar, bueno ahora está Google, o antes un libro que te informara quién era ese personaje que nosotros estábamos poniendo en escena; o sea para nosotros siempre las fuentes de inspiración fueron diversas; un poco la zamba de este año de Cosquín, Los Caudillos de la Danza es porque como nuestra primera creación fue Juana Azurduy, después de eso siguió un tiempo, este gusto por los personajes épicos; después vino por ejemplo Requiem por Martín Güemes, después vino Cuando Varela viene, sobre Felipe Varela, que fue el riojano primero en levantar las banderas de Viva la Unión Americana, y después cuando nos profesionalizamos, después de los éxitos, de las consagraciones de Cosquín, ahí el hecho de tener que estar 9 noches como Ballet Oficial, hizo que fuéramos introduciéndonos en otros temas del costumbrismo; las fuentes de inspiración siempre fueron variadas; tuvimos un cuadro por ejemplo fantasía, que se llamó La Leyenda de los Brujos, que estaba inspirado o basado en un poema de Almafuerte, por ejemplo; después hicimos la Costa Brava, por el cuento La Intrusa, de Borges o sea que el proceso creativo se fue diversificando; después tomamos de algunos personajes anónimos o por ejemplo una chasqui, una mujer que fue Chasqui, en General Belgrano; payadores, con Gabino Ezeiza; después el Turco, el Mercachifle, que tuvo dos versiones diferentes; en una primero la tomamos como que los muñecos que el turco vendía eran el famoso cocoliche del circo criollo, que era el gauchito de bombacha y camisita bien pobrecito, elemental pero con nariz de payaso; eso fue del circo criollo de los Podestá y en cambio esta última versión que se vió hace poco, que hicimos en Club Unión Vecinal de Luis Guillón, ahí decidimos homenajear un poco a esas dos etnias, una de carácter universal, genuinos que son los gitanos y la otra, los turcos que vinieron en gran cantidad como inmigrantes a esta Argentina.

-Además de la investigación de personajes y el rescate de esos perfiles, el Ballet se destacó por la puesta en escena, por los recursos escénicos, Opera Pampa sin ir más lejos...

 -Opera Pampa, es un poco nuestro sueño hecho realidad; primero por haber tenido una permanencia de ocho años; es difícil que una obra tenga una permanencia de ocho años; es maravilloso y único. Después haberlo hecho en el corazón del campo de la República Argentina que es Palermo, y después que tenía todos los elementos; tenía la poesía y el canto; tenía un hilo conductivo; tenía lo ecuestre, que somos losúnicos coreógrafos que hemos hecho esa simbiosis de lo ecuestre con lo coreográfico, el orgullo de haber formado esos jinetes, que vinieron como jinetes; que de actores no tenían nada y laburamos durante seis meses para poder formarlos, con grandes artistas; como yo te conté alguna vez el libro era de Hector Berra, un grande de argentina que ya no lo tenemos, que hizo cosas maravillosas y después la técnica que era de Baglietto, tanto el sonido como la luz; la música que tal vez fue de Lito Vitaley Lucho González. Lo que si yo podría decir de esta experiencia que acabamos de vivirrecientemente en Paraguay, es que creo que por lo menos en los Países Limítrofes, no existe nadie que haga lo que hace el Brandsen; pasaron 22 años que no habíamos ido aYpacaraí; después de 22 años nos volvieron a llamar porque,dicho por ellos, no hubo otro grupo que pudiera ofrecer un espectáculo como el Brandsen.

-Los vimos entrar a la ciudad en caravana, con el micro saludando, con los autos tocando bocina...

-Fue gracioso, porque nos esperaron con una caravana de 20 autos y adelante del micro iba la ambulancia, un carro de bomberos y uno de policía y nos pasearon por todos lados. Fantástico, sí; fue impresionante.

"... para nosotros siempre la danza tiene que dejar un mensaje que conmueva a la gente más allá de lo visual y lo estético; un mensaje que les produzca una sonrisa, una congoja o una lágrima o el interés por saber más de ese personaje que nosotros ponemos en escena".

Mabel Pimentel| Directora del Ballet Brandsen


-¿Y el resultado cumplió sus expectativas?

- Si, tuvimos algunas problemáticas con el regreso, pero en general fue todo bien; las presentaciones fueron con público de pie, aplaudiendo 10 minutos; el lugar donde nos alojaron fue muy bueno, porque fue un lugar de retiro de monjas franciscanas, una limpieza que podías comer en el suelo, comida casera; estábamos a una cuadra del escenario, así que íbamos y veníamos caminando; ellos el sábado venden las entradas y el domingo es libre y gratuito para el público, entonces el sábado hicimos Curuzú Gil y el domingo me habían pedido algo corto, así que hicimos una especie de suite que tenemos nosotros de Tarabuqueños. Los Tarabuqueñosson un grupo de pueblos originarios que aún existe en Bolivia, que se siguen vistiendo como en 1800 y que a nosotros nos quedó esto como un desprendimiento de la última versión de Juana, que hicimos para los 50 años de Cosquín; el vestuario que logramos es maravilloso porque las monteras, las logramos comprar en Bolivia y las monteras de las mujeres son imitación de los yelmos de los españoles y las monteras que usan los hombres son unas monteras que ellos hacen con cuero y adentro germinan una semilla de la región, que les da calor en el frio y es aireado cuando hace calor; impresionante; y los hombres y las mujeres se visten igual se peinan todos con una trenza larga y se distinguen nada más que porque las mujeres usan ponchos con las rayas horizontales y los hombres verticales. Todo originario de Tarabuco, cerca de Cochabamba, que es el lugar de donde era Juana, que formó parte de las huestes de Juana Azurduy; por eso lo hicimos ese vestuario y cuando no hicimos másJuana, nos pareció que desperdiciar ese vestuario, no mostrarlo era una pena porque es algo que tiene mucho de autenticidad y entonces desprendimos una especie de, nosotros le llamamos suite, que es una serie de danzas con una unidad regional y musical y armamos esto que le pusimos Tarabuqueño, que es corto; dura de 15 a 18 minutos.

-¿Cuál es la actualidad del Ballet, qué tienen previsto?

-Estuvimos enChascomus; tenemos previsto Tapalqué, Saladillo, o sea que ahora nos estamos moviendo un poco dentro de la Provincia de Buenos Aires; pero a partir del año que viene, la idea es hacer un gran lanzamiento nacional, con Curuzú Gil, porque es una creencia que empezó en Corrientes, pero se ha extendido; vos vas a la Patagonia y encontrás imagenes y banderas rojas y casitas del gaucho y en Paraguay también; mucha gente lloraba porque es fanático de él. Este año fue un gran esfuerzode producción, fue un gran esfuerzo hacer el festival con los alumnos, que hacía 3 años que no hacíamos, entonces tanto no nos hemos movido en la venta; vamos a ir terminando el año con lo que hemos podidolograr y la idea es hacer un buen planteo de trabajo para el año viene; vamos a ver qué pasa.

-¿Ahora que están más visibles en las redes y disfrutan de eso, cómo se pueden contactar con Ustedes?

- Por cualquiera de las redes@BalletBrandsen, @BalletBrandsenOficial, por facebook, instagram y sino a los teléfonos particular 4290-4529 y celular 11 5401-4529.

* Editor Asociado LA TERCERA

Etiquetas