Tendencias
A mayor número de alternativas de transporte, menor contaminación
Miércoles, 25 de septiembre de 2019
Como podemos intuir, cuanto más transporte público se use en una dosis diaria, menor consumo de combustible se hace y, por ende, disminuye la contaminación actual. Todo transporte público o sistemas parecidos apoyan un sistema más sostenible que nos beneficia, increíblemente, a todos.

 Como podemos intuir, cuanto más transporte público se use en una dosis diaria, menor consumo de combustible se hace y, por ende, disminuye la contaminación actual. Todo transporte público o sistemas parecidos apoyan un sistema más sostenible que nos beneficia, increíblemente, a todos.

En la actualidad es muy probable que hayamos visto desde bicicletas de alquiler hasta patinetes eléctricos, motos, e incluso coches. Pero también aquellos métodos más tradicionales como puede ser el autobús urbanos, los taxis o las nuevas alternativas a taxi. Todas estas medidas ayudan en cierto modo a la sostenibilidad tanto de cada ciudad como del planeta, finalmente.

¿Por qué se fomenta la sostenibilidad? Estos métodos hacen que el uso de coches privados disminuya, lo cual es una medida de las que más ayudan notablemente a la sostenibilidad. A pesar de no hacer uso de un coche privado, estaremos utilizando medios de transporte que permiten una movilidad total a cualquier ciudadano.

Así pues, ya disponemos de nuevas medidas alternativas que además de atractivas son beneficiosas para todos. El transporte constituye una parte muy importante de la la emisión total de gases que se emite en Europa, y por ello, toda reducción de uso de vehículos privados es conveniente.

Son éstos los principales causantes del tráfico y de los atascos en las grandes ciudades, además de ser un coste de alrededor de 100 mil millones de euros al año debido a las pérdidas consecuentes. No obstante, para poder ver un cambio de verdad y que sea notable, es necesario cambiar la noción de movilidad que tenemos. Hay que desvincularla por completo del uso de vehículos privados.

Ahorra tanto económicamente como en emisión de gases

Todos los expertos en este tema afirman que en un futuro el transporte urbano será el más usado, teniendo una inmensa variedad de métodos que culminarán con los servicios de Uber y otras alternativas parecidas. Sabemos que todo esto irá a flote ya que la última noticia ha sido sobre la entrada de Uber a la bolsa.

Estando Uber en bolsa puede que más gente todavía comience a creer en el cambio. Aun así, este cambio ya se puede comprobar ya que el uso de estas nuevas alternativas en ciertas ciudades ha crecido mucho durante los últimos años.

Un claro ejemplo es Londres, donde un tercio de la población hace uso de Uber para llegar a las estaciones o paradas del transporte público. Muchos de estos traslados realizados mediante Uber terminan a tan sólo unos metros de una estación de bus, tren o metro en los barrios de las afueras de la ciudad.

Como podemos imaginar, siempre se optará por la opción más económica, y si encima le sumamos el confort, no hay más que hablar, ya está todo dicho. Todos estos factores son los que han hecho que Uber haya ganado usuarios y seguidores de lo más fiel.

De modo que, finalmente podemos ver que queda claro que el uso de nuevas alternativas hace siempre disminuir la polución, así como el coste económico que suponen por pasajero. Tanto coches como bicicletas o patinetes eléctricos son la nueva alternativa más válida hasta el momento.