En medio de la escalada inflacionaria
Una batería de medidas en busca de aire para la alicaída imagen de Macri
Miércoles, 17 de abril de 2019
Con una estrategia de comunicación que generó más críticas que apoyos, el Gobierno anunció el promocionado paquete de medidas económicas y sociales para frenar la escalada inflacionaria por 6 meses, hasta las elecciones, con la mira puesta en la reelección de Mauricio Macri.

 Por Stella Gárnica (Politóloga / Periodista Acreditada en Casa Rosada)

Con una estrategia de comunicación que generó más críticas que apoyos, el Gobierno anunció el promocionado paquete de medidas económicas y sociales para frenar la escalada inflacionaria por 6 meses, hasta las elecciones, con la mira puesta en la reelección de Mauricio Macri.

Las medidas incluyen la ampliación del programa: "Precios Cuidados" que congela precios de 60 alimentos de la canasta básica por 6 meses, congelamiento de tarifas de gas, electricidad y transporte por 6 meses, descuentos de entre 20 y 25 % para jubilados y AUH en alimentos en supermercados y compra de medicamentos, el relanzamiento del plan de vivienda Procrear y facilidades de pago en la AFIP para Pymes y comercios en crisis.

También se anunció un decreto para establecer un nuevo régimen de control a los supermercados, entre otras medidas que buscan dar un volantazo para que Macri pueda seguir en la carrera por la reelección.

A pesar de la autocrítica por la crisis y la incapacidad de controlar la inflación, el Gobierno ratificó el rumbo económico y desde Macri hasta los ministros insistieron en el mismo discurso.

"Son medidas para aliviar el bolsillo de los argentinos", repitieron al ser consultados por la escalada inflacionaria y la devaluación del peso, pero también ratificaron el plan económico acordado con el FMI que obliga al Gobierno a buscar el equilibrio fiscal.

La comunicación oficial, como una comedia de enredos

La estrategia de comunicación del Gobierno fue un capítulo aparte de la noticia, ya que con el objetivo de despegar al Presidente de medidas que no están seguros que podrán hacer cumplir, dejaron los anuncios en manos de las redes sociales primero, cuando a las 10 en punto, subieron un "link" en la web www.casarosada.gob.ar un escrito con todas las medidas detalladas, que más tarde fueron explicadas en conferencia de prensa por los ministros de las áreas involucradas.

40 minutos más tarde, se terminó el suspenso que mantuvo la Casa Rosada desde la semana anterior, en un clima de total hermetismo, sobre la forma en que Macri se iba a referir al tema.

Antes de iniciarse la conferencia de prensa pautada desde la noche anterior para las 11,30 en la residencia de Olivos, desde el canal de youtube de la Casa Rosada se difundió un video de estilo "casero", con un audio difícil de entender, filmado con un celular, en el que el presidente Mauricio Macri visita a vecinos que le dicen que haga algo porque "no se llega a fin de mes" y "se hace difícil pagar las facturas" de servicios públicos e "ir al supermercado".

En ese marco, Macri con gesto de "preocupado", aclaró que se trata de "medidas transitorias para acompañar a la gente en esta transición" hasta que "comiencen a funcionar las medidas de reestructuración de fondo que se están haciendo".

"Habiendo empezado a estabilizar la cuestión cambiaria, llegó el momento de traer un poco de alivio a los argentinos que tantos esfuerzos hicieron en estos meses difíciles para todos", señala el documento, que en tono de campaña electoral, fue difundido por las redes sociales de la Casa Rosada a las 10 de la mañana en punto

Acto seguido, como estrategia diseñada por el jefe de Gabinete Marcos Peña y el asesor electoral de Macri, el ecuatoriano Jaime Durán Barba, quienes confían más en la eficacia de las redes sociales que de los medios profesionales de comunicación, se dio inicio a una conferencia de prensa en la Residencia oficial de Olivos.

Allí los ministros Nicolás Dujovne (Hacienda), Dante Sica (Producción y Trabajo) y Carolina Stanley (Desarrollo Social), fueron quienes dieron la cara y respondieron las preguntas de los 83 periodistas acreditados especialmente para cubrir el anuncio.

Las medidas, destinadas a intentar bajar la inflación y reactivar la actividad económica, fueron impuestas a Macri por el radicalismo y la Coalición Cívica y también por los propios Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal, alertados por la abrupta caída de Cambiemos en las encuestas.

El presidente nunca estuvo convencido de las medidas, incluso cuestionó públicamente la idea de "congelar precios de alimentos y tarifas", pero la decisión de despegarlo de los anuncios y dejarlo en manos de los ministros se tomó el martes por la noche, tras el shock que vivió la Casa Rosada al conocerse el "pico de inflación" de abril que llegó al 4,7% según difundió el INDEC.

Así fue que, aunque Macri se encontraba en la residencia de Olivos, evitó salir a responder preguntas sobre la crisis económica y ordenó a los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne, de Producción y Trabajo, Dante Sica y de Desarrollo Social, Carolina Stanley, a dar la cara ante los 83 periodistas acreditados para explicar las promocionadas medidas que habían generado fuertes expectativas en la sociedad y en los mercados.

Etiquetas