Repudia que se haga paro durante un feriado
Moyano le mete tensión a la CGT con el paro general del 30 de abril
Viernes, 12 de abril de 2019
Hubo críticas, chicanas y un pedido de que den aval legal a la llamada a huelga general de los gremios cegetistas duros. Adhesión clave de gremios aeronáuticos y ferroviarios.

El Frente Sindical por el Modelo Nacional (Fresimona), la coalición de gremios cegetistas que comandan Hugo Moyano (Camioneros), Ricardo Pignanelli (Smata) y Sergio Palazzo (La Bancaria), lanzó un paro general para el 30 de abril y redobló el desafío a la CGT.

A punto se estuvo, durante el plenario organizado hoy en la sede del gremio metalmecánico, de declarar una ruptura definitiva con la central. Se escuchó el clásico "hay una sola CGT", Hugo Moyano estuvo a punto de decir "esta CGT" pero se corrigió para hablar del frente como un "sector" del sindicalismo, Hugo Yasky dijo que los gremios de la CTA que lidera podrían volver a una CGT combativa y el evento fue presentado como un Plenario de Regionales de CGT, una reunión que en términos formales sólo podría convocar el Consejo Directivo de la central.

No son pocos los líderes del Fresimona que quieren llevar al extremo su desafío a la conducción de los cosecretarios Héctor Daer y Carlos Acuña, pero un sector importante se resiste a la ruptura formal: la Corriente Sindical que lidera Palazzo. El dirigente bancario sumó críticas a la central pero también pidió que el consejo directivo de la central peronista diera "cobertura legal" a la llamada al paro o que se "pronuncien en contra".

Fue un modo de indicar que aún estiman que no hay que romper la lógica orgánica y autoproclamarse central opositora como ocurrió durante la era kirchnerista, cuando Hugo Moyano, Antonio Caló y Luis Barrionuevo conducían tres centrales alternativas. Dietrich sobre el paro de transporte del 1 de mayo: "Le complican la vida a la gente" A pesar de mantener la "orgánica", Palazzo no ahorró cuestionamientos a la conducción a la que desde hace un año reclama que convoque a una Comité Confederal para elegir nuevas autoridades.

"Somos muchos hoy, más con la CTA y los movimientos sociales", evaluó antes de indicar que la realidad no pasa "por pesos más o menos para las obras sociales, un cuestionamiento al acuerdo de la CGT con el Gobierno que habilitó la inyección de 13 mil millones de pesos para las prestadoras de salud. En este punto es importante recordar que la marcha del 4A surgió de una iniciativa conjunta de los gremios industriales que están en la conducción de la CGT y los de la Corriente Federal. El más duro fue Hugo Moyano quien dijo que si la actual conducción de la CGT hubiera comandado la central durante el Proceso "todavía estarían los milicos" en el poder.

También los cuestionó por su presencia en la cena del CIPPEC: "Los vemos sentados muy cómodamente con el Presidente y empresarios donde salía miles de pesos el plato", disparó el referente de Camioneros. Moyano fue también el encargado de cargar contra la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), que el martes anunció un paro para el feriado del 1 de Mayo.

"Uno no sabe si reírse o llorar", dijo al cuestionar la decisión de la Confederación que su gremio integra. También aseguró que cuando los sindicalistas de otro país se enteren "van a pensar que es una cargada". Moyano y los gremios del Frente Sindical harán otro paro general el 30 de abril Más allá de los dardos, en la reunión del Frente, sentados en la mesa principal ubicada en el palco, estaban los titulares de Aeronavegantes, Juan Pablo Brey, y APLA, Pablo Biró, por lo que todo indica que habrá un paro de 48 horas que afectará a los vuelos.

Con toda seguridad se sumará la seccional oeste de la Unión Ferroviaria, liderado por Rubén Sobrero, el dirigente de Izquierda Socialista y el Frente de Izquierda, que definirá junto al sindicalismo combativo su posición en los próximos días. Otro dato clave es que el gremio de señaleros ferroviarios (AFSA) milita en las filas del moyanismo y en el pasado ha sido capaz de forzar un paro en todos las lineas de trenes.

La presencia de los gremios combativos en el subterráneo también apunta a una adhesión y sólo quedaría el transporte en autobús, monopolizado por Roberto Fernández de la UTA, salvo en algunas líneas.

Etiquetas