Quilmes Oeste
Detuvieron al "Loco" Jorge: vendía drogas y se la pasaba recitando la biblia
Lunes, 9 de septiembre de 2019
Se trata de un hombre de 32 años detenido por traficar estupefacientes. Su comportamiento es agresivo, padece delirio místico y adicción a las drogas. Una preocupación constante para el Barrio La Colonia.

 Curioso y angustiante. Sobra como muestra de cómo las drogas pueden dañar a una persona y transformarla en alguien peligroso para sí mismo y para los vecinos.

Es lo que ocurrió con Jorge Gabriel F. de 32 años quien fue detenido en el día de ayer por vender estupefacientes y por su comportamiento agresivo en el vecindario del Barrio La Colonia. Use trata de un muchacho con problemas psiquiátricos y grave consumidor de las mismas.

La orden de allanamiento de la Justicia llegó por una investigación realizada por detectives de la Delegación de Drogas y Crimen Organizado de Quilmes a cargo del comisario inspector Francisco Centurión, mediante tareas encubiertas, vigilancia y trabajo de campo que permitieron obtener pruebas contra este hombre por vender drogas en Quilmes Oeste.

Los operativos se realizaron con personal de esa División y el apoyo del equipo especial GAD y la División Canes.

El procedimiento, realizado en una finca de la calle Ayolas entre Necochea y Condarco de Quilmes Oeste, fue exitoso, según la información que obtuvo LA TERCERA, ya que además de la aprehensión del sospechoso, en su casa fueron secuestradas dosis de cocaína, marihuana, plantas de marihuana y semillas para el cultivo. Por lo que se pudo establecer, se trata de un "trafiadicto", un vendedor de droga que financia su consumo.

En el procedimiento se estableció que el detenido padece un trastorno psiquiátrico certificado por los médicos forenses por lo que se ordeno su internación en el Hospital Iriarte de Quilmes bajo tratamiento farmacológico y con guardia policial por ser peligrosos para sí mismo y para los demás, quedando a la espera una posible internación en un neuropsiquiátrico.

"El Loco" Jorge, según los vecinos consumía drogas en la puerta de su casa y las vendía, pero lo más curioso es que se la pasaba recitando párrafos de la biblia y orando a viva voz a cualquier hora. También se lo veía frecuentar malas compañías de personas que pertenecían a otros barrios. No era poco frecuente que su comportamiento deviniera en violencia con los propios vecinos. El frente de su casa se encuentra empapelado de estampitas y de textos con oraciones. No obstante, la situación llegó a un límite intolerable causando gran preocupación en la comunidad. 

Interviene en la causa el Juzgado Federal de Quilmes a cargo del Dr. Luis Antonio Armella y el Juzgado N° 2 a cargo de PABLO Wilk.

Etiquetas