Fue estrella de la Rock and Pop por esos años
Murió "Tuqui", el popular periodista rockero que fue emblema del humor ácido de los años 90
Lunes, 27 de mayo de 2019
Gabriel Gustavo "Tuqui" Pinto, quien se popularizó en los 90, falleció tras afrontar un delicado cuadro de salud. Conmovidos, los famosos le dieron el último adiós.

 Gabriel Gustavo Pinto, más conocido como Tuqui, falleció tras haber afrontado un delicado cuadro de salud. El humorista que había saltado a la fama en los 90 y que se convirtió en un ícono del mundillo del rock gracias a sus fuertes vínculos con grandes figuras del ambiente, sufrió un accidente en su moto en 2012 del que nunca logró recuperarse. Tuqui relató en el marco de una entrevista a TN: "Salí volando y me fracturé la cadera, que quebré la cabeza del fémur. Me operé y no soldó. Me quedó una pierna más corta. No me puedo apoyar en esa pierna. Por lo tanto estoy perdiendo masa muscular" 

Tuqui fue un verdadero emblema de la cultura rocker argentina. Estudió abogacía y trabajó en un banco, pero inspirado en Luca Prodan, dejó las leyes y decidió dedicarse a la música. Gracias a su particular humor dejó su huella en la Rock& Pop. También tuvo participaciones televisivas junto a Julián Weich en Justo a Tiempo y Café Fashion.

Profundamente conmovidos con la noticia, fueron mucha las figuras del espectáculo las que despidieron al cómico con emotivas palabras.

Su último trabajo fue como columnista de humor para Border Periodismo, el portal de actualidad, política y tendencias dirigido María Julia Oliván. En diálogo con Teleshow, la periodista aseguró que falleció el domingo por la noche, según le confirmó Yanina, ex mujer de Tuqui.

Luego, explicó que en los últimos meses tenía la salud muy deteriorada: "Yo hablé en abril porque había tenido un ACV. Estaba viviendo en Mercedes (a 100 km de Buenos Aires) y tenía muchas complicaciones de salud. Desde que nos conocimos en 2015 siempre escribió en Border. Yo supe que estaba sin trabajo y en una situación económica muy complicada. Le propuse que me mandara una columna hablada y yo se la escribía. Él quería hacer una columna de humor sobre el ACV y tratar de ayudar a quienes pasaran una situación complicada como él que prácticamente no podía mover la mano, para reírse un poco del asunto y salir adelante".

"En uno de los últimos audios me dijo no me pusiera mal porque yo él había elegido como vivir y como morir... Era una persona encantadora, amorosa y noble. Siempre lo quería ayudar y me decía que me quería ayudar a mí. Realmente era formidable como ser humano. Le habían cerrado las puertas de todos lados. Había ido a pedir trabajo a todos los que conocía y habían sido sus compañeros y nadie le dio bolilla. Pero no le guardaba rencor a nadie. Nunca salió de él una palabra sobre toda la gente que trabajó con él en la Rock & Pop que después le dio vuelta la cara. Me sorprendía mucho eso", explicó Oliván.