Yanquis locos
Pecho fríos: una multitud intentó invadir el Área 51 pero la policía los hizo desistir
Sábado, 21 de septiembre de 2019
Este viernes, los terrícolas han fracasado en su intento por invadir el Área 51, por lo que el supuesto alienígena tendrá que seguir esperando para ser rescatado. Cinco personas terminaron con los ganchos puestos y durmiendo en la comisaría.

Numerosos entusiastas de los ovnis atraídos por festividades de temática alienígena llegaron cerca de la base militar estadounidense del Área 51, pero los temores de una redada masiva en el sitio o una crisis de seguridad pública resultaron infundadas y solo fueron arrestadas cinco personas.

El supuesto alienígena con el que se ha especulado durante años tendrá que seguir esperando para ser rescatado ya que, a pesar de que más de 3 milforasteros se aventuraron el jueves y el viernes en la región desértica alrededor del Área 51, ninguno llegó a entrar.

Sin embargo, los más espabilados han sabido sacar rendimiento económico a este fenómeno. Tras la organización de un evento por parte de un usuario de Facebook para asaltar el Área 51, se organizaron una peregrinación y dos festivales para dar la bienvenida a los visitantes.

El alguacil del condado de Lincoln, Kerry Lee, dijo que los invitados de la región se comportaron en gran medida bien, con solo algunas excepciones. Tres personas fueron arrestadas bajo sospecha de traspaso en los terrenos del Área 51. Otro fue detenido por exposición indecente después de orinar cerca de una entrada a la base, y un quinto por un incidente relacionado con el alcohol. Una corriente constante de automóviles continuó rodando en el condado el viernes para eventos que estaban programados para el fin de semana.

Los arrestos se informaron después de que un grupo de alrededor de 150 curiosos se reunieron fuera de la fuerte vigilancia del Área 51 alrededor de las tres de la madrugada del viernes, la fecha y el horario de la invitación de las redes sociales que se volvió viral.

En el lugar, solo se produjeron pequeñas anécdotas. Un hombre llevaba un traje espacial de color naranja y unos sombreros de aluminio y máscaras alienígenas. Una joven se agachó bajo una puerta protectora y fue detenida momentáneamente por las autoridades y puesta en libertad. Pero la mayoría no mostró interés en cruzar la barrera, según los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley que vigilan a la multitud.

"Están aquí para ver qué está pasando", afirmó el sargento Orlando Guerra de la División de Investigación del Departamento de Seguridad Pública de Nevada: "Están aquí para divertirse".


La Fuerza Aérea había emitido una severa advertencia al público para que no traspasara la instalación que oficialmente se usa para probar aviones y entrenar personal. El Área 51 ha estado envuelta en el misterio durante mucho tiempo, avivando las teorías de conspiración sobre la existencia de los restos de un platillo volador y los cuerpos de su tripulación alienígena de un supuesto accidente de objeto volador no identificado en Roswell, Nuevo México, en 1947.

El gobierno de los Estados Unidos no confirmó que la base existía hasta 2013, cuando publicó archivos de la CIA que decían que el sitio se utilizó para probar aviones espías de alto secreto. Los documentos, sin embargo, no pusieron fin a las sospechas sobre los extraterrestres allí. Tampoco nadie esperaría que, en caso de que así fuera, admitieran que tienen ovnis o alienígenas, por lo que las explicaciones de Estados Unidos solo son válidas para algunos, mientras que otros prefieren continuar con sus especulaciones.

El Área 51 se encuentra a unas 12 millas (19 km) de la pequeña ciudad de Rachel, una comunidad de unos 50 residentes al norte de Las Vegas que organizó un festival de música para entretener a los que viajan a la región.

Algunos residentes habían instado al público a mantenerse alejado por temor a que la ciudad se llenara de turistas rebeldes. Hasta la madrugada del viernes, alrededor de 3.000 personas habían acampado en el interior del campamento, la mayoría de ellos fuera de Little A'Le'Inn, un motel y restaurante de temática alienígena que es el único negocio de Rachel. Otros 250 asistieron a un evento distinto a 40 millas de distancia en Hiko que contó con músicos y ufólogos.

Ed Callahan, de 49 años, que condujo desde Victorville, California, a Rachel, describió la atmósfera como "simplemente relajada". "No es una cosa tan grande y salvaje", afirmó Callahan, que se puso un sombrero de vaquero cubierto con papel de aluminio y tentáculos plateados.

A pesar del fracaso de este intento de los terrícolas por asaltar el Área 51, los curiosos seguirán llegando a A'Le'Inn preguntando cómo llegar al Área 51. La respuesta que recibirán siempre será la misma: "Por la 'Puerta de atrás' ('Back Gate')".

Sin embargo, antes de intentar entrar, es recomendable leer los carteles. El primero de ellos avisa: "Warning". E, importante, hay que leer la letra pequeña: "Use of Deadly Force Authorized" ("Uso de fuerza mortal autorizado"), por lo que lo más recomendable para garantizar la propia seguridad es volver a A'Le'Inn y conformarse con una "hamburguesa con salsa alien", ver las fotografías que cuelgan de sus paredes y comprar un recuerdo del marciano que no conseguiste ver.

Etiquetas