Justicia
La Corte retrasa el juicio a CFK por la obra pública: dio a lugar a un pedido por "privación a la defensa"
Martes, 14 de mayo de 2019
El máximo tribunal, por cuatro votos contra uno, reclamó que se le envíe todo el expediente para analizar un pedido de la defensa de la ex presidenta. Esta decisión provocará una demora en el inicio del juicio por la causa conocida como "Vialidad".

 La Corte Suprema de Justicia frenó anoche, por cuatro votos a uno, el juicio por la obra pública que se iba a iniciar la semana próxima, el 21 de mayo, contra Cristina Fernández de Kirchner, Lázaro Báez y otros imputados. El único que votó en contra fue, como últimamente, el presidente Carlos Rosenkranz, que otra vez quedó solo. El máximo tribunal le pidió al Tribunal Oral número 2 que le envíe todo el expediente para analizar "una privación de justicia" planteada por el abogado de la ex presidenta, Carlos Alberto Beraldi. El letrado había pedido la realización de pruebas elementales, como una pericia sobre las obras cuestionadas. En total son 51, pero el TOF 2 sólo admitió que se haga sobre cinco obras y el trabajo ni siquiera está terminado. Los especialistas calculan que finalizarán la evaluación de las cinco obras recién en agosto, lo que tornaba descabellada la iniciación del juicio en mayo.

Con las firmas de Elena Highton, Ricardo Lorenzetti, Horacio Rosatti y Juan Carlos Maqueda -no así la de su presidente, Carlos Rozenkrantz-la Corte lo instruyó a su secretario penal para que solicite "con carácter urgente"el cuerpo principal de la causa "Vialidad" al tribunal que en una semana iba a dar comienzo al primer juicio contra la ex presidenta.

La resolución se hizo pública dos horas más tarde de que la sala 4 de la Cámara Federal de Casación Penal rechazara los reclamos de la defensa de la ex presidenta Carlos Beraldi respecto de la nulidad de las pericias realizadas sobre una muestra de 5 de las 51 obras por las que se denunció a la ex mandataria y el hecho de que más del 90% de los elementos probatorios acercados por la defensa fueron rechazos por la Justicia.

Las sospechas de la investigación impulsada por los fiscales Ignacio Mahiques y Gerardo Pollicita consideran que las irregularidades alcanzan los 46.000 millones de pesos. El pasado 21 de diciembre habían pedido la elevación a juicio oral y público.

Beraldi, por su parte, aseguró a medios de comunicación una vez conocida la solicitud que hace más de cuatro meses que solicitó a la Corte Suprema "que tome parte en una causa de gravedad institucional" porque consideraba que se le estaba negando a la ex presidenta el debido acceso a la justicia al no revisar el estudio pericial que se había realizado sobre menos del 10% de las obras por las que está procesada.

En la Corte no ignoran que habrá polémica por la fecha en la que decidió responder a los pedidos de la defensa de la ex presidenta en esta causa que la vincula a los ya condenados Julio De Vido y Lázaro Báez -más porque desde el fin de la feria judicial, la Corte no responde a las solicitudes de Beraldi-, pero aseguran que es para evitar futuros pedidos de nulidad sobre la actuación de la Cámara de Casación Penal.

A la Corte Suprema lo que le preocupa es que no haya "errores de procedimiento" que puedan terminar dando por tierra el juicio contra Cristina Kirchner como ya sucedió anteriormente, por ejemplo, contra Menem o contra De la Rúa en el caso de Pontaquarto y los sobornos en el Senado.

Por más que se hayan comprometido a analizar las actuaciones judiciales hasta la fecha con suma velocidad, no se descarta que Cristina Fernández llegue a noviembre sin sentarse en el banquillo de los acusados junto con el ex ministro de Planificación y el empresario santacruceño de la obra pública.

Etiquetas