Política | Todos alineados a la oposición nacional
Superdomingo de elecciones: Ganó Perotti, Insfrán, Mellella y Alberto Rodríguez Saá
Lunes, 17 de junio de 2019
El Peronismo ganó las gobernaciones de Santa Fe, Formosa, Tierra del Fuego y San Luis. El resultado más impactante fue el triunfo de Omar Perotti, quién desbancó al Socialismo luego de 12 años.

El peronismo tuvo un triunfo histórico al recuperar con el senador Omar Perotti el gobierno se Santa Fe y encadenó así una jornada de efectividad total: ganó cuatro de cuatro gobernaciones en juego.

El kirchnerista Alberto Rodríguez Saá le sacó a Cambiemos la única esperanza que tenía en juego en esta jornada al derrotar al macrista Claudio Poggi por una diferencia mucho más grande a la esperada en la Casa Rosada, que 48 horas antes del comicio lo tenían en sus encuestas peleando la gobernación por menos de un punto.

En Formosa, como esta previsto Gildo Insfrán consiguió su séptimo mandato consecutivo, sólo que la diferencia superó por mucho lo esperado: Rondaba el 70 por ciento de los votos frente a su ex vicegobernador Adrián Bogado, que compitió encabezando una alianza de macristas y radicales.

En tanto que en Tierra del Fuego, Cambiemos directamente quedó fuera de la discusión por la elección de polarizó entre dos kirchneristas: la gobernadora Rosana Bertone y el intendente de Río Grande, Gustavo Mellella. Al cierre de este artículo se desconocía el ganador por la demora en un escrutinio escandaloso.

Como era previsible, el PJ emitió un comunicado festejando que el peronismo había ganado las cuatro gobernaciones en juego y asumiendo que esos votos engrosarán en octubre la performance de la fórmula Alberto Fernández-Cristina Kirchner, algo que habrá que ver.

Pero más forzada pareció la interpretación de la Casa Rosada que supuestamente tomó con alegría el triunfo con Perotti porque tiene una estrecha relación con Miguel Pichetto por compartir el bloque de senadores y hasta arriesgaban que podría inscribir un partido propio para ir con lista corta en octubre, algo que fue negado en el entorno del ahora gobernador electo.

Sin embargo, acaso el dato más preocupante para Macri sea la pérdida de votos que viene registrando en los grandes centros urbanos, que lo ayudaron a ganar en el 2015. Le pasó en la capital de Córdoba, en Paraná, en Santa Rosa y ahora en las ciudades de Santa Fe y Rosario, donde su fuerza quedó muy relegada.

En el Gobierno mantienen sin embargo la interpretación electoral que hace Marcos Peña, para quien es un error extrapolar a la pelea presidencial el resultado de las elecciones provinciales y viene sosteniendo la interpretación de que "ganan los oficialismo", una mirada que es funcional a la continuidad de Macri en la Casa Rosada, aunque al menos este domingo entró en crisis en Santa Fe.

Batacazo en Santa Fe

"Cuando se abran las urnas, se va a escuchar muy fuerte el grito de una Santa Fe por paz y trabajo y con un límite muy fuerte a la inseguridad", dijo Omar Perotti, candidato a gobernador del Frente Juntos, luego de votar en Rafaela, su ciudad. Entrada la medianoche, su percepción se confirmó: Santa Fe tiene nuevo gobernador. El justicialismo vuelve a ser gobierno luego de 12 años de gobiernos del Frente Progresista. Perotti venció al candidato socialista Antonio Bonfatti por cuatro puntos de diferencia (40 a 36 por ciento). Tercero, lejos, quedó el candidato de Mauricio Macri: José Corral apenas llegó a 18 puntos.

A las 21, desde Rafaela, Roberto Mirabella, jefe de la campaña electoral de Perotti, su hombre de confianza, aceptó una ronda de prensa. "Los datos de nuestras mesas testigos son irreversibles. Hemos ganado la provincia", dijo en tono firme. Recién entonces, el escrutinio provisorio le otorgaba a Perotti el 40 por ciento contra el 37 por ciento de Bonfatti. El hombre de Perotti prosiguió: "Hay una vocación de transformación en la provincia, hemos ganado en Rosario, Santa Fe, Rafaela y Villa Gobernador Gálvez". La enumeración no fue caprichosa. Son las ciudades con mayor cantidad de electores de la provincia.

"Comienza un nuevo ciclo en Santa Fe", dijo Mirabella, quien en diciembre se mudará a la ciudad de Buenos Aires. Reemplazará a Perotti como senador nacional por Santa Fe

Con el 99 por ciento de las mesas escrutadas, un 72 por ciento de participación del electorado y 72 mil votos en blanco, Perotti obtuvo el 40,51 por ciento de los votos (736.447), Bonfatti 36,33 por ciento (660.708) y Corral 18,95 por ciento (344.572).

Alberto Fernández, el candidato presidencial del peronismo, hizo llegar sus felicitaciones por "este triunfo histórico". "El pueblo santafesino eligió mirar para adelante. Sigamos construyendo juntos la esperanza en toda la Argentina", escribió en su cuenta en twitter.

Con los resultados finales, Perotti junto a la rosarina Alejandra Rodenas, vicegobernadora electa, eligió su ciudad para celebrar la victoria. "Sueño con una provincia integrada, sueño con ponerla en marcha de manera definitiva, ponerla de pie, segura, con trabajo y en paz, con un Estado con todo el poder para enfrentar la desigualdad", remarcó.

"Lo que queremos es que la gente sea parte de este cambio, hemos dado vuelta la página en la provincia", señaló el gobernador electo.

Séptimo mandato para Gildo Insfrán

Como se especulaba Gildo Insfrán consiguió una vez más la reelección en la provincia de Formosa. El gobernador desde hace ya seis mandatos, acaba de imponerse por séptima vez, al superar por amplio margen al candidato del gobierno nacional, Adrián Bogado, que quedó en segundo puesto.

Pasadas las 23 de este domingo, desde su bunker montado en el Hotel Howard Johnson, el gobernador felicitó a "todas las fuerzas" que participaron de la elección y a la militancia por el "gran trabajo".

"Quiero también agradecer muy especialmente a los 22 partidos que integran el frente. Esta es la demostración más cabal de que la unidad está en Formosa por sobre todas las cosas", aseguró.

"Gildo", como todos lo conocen en su provincia, se impuso con más del 70 por ciento de los votos.

Luego, se mostró satisfecho con los resultados que obtuvo el peronismo en Santa Fe, San Luis y Tierra del Fuego. "Esto demuestra que el camino que elegimos hace mucho es la respuesta para volver a tener el 10 de diciembre en la Casa Rosada un gobierno de tinte nacional y popular", arengó en defensa de la unidad.

Cabe destacar que el de este domingo fue un contacto atípico, ya que tras sus victorias Insfrán acostumbra hablar recién los días lunes desde Casa de Gobierno. Sin embargo teniendo en cuenta que esta vez la elección provincial está desdoblada de la nacional, lo que hace que haya más ojos puestos en estos comicios, decidió dar una conferencia de prensa.

De esta manera Insfrán cumplirá en poco tiempo un cuarto de siglo en el cargo. Antes de ser gobernador en 1995 había sido vicegobernador desde 1987, lo que lo convierte desde hace 32 años en una cara conocida del Poder Ejecutivo de Formosa.

Insfrán nació en 1951 en la localidad formoseña de Laguna Blanca, estudió veterinaria en la Universidad Nacional del Nordeste, y fue militante estudiantil del maoísta Partido Comunista Revolucionario, aunque antes de su graduación se había pasado al Justicialismo.

En 1983 fue elegido diputado y sobre al final de su período ungido vice del entonces gobernador Vicente Joga para la gestión que comenzaría en 1987.

Se mantuvo como vice durante dos mandatos, antes de convertirse en gobernador, cargo que acaba de renovar por séptima vez. Enfrente tuvo a la alianza Nuevo Frente -constituida por los radicales PRO y peronistas disidentes- que postuló a Adrián Bogado.

Alberto Rodríguez Saá venció a su propio hermano

Alberto Rodríguez Saá sumó más de 110 mil votos en una fórmula que integró junto con su ministro de Gobierno, Justicia y Culto, Eduardo Mones Ruiz, en unas elecciones que transcurrieron con relativa normalidad en medio del corte de energía que afectó a casi todo el país.

Las fallas en el suministro eléctrico que determinaron un apagón en Argentina, Uruguay, Paraguay y el sur de Brasil hizo que los comicios comenzaran con demoras de hasta una hora en algunos comicios y que se votara en algunas escuelas más allá del cierre del acto previsto para las 18.

La alianza San Luis Unido, que postulaba al senador nacional Claudio Poggi, adherente a las políticas de la Casa Rosada, sumaba el 34.82% de los votos (unos 94 mil votantes) y alcanzó el segundo lugar.

En tanto que el senador Adolfo Rodríguez Saá -quien gobernó la provincia durante cinco períodos consecutivos desde1983 y fue presidente interino por una semana- cosechaba con el frente Juntos por la Gente el 21,95% de los votos, cerca de 60 mil adhesiones.

En esta compulsa, Adolfo enfrentó a su hermano Alberto, con quien hegemonizó la política puntana desde 1983, y esta contienda le sumó un condimento especial a esta elección.

Sin embargo, en las primeras horas de la noche, el senador nacional reconoció la derrota, agradeció a sus militantes y llamó a "trabajar por San Luis", provincia que supo gobernar cinco veces.

En cuanto a los otros candidatos, el Movimiento Socialista de los Trabajadores con Iván Amado y Juan Carlos Condori sumó el 0,43 de los votos (1551).

La Unión Vecinal Provincial de Adrián Silvera y María Audelina Ali Ferrari cosechó el 0,36 de los votos y el El Movimiento al Socialismo, que encabezan Ítalo Gallardo Muñoz y Emilia Sarmiento obtuvo el 0,33.

La asistencia estatal en las barriadas humildes y en los parajes rurales se sintió fuertemente en estos días previos a la elección.

La provincia entregó créditos blandos entre los sectores populares que llegaban a los 20.000 pesos y extendió los alcances del denominado "Plan de Inclusión", un programa laboral que tuvo un nuevo alcance, al propiciar que los jóvenes se integraran desde el sector público al privado por medio del pago de un haber que era en parte costeado por la provincia.

Además, desde el discurso, el gobernador reelecto dijo sentirse durante la campaña como muy identificado en la lucha de los pañuelos verdes, mostrándose a favor del aborto.

Alberto Rodríguez Saá afirmó que su victoria de hoy fue "construida por la militancia" del justicialismo puntano y "una nueva generación de dirigentes".

Mellella un K de paladar negro ganó en primera vuelta

ndente de Río Grande y candidato a gobernador de Tierra del Fuego por Concertación Forja, Gustavo Melella, se logró este domingo el triunfo en las elecciones  provinciales, al obtener el 51% de los votos.

Durante una noche del domingo y madrugada de lunes marcadas por un muy lento escrutinio, desde el entorno de la actual gobernadora Rosana Bertone y candidata a la reelección por Unidad Fueguina replicaron sosteniendo que habría balotaje. No obstante, Melella terminó ganando la ajustada pulseada.

Con el 97% de las mesas escrutadas, Melella se consagró gobernador  gracias a la obtención del 50,9% de los votos. Bertone quedó relegada con el 37,8%. El tercer lugar fue para Juan Rodríguez (Ser Fueguino), con el 3,8% de los votos.

En medio de un extremadamente lento conteo de votos, Melella, que es radical K, dijo: "Nosotros hemos superado el 51% de votos según nuestra propia información. Nos sabemos ganadores y esperaremos a que haya información más transparente por parte de la justicia electoral".

"La justicia electoral deberá dar las explicaciones de por qué la comunicación va tan lenta. Algunos pueden pensar en falta de transparencia. Nosotros creemos que la tendencia es irreversible", aseveró Melella a Radio Provincia de Ushuaia.

Por su parte, aunque Bertone no había hecho declaraciones públicas hasta pasada la medianoche del domingo, desde su entorno estimaban que la diferencia no iba a ser grande y que "habría balotaje".

Tierra del Fuego fue el único distrito que no tuvo cortes de luz por el apagón en el sistema interconectado nacional, dado que no está incorporado al mismo.

En las elecciones  municipales, el intendente de Ushuaia, Walter Vuoto, jefe de La Cámpora local, aseguró que logró la reelección por más del 50 % de los votos, mientras que esa misma fuerza política se adjudicó haber ganado también la intendencia de Río Grande, a través del actual diputado nacional Martín Pérez.

Antes de este particular comicio, la constitución de listas colectoras y la supuesta violación de la veda electoral originaron denuncias judiciales y réplicas por parte de Unidad Fueguina y Concertación Forja.

Unidad Fueguina, la alianza oficialista entre el PJ y el kirchnerismo local que impulsó a Bertone, impugnó los acuerdos de sumatoria de votos de Forja, de Melella, aunque solo en los estamentos legislativos (diputados provinciales y concejales) al entender que estaban "mal homologados" porque no indicaban el partido destinatario final de los votos.

La Junta Electoral provincial hizo lugar parcialmente a la denuncia y dispuso que las colectoras legislativas de Forja no se sumaran entre sí, salvo las que alcanzaran individualmente 5% de los votos, umbral fijado por ley para ingresar en el reparto de bancas.

Desde Forja confirmaron que iban a apelar la decisión primero ante la propia Junta y luego ante el Superior Tribunal de Justicia pues consideraron que es una "proscripción" y un "cambio de reglas" a poco del comicio.

Mientras, Unidad Fueguina presentó otras dos denuncias judiciales por supuesta violación de la veda electoral por parte de Forja. Una aludió a que Melella aparece en un video casero reunido con empleados municipales en dependencias de su intendencia.

La segunda fue por el "envío masivo de mensajes de texto a teléfonos de usuarios de celulares en la provincia", conteniendo "falsas noticias o Fake News", donde se hace mención a supuestas encuestas que darían como ganador a Melella.

Etiquetas