Bernal
Al estilo Hollywood: cae banda narco en Villa Itatí tras investigación de película
Domingo, 7 de julio de 2019
Una organización criminal fue desbaratada en su totalidad luego de una importante investigación que involucró agentes encubiertos dentro del asentamiento y más de 150 policías involucrados. La misma se había hecho dueña de la villa y perturbando la vida de los pobladores.

 Una verdadera red de traficantes de drogas que se habían hecho prácticamente dueños de la Villa Itati fue desbaratada y su líder Alias "El indio" puesto tras las rejas, tras una investigación y múltiples operativos de película de detectives.

Pero para entender la mecánica criminal, hay que remontarse a un tiempo atrás: la banda operaba como muchas de estas organizaciones criminales en barrios humildes del Conurbano: Alias "El Indio" controlaba una red de de vendedores de drogas, que reclutaba entre familias de bajos recursos y que eran custodiados por soldados armados y "satélites" que son los que alertan la presencia de fuerzas de seguridad. Todos cobraban luego en dinero y drogas por sus tareas delictivas. El reclutamiento era cada día más efectivo y la banda crecía cada vez más rápido.


En aquella oportunidad, el equipo de detectives de la Comisaría Segunda de Bernal Oeste bajo las órdenes del comisario Rubén Romero y dando cumplimiento a la manda judicial, lograron recopilar información y material de pruebas que dieron fuerza a un primer golpe a la banda.

Sin embargo, Alias "El Indio", logró eludir a la Justicia en esa oportunidad. Y también en otros operativos fallidos donde no pudieron echarle el guante al hábil criminal. Hasta que acorralado por la presión policial pudo ser arrestado en otra localidad junto a varios integrantes, los cuales están todos en prisión a la espera del juicio.

El golpe final

La banda estaba muy golpeada, había perdido a su líder pero todavía quedaba suficiente poder para seguir comercializando droga por los pasillo de la villa, recuperando poder utilizando el mismo sistema delictivo: almacenamiento, ocultamiento y fraccionamiento de drogas para entregar a los vendedores, que luego salían a "transar" dentro de la villa contando todavía con pistoleros para su protección.

Aquí comenzó una nueva etapa en la investigación que buscó darle un golpe final a esta red para desarticularla completamente y apresar a todos los involucrados.

El personal de la Comisaría Segunda, a cargo de Rubén Romero y su jefe de detectives Carlos Gallo, comenzaron nuevas tareas de inteligencia criminal, donde tuvieron que mimetizarse entre los delincuentes y el oscuro ambiente delictivo para poder lograr filmaciones, fotografías y material probatorio, poniendo en riesgo sus propias vidas. La pesquisa duró más de un mes y la evaluación del material por parte de la Justicia habilitó las órdenes de allanamiento correspondientes.


La complejidad de la tareas requirieron una Plan de Acción con las máximas autoridades judiciales de la zona: el comisario general Echeverría, jefe de Zona AMBA Sur, el comisario mayor Domínguez, jefe de la Departamental Quilmes, el comisario Inspector Francisco Centurión, jefe Distrital Quilmes Este, el comisario Rubén Oscar Romero de la comisaria Segunda y el oficial principal Carlos Gallo. El operativo requirió movilizar más de 150 policías de Quilmes, Varela, Berazategui, Policía Local Quilmes, UTOI Quilmes, Grupo Halcón, Caballería, Movil H y otras dependencias.

Los detenidos fueron arrestados por comercialización de drogas agravada y puestos a disposición de la UFI 20 de Quilmes. 

Etiquetas