Esteban Echeverría
Detuvieron a la madre de la nena sordomuda asesinada a golpes en Monte Grande
Jueves, 11 de abril de 2019
Zamira tenía 5 años y su caso conmocionó a todo Esteban Echeverría. Su madre está acusada de no intervenir ante los golpes del padrastro que le costaron la vida a la nena

En septiembre pasado el crimen de Zamira, una nena sordomuda de 5 años, consternó a toda la localidad de Monte Grande en el partido de Esteban Echeverría. El padrastro de la menor, Brandon Damián González, de 21 años, fue acusado de haberla matado a golpes y ahora, siete meses más tarde, es la mamá de la nena, de 21, quien acaba de ser detenida por "abandono de persona seguido de muerte" según confirmaron fuentes cercanas a la investigación a Infobae. La acusan de haber permitido la muerte de su hija por omisión, por no intervenir ante las agresiones del padrastro que le costaron la vida a Zamira.

Brenda Nahir Fernández, se mostraba en sus redes sociales sonriente junto a sus tres hijas. Exhibía en sus antebrazos los nombres tatuados de Zamira y su hermana melliza. No había indicios de que atrás de las fotos y los mensajes, se escondía una historia violenta. Tras el crimen y la detención de su pareja, Brandon Damián Gonazález, Fernández borró todas las imágenes.

El viernes 28 de septiembre de 2018, Zamira llegó muerta al Hospital Santamarina de Monte Grande. Tenía hemorragias internas en el hígado y los riñones de acuerdo a un informe posterior. Brenda dijo que cuando fue a verla al sillón donde dormía notó que había vomitado varias veces, que le salía espuma por la boca y la lengua "se le había dado vuelta".

Esa tarde, Zamira había quedado al cuidado de González. Brenda había dicho que su hija "se había caído". No dio demasiados explicaciones. Brandon y Brenda eran del mismo barrio, vivían a pocas cuadras de diferencia y habían comenzado su relación seis meses antes del crimen, luego de que el padre biológico de Zamira y de M., su melliza, falleciera.

Los testimonios en la causa no favorecieron al hombre. González fue señalado por todos los familiares que declararon. Ya había tenido problemas con la ley cuando era menor de edad. Era el único detenido hasta el momento, pero en las últimas horas Brenda también fue requerida por la Justicia y se encuentra en la DDI de Lomas de Zamora, acusada de "abandono de persona seguida de muerte".

Tras el crimen de la nena de 5 años la hermana melliza de Zamira quedó al cuidado de una tía paterna. El testimonio de la tía ante la UFI Nº 3 en aquel momento fue particularmente desgarrador: aseguró que ambas nenas eran golpeadas por González. Las dos se lo hicieron saber durante visitas los fines de semana. Zamira se lo dijo con sus manos, con lenguaje de señas. La mujer mostró incluso fotos que tenía en su celular como prueba de la violencia.

A cargo de la investigación se encuentra la fiscal Verónica Pérez. Interviene en la causa la UFI Nº3 descentralizada de Esteban Echeverría especializada en delitos sexuales y el Juzgado de Garantías N° 2 de Lomas de Zamora.

Etiquetas