Salud
Hipertensión: un asesino silencioso
Miércoles, 15 de mayo de 2019
La hipertensión arterial es una enfermedad frecuente que afecta a un tercio de la población adulta. Se produce por el aumento de la fuerza de presión que ejerce la sangre sobre las arterias de forma sostenida.

Asesino silencioso. Hipertensión arterial. Presión alta. Nombres diferentes para denominar a una misma patología, que produce severos daños en los vasos sanguíneos y puede provocar enfermedades en el corazón, en el cerebro, el los riñones, entre otros órganos del cuerpo.

Cada 17 de mayo se celebra el Día Mundial de la Hipertensión Arterial. Es un día en el que se pretende que la población mundial tome conciencia sobre la importancia de mantener un estilo de vida saludable y de este modo una presión arterial saludable. 

Es importante destacar que es una afección que puede estar presente mucho tiempo sin que la persona lo note, dado que no provoca síntomas -de ahí su nombre de asesino silencioso-. De hecho, "una de cada cuatro personas la padecen en la población general, pero esto aumenta a tres de cada cuatro en los mayores de 65 años", explica la Dra. Silvia Poppe, miembro del staff de la empresa de medicina prepaga Medicus.

Si bien es una patología que puede afectar a cualquier persona, la realidad es que hay quienes tienen mayores probabilidades de padecerla, ya sea por sus características particulares o por sus hábitos.

Así, los factores que aumentan la probabilidad de desarrollar hipertensión se dividen en modificables y no modificables. Esto implica que hay algunos que son inherentes al paciente, mientras que otros se relacionan con elecciones de la persona y se pueden cambiar a lo largo del tiempo.

"La edad y los antecedentes familiares, por ejemplo, son algunos de los que se encuentran dentro del primer grupo, de los factores inmodificables", agrega la especialista. Por otro lado, dentro de los modificables cabe mencionar el sobrepeso, alto consumo de sal, sedentarismo, exceso de alcohol, abuso de drogas o medicación inadecuada y el tabaquismo.
Sin embargo, es necesario considerar que cualquier persona puede desarrollar esta enfermedad, por lo que es importante controlar los niveles de presión arterial periódicamente. 

La importancia de medir la presión

El doctor Pablo Pescetti, cardiólogo, explicó: "El histórico tensiómetro de mercurio es el que daba la presión más exacta pero ya no se venden más. Además, tenemos los tensiómetros digitales, que pueden ser con el manguito en el brazo, en la muñeca y los que más aconsejamos son los tensiómetros de esfigmomanómetro, el que toma la presión en el brazo, que tiene la cámara inflable y el tensiómetro manual. Son muy buenos los tensiómetros digitales pero hay que respetar bien la técnica".

Por otra parte, informó: "La hipertensión es una enfermedad y nos acompañará el resto de la vida. Indicamos los regímenes dietéticos para el tratamiento y fármacos pero la hipertensión puede mantenerse en período de meseta durante mucho tiempo o puede ir haciendo escalones entonces, es necesario chequear. Quizá con un medicamento puede andar bien cinco, diez años o una vez por año le tengo que ir ajustando la dosis o cambiar el medicamento".

La hipertensión es una enfermedad idiopática, no tiene una causa que la justifique en un 90% de los casos, pero entre un 5 y 10% puede ser por problemas renales, cardíacos, de tiroides pero la genética juega un rol muy importante.

Son muy importantes los controles periódicos anuales para poder detectar la hipertensión, la cual es asintomática.

El doctor expresó: "La mayoría de las veces se detecta como un hallazgo, un dolor de cabeza por ejemplo, ese síntoma hizo que se detecté la alta presión pero el dolor de cabeza no es por la presión".

Solo un 6% de los pacientes hipertensos tienen dolor de cabeza por la presión arterial.

Siete de cada diez hipertensos no se controla adecuadamente su presión, a pesar de ser la principal causa de muerte y discapacidad en Argentina y en el mundo, se podrían evitar casi cuatro muertes por hora en Argentina teniendo la presión arterial bien controlada. Estos datos surgen del Congreso Argentino de Hipertensión Arterial que se realizó este mes de abril en Buenos Aires.

¿Cómo se mide la presión arterial?

Es ideal tomar la presión sentado, con las piernas sin cruzar, con por lo menos cinco minutos en esa posición, no comer en exceso previamente, no fumar ni tomar café por lo menos 20 minutos antes de la toma, tampoco tener la vejiga llena.

Etiquetas