INTA | Producción
Innovación hortícola con una mirada internacional
Jueves, 22 de agosto de 2019
Se realizó en la Estación Experimental Agropecuaria AMBA del INTA, un taller con referentes locales e internacionales que aportaron diversas miradas sobre la horticultura.

 Ideas para "Pensar la Horticultura del Futuro". Este fue el lema del taller donde participaron referentes locales e internacionales de esta especialidad en la Estación Experimental Agropecuaria AMBA, Ituzaingó. Durante la mañana se realizó un amplio abanico de exposiciones, entre las que se presentaron los casos de innovación emblemáticos de Holanda e Israel. El presidente del INTA, Juan Balbín, destacó que la institución: "Tiene el desafío de sintetizar todos estos conocimientos, avanzar en la experimentación adaptativa y llevar a terreno la nueva tecnología. Que los productores puedan apropiarse de ella con todas las particularidades y complejidades que tiene el AMBA, sin dudas es una tarea enorme que implica un gran desafío".

La mesa de apertura contó también con la presencia del Ministro de Agroindustria de la provincia de Buenos Aires,Leonardo Sarquis, quien ponderó esta iniciativa que suma integración, innovación, aprendizaje y participación público privada.

Participaron de la jornada el Director Provincial de Agricultura, Eduardo Soto; y el Director Provincial de horticultura, floricultura y fruticultura, Esteban Serra. En tanto por el INTA estuvieron el vicepresidente del INTA, Mariano Bosch; el Director del Instituto de Floricultura Daniel Morisigue; la Directora del Instituto de Ciencias Veterinarias y Agronómicas (CICVyA), Ruth Heinz; la Directora del Instituto de Genética, Gabriela Pacheco; la Coordinadora de la Comisión Asesora de Innovación Institucional, Norma Pensel; y el Director Nacional Asistente de investigación, Desarrollo y Planificación,Martín Irurueta.

En esta línea, Balbín expresó: "Como INTA y como país nos sirve esta jornada para aprender y actualizarnos sobre las visiones que tienen países líderes en la horticultura: tanto Israel como Holanda".

Los casos

Claudio Galmarini, Coordinador del Programa Hortalizas, Flores, Aromáticas y Medicinales, brindó una reseña del estado de la horticultura en el país donde enfatizó en algunos casos exitosos de desarrollo de tecnología que podrían ser replicados en el caso de la producción de hortalizas fresca. Se destacaron ejemplos donde se busca diferenciar productos por características organolépticas, composición de sustancias nutracéuticas y contenidos de materia seca para fines específicos.

A continuación, Andrés Polack, Director del INTA AMBA, puso el foco en la horticultura de su región. Señaló la necesidad de sistematizar la complejidad y dinamismo de la horticultura urbana y periurbana, y destacó que, de este modo, pueden identificarse muchas oportunidades que aprovechen la diversidad de variedades, especies y productos, modelos productivos y mercado.

Al mismo tiempo en su exposición comentó: "Contamos con tecnología en nuestro territorio para llevar procesos productivos que logren inocuidad sobre la base de un manejo que conserve los recursos naturales y proteja el medio ambiente", agregó Polack quien recordó que "ya en la década de 1990 se trabajaba bajo la idea del aseguramiento de la calidad y hoy estamos en condiciones de realizar una síntesis virtuosa de todo lo que pasó a lo largo de estos años y seguir avanzando en dirección al crecimiento".

Sobre el caso de Holanda, Maren Schoormans, consultor privado invitado por su embajada de Holanda para el evento, realizó un amplio recorrido por la historia de la horticultura de su país. Se trata de un caso paradigmático ya que, siendo un país tan pequeño en superficie, se convirtió en el segundo exportador mundial de alimentos después de Brasil y antes que Argentina.

El consultor mostró cómo evolucionó la producción hortícola en Holanda, el mercado y la logística. También destacó la alianza entre el sector privado y público para dinamizar al sector y convertirlo en referente tecnológico mundial.


"Para reducir costos el factor más importante es el conocimiento -dijo Schoormans- el desarrollo de nueva tecnología ayuda a mejorar rendimientos y ser más eficiente en el uso de recursos. En la horticultura holandesa trabajan alrededor de 1.400 productores. La producción holandesa aprovecha los beneficios de su estado que subsidia la innovación. También la Unión Europea brinda facilidades y ventajas impositivas para quienes toman el impulso de desarrollar esta tecnología, sobre todo en la reducción de costos energéticos."

A su turno, Daniel Tawil, presentó el caso Israel. Se remontó a los orígenes de la formación de ese país en 1948 y señaló a la adversidad como uno de los principales incentivos para el desarrollo de tecnología. "Imaginemos la horticultura hoy sin el riego por goteo y el cambio que provocó esta tecnología".

Sobre este caso, Juan Balbín expresó dijo: "Me impactó como Israel pasó de ser productor hortícola y de naranjas en la década de 1980 a ser productor de tecnología, de avance y de desarrollo desde riego por goteo hasta software que le permitieron ser lo que es hoy a escala mundial en horticultura y floricultura. Es fenomenal con una visión de cómo construir patentes, gestiones y como internacionalizan esas cuestiones generando trabajo para un país chico que necesita de estas acciones y que está evolucionando mucho en este sentido más allá de sus características que no son eminentemente agrícolas en su geografía".

Sintonía en la cocina

La cocina es parte esencial para elaborar los alimentos que nos ofrece la horticultura. Patricia Courtois cocina en una bodega de Salta que tiene una huerta y en el Parque Nacional Iberá, su máxima es que "la huerta debe estar en sintonía con el medio ambiente".

Para Courtois el secreto de una buena alimentación pasa por la "innovación que ayude a volver a los orígenes de los sabores para una buena comida".

También su colega Gonzalo Fuentes se refirió a la educación alimentaria y dejó en claro que "los datos que uno pueda recoger sobre lo que compra y come son básicos para impulsar el crecimiento del productor y del consumidor".

El chef trabaja en el proyecto NOBA (Noroeste de Buenos Aires) que busca abastecer la cocina con productos propios de cada región.

Mapa

Para finalizar la jornada se realizó un taller de construcción colectiva bajo el título "Soñamos la horticultura del futuro" donde se incluyeron las ideas de todos los participantes que quedaron plasmadas mediante gráficos en la construcción de una Story Telling lo que formó un mapa integral que incluyó textos y dibujos.

Como síntesis el presidente del INTA, Juan Balbín, indicó que "es importante la apertura de estos talleres donde escuchamos a los consumidores, a los cocineros y a los técnicos. En esto será clave que aprendamos a consumir verduras y frutas más estacionales y de cercanía para generar menos costos y producir sin tantos agregados o conservándolas en cámaras con el gasto de energía que eso significa".

Etiquetas