Ezeiza | La joven está internada en grave estado pero estable
"Mi hija intentó matarse porque se enteró que estaba siendo engañada", dijo el papá de Micaela Cancelo
Domingo, 25 de agosto de 2019
La joven de 22 años permanece internada con el 75% del cuerpo quemado. Según su padre se intentó matar luego de enterarse que su pareja la engañaba con otra mujer.

Micaela Cancelo, la joven de 22 años que permanece internada con el 75% del cuerpo con severas quemaduras en el Hospital del Quemado del barrio de Caballito, aún no pudo relatar qué fue lo que sucedió, debido a su grave estado de su salud.

Hasta el momento la Justicia no tomó ninguna medida con Matías Rivas, pareja de la víctima y padre de su hija de 3 años, aunque se analizan distintas evidencias para avanzar en la causa y determinar si se trató de un caso de violencia de género.

"Es horrible saber cómo mintió Matías Rivas hacía nosotros, porque nada tiene que ver lo que nos contó de Micaela. La verdad es que ella discutió con él porque le encontró mensajes de otra mujer en su teléfono celular y puso en descubierto que tenía otra relación sentimental. Eso es muy fuerte para una mujer", contó Eduardo Cancelo, padre de Micaela, cuando iba camino al hospital a recibir un nuevo parte médico de su hija.

El hecho ocurrió en una vivienda situada en Posadas al 250, de Ezeiza, donde viven Micaela Cancelo, su pareja Matías Rivas y la hija de ambos. De acuerdo con la denuncia del joven ante la policía que intervino inicialmente en la pesquisa, Micaela se roció con combustible y se prendió fuego. La chica fue trasladada de urgencia por el propio Matías Rivas al hospital Eurnekian de Ezeiza, donde ingresó con el 75% del cuerpo quemado, motivo por el cual fue derivada al Hospital del Quemado de Caballito, dijeron los voceros.

La investigación está a cargo de la fiscal de Violencia de Género de Lomas de Zamora, María Lorena González, quien aguardaba el resultado de diversas diligencias para establecer lo sucedido y si Rivas tuvo o no alguna responsabilidad en el hecho, explicaron las fuentes.

Por su parte, Eduardo Cancelo, papá de Micaela, dijo que "mi hija está estable y por ahora va bien, solo resta esperar el día a día. Lo único que hay hoy es que Matías mintió, porque me contó otra versión, pero supimos que mi hija intentó matarse porque se enteró que estaba siendo engañada. Matías nos mintió a todos y se hizo pasar por inocente".

El hombre resaltó que "tengo que estar entero por mi familia, por mi hija, que tuvo una leve mejoría, pero por otro lado está pasando por una complicación de neumonía debido al tratamiento que se le da por el grado de quemaduras en la cara, el cuero cabelludo, el pecho, las manos y los brazos".

En esa línea, agregó que "tenemos que esperar que mi hija se recupere y pueda declarar y contar todo lo que pasó esa noche en su casa. Solo resta esperar".

Matías Rivas señaló que "la familia de ella está en contra mío y habla cualquier cosa, pero yo soy inocente y ellos me conocen perfectamente".

Según el hombre, Micaela "se tiró aguarrás y prendió un encendedor, yo jamás haría una cosa así". Además, contó que cuando llegó a la casa sintió el olor de aguarrás pero no se dio cuenta que ella se lo había "tirado encima", y que cuando la miró "ella prendió el encendedor cerca de su cuerpo y ahí fue cuando empezó a arderle la mano hacia el pecho".

En ese momento, relató, le dio aviso a su padre por teléfono para que fuera al domicilio y que luego, cuando llegaron la Policía y la ambulancia, él le dijo a Micaela: "¿Qué hiciste? Ahora me van a querer culpar a mí".

Etiquetas