Incertidumbre sobre el plan económico
Se espera mayor tensión con el dolar y el riesgo país
Sábado, 27 de abril de 2019
Analistas aseguran que la volatilidad de la moneda es una fenómeno instalada y que nada indica que vaya a cambiar. La situación no va a cambiar en el corto plazo. El Gobierno deberá enfrentar las elecciones en peores condiciones económicas.

Luego de una semana de extrema tensión, en la que el dólar finalizó la última rueda un 9,1% por encima de como la había arranco en el mercado minorista, los datos no parecen ser alentadores para los próximos días. Además del reconocimiento del propio Gobierno, respecto de una "volatilidad que no se revierte en corto plazo" (según palabras del ministro del Interior Rogelio Frigerio) el mercado no parece ceder en materia de nerviosismo.

"Se puede venir un lunes movido, y más pensando que estamos a fin de mes, que es cuando hay más demanda, sobre todo de los importadores", afirmó Sebastián Centurión, de ABC Mercado de Cambios.

El analista señaló también: "Están ingresando un poco más de 100 millones de dólares de los exportadores por día, a lo que se suman los 60 millones del FMI de los que dispone el Tesoro para intervenir. Pero no te alcanza para contener los 800 o 900 millones que se vienen operando".

Centurión explicó que no se trata de grandes volúmenes de operaciones aunque se vuelven difíciles de contener "porque el Banco Central no tiene poder de fuego", debido al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

"De acá en adelante prevemos una mayor volatilidad cambiaria hasta las elecciones, con periodos de tranquilidad y otros de sobresaltos", señaló la economista jefe de Fundación Capital, Irina Moroni. En tono de reafirmación, Moroni agregó: "La volatilidad llegó para quedarse".

Lo que va a haber hasta junio, inevitablemente, es un subibaja con tendencia alcista en el dólar. Y los títulos públicos no creo que recuperen mucho, ya que creo que baje mucho el riesgo país que tenemos", advirtió Amílcar Collante, Centro de Estudios Económicos del Sur.

"No hay ningún driver que diga que se amaine la situación, porque el Banco Central no puede intervenir hasta los $51,50 y no parece haber ninguna otra señal positiva", añadió Collante. Por otra parte, el economista puntualizó que se vienen elecciones primarias en una provincia importante, como es el caso de Santa Fe, y que un mal resultado para el Gobierno puede agregar ruido político.

El tema de la inestabilidad política suele ser uno de los motivos que genera más nerviosismo en los mercados. Sin embargo, los analistas consultados coincidieron en que no solo hay malestar con quienes pueden llegar a la Rosada después de octubre, sino también con el propio Gobierno. Collante destacó, como ejemplos cercanos, que los índices de confianza del consumidor y de confianza en el Gobierno están en su punto más bajo. Centurión, por su parte, afirmó que "hay molestia con el Gobierno y al ver los índices de inflación se entiende por qué". Fuente: Perfil.

Etiquetas