Entrevista a Nicolás Tognola | Por Hernán Cacace
Pampa Trash a punto de editar su nuevo trabajo: Burzako
Martes, 19 de marzo de 2019
Pronto a editar su nuevo trabajo: Burzako, entrevistamos a un referente del bandoneón y del tango de hoy en el sur del conurbano, al frente de su banda con impronta rockera y aires desprejuiciados y en un abrazo a una localidad tan personal como su propuesta. Música sin fronteras.

Algunos lo llaman tango actual, tango del siglo XXI, otros tango joven, aunque ya han pasado varias décadas de desarrollo de estas nuevas expresiones dentro del género, que si bien tiene una identidad cultural fuerte, no se resigna a quedarse en la historia, sino que se reúne con otros estilos sin renegar de su influencia rockera y de la música de otros lugares del mundo.

Y en esta búsqueda, dentro de un contexto actual, se desarrolla un tango con nuevas letras, músicas, armonías y formas de encarar las cosas, que se reflejan en la cantidad de orquestas jóvenes, compositores, poetas e instrumentistas que hay y que, si bien no está desarrollado masivamente, no deja de ser un fenómeno popular. Y acá es donde aparecen Nico Tognola y su Pampa Trash y estas nuevas expresiones que se encuentra en las orillas, en los márgenes de los géneros que se juntan y dan vida a algo nuevo.

La primera vez que escuché a Nico fue hace muchos años al frente de Hojarasca. Se notaba que era un pibe que prometía y yo sabía que seguía en la búsqueda, pero fue impactante el año pasado en el marco del Festival de Tango de Temperley, Fetem, cuando me senté a escuchar esa aplanadora, que tiene un virtuosismo musical impresionante y a la vez una propuesta nueva de encarar esa música que tiene que ver con Burzaco, con el conurbano y a la vez con todo el mundo, con la valentía de no tenerle miedo al qué dirán y siempre empujando hacia adelante, que es Pampa Trash. Recuerdo que a mi lado estaba sentado Víctor Hugo Morales y abría los ojos con asombro, impresionado mientras disfrutaba y a la vez no entendía de donde venían esos marcianos. 

Este tipo de propuestas es algo que le hace bien, no solo al tango actual, sino a la cultura de un país que necesita, y más en estos tiempos, de estas muestras de esperanza, de resistencia, y de gente que se compromete con una expresión genuina en llevar su arte como estandarte.

Pablo Sensottera

Compositor y miembro del Cuarteto La Púa y de El Portón


///Algunos se atreven a hablar hasta de una República Separatista, dando cuenta de ese no sé qué, que para un extranjero como quien les habla tiene una tierra que no es propiamente la suya, más allá de compartir la geografía del sur del conurbano. Ya en ese microclima de la estación se puede encontrar una expresión de su diversidad e intentar entender el sentido de pertenencia que le atribuyen los burzaqueros a su localidad. En ese movimiento constante donde se mezclan el paso de los transeúntes con los puestos de los vendedores, el olor a pan casero, la música y las películas grabadas con los colectivos y sus paradas, el verde y el cemento con las ferias, los skates y los pastores gritando al cielo sus alabanzas, los negocios, bares de paso de día y reductos del under de noche, gente corriendo y saltando la soga en la vereda con casas que también son centros culturales...Contraste e identidad que se sintetizan en una expresión artista y se condensan en una obra:  Burzako. Pampa Trash.

¿Cómo surge tu relación con el tango?

"Empieza en la casa de mi abuela, que era fanática de D´Arienzo, y tenía siempre prendida Radio Belgrano AM 840. Ese es el primero registro que tengo de lo que es mamar música. Me acuerdo que con el delantal puesto me hacia subir sobre sus pies para practicar el baile. Y ya a los 10 años aproximadamente descubro a Piazzolla. Aunque ella renegaba de él, me acuerdo que decía: -Ese puto que deformó el tango- Esa era fu frase. Lo de puto no sé, pero que lo deformó...Y para mí se convirtió en un referente, por la energía que tenía su música que era más intensa que la de D´Arienzo...Y ese flechazo con Piazzolla me llevó a querer tocar el bandoneón y a componer música. Tenía de profesor a Seba Monk y le llevaba el Cuaderno Pentagramado Istonio y le pedía que me enseñe a componer como si fuera algo que se pudiera hacer así nomas... Y después, a los 12, me metí en una orquesta típica que compartíamos con Agustín y Emiliano Guerrero, lo que después fue Cerda Negra, que se llamaba La Branquita, que era una mini Fernández Branca, la Fernández Fierro de ese momento, y ensayábamos los domingos acá en Burzaco en la casa de Agustín. Con él nos conocimos de ir a la iglesia, jugando a la pelota en la plaza me pregunta: ¿Che, así que vos tocas el bandoneón?..."

Y Pampa Trash debuta en el Brandstock, aquel festival que se realizó en Brandsen en el 2012...

"Pampa nace a fines del 2011 como un trió con guitarra, sintetizador y un poeta que recitaba. Yo ya venía de Hojarasco, que era una electro orquesta típica, con la inquietud y la búsqueda artística de fusionar lo que viene del tango y del rock. Y la primer fecha fue en ese festival que organizamos con un colectivo artístico donde quedó plasmada la esencia del grupo: esa cosa performática con música instrumental y progresiva..."

Después aparece el bandoneón...

"Aparece cuando grabamos el primer disco (Ya Fue) y nos gusto tanto que se terminó convirtiendo en la voz cantante y el alma que unifica todo... Después entro un baterista, un bajista y la banda fue mutando y tuvo muchos cambios de integrantes... Por cada puesto habrán pasado más de dos o tres miembros, pero la esencia, ese fueguito se mantiene..."

¿A qué hace referencia el nombre: Pampa Trash?

"Siempre encuentro una manera nueva de definirlo...Pampa representa la región donde vivimos, las raíces de la cultura, ya que no hacemos algo esencialmente nuevo porque cuando lo escuchas reconoces elementos de la música tradicional... Y lo trash vendría a ser la mancha sobre esa pampa, la cosa que desedordena, recicla o reinterpreta aquello..."

Y un lugar donde se encuentran el tango y el rock...

"Si dicen que el tango murió, yo creo que el rock nacional le sigue detrás...Y entiendo esto como la hace esta generación, no como algo trágico o negativo, sino como un cambio de ciclo. Para mí el tango y el rock de alguna manera se murieron, pero hoy nacieron en nosotros, que somos sus hijos, sus nietos. Y la reivindicación a eso se llama pampa trash. Es ese concepto.

Y en donde se encuentran no solo el tango y el rock, sino también la música del Río de la Plata, la latina, la foránea..."

¿Y cómo ves al tango en la actualidad, existe una renovación?

"Yo creo que la renovación en el tango tiene que ver con propuestas que den cuenta de lo popular, con la inclusión y la expansión de los limites que conformaban hasta ahora el tango... Todo lo demás son experimentaciones intelectualoides que lo único que hacen es seguir dando al tango esa imagen de lejano, de poco accesible, de que no le pertenece a la mayoría...Por eso yo armé el ciclo Jam Milonga Expansiva donde se rompe con la idea de las tandas en el tango y se baila con abrazo cualquier estilo y género musical... Un abrazo que hoy en día se convierte en algo revolucionario porque va en contra de la tendencia de la sociedad que es comunicarnos a través de la virtualidad de las pantallas y que nos invita a retomar la humanidad del contacto con los cuerpos, a simplemente cerrar los ojos y bailar al ritmo de la música...Hoy en día, más que nunca, necesitamos no olvidarnos de la alegría, festejar la vida y encontrarnos con el otro... Y está todo bien con la tradición, pero que se dejen de romper las bolas con Gardel, hay que crear nuevos paradigmas acorde a lo que nos pasa acá, sino vamos a estar todo el tiempo eternizando los laureles que supimos conseguir..."

Actualmente Pampa Trash (Nicolás Tognola en bandoneón, Cristian Barbera en bajo, Maximiliano Prieto en guitarra, Pedro Viau en batería y Juan Manuel López Cano en teclados) acaba de editar su nuevo trabajo: Burzaco con la producción artística de Max Masri y la participación de invitados como Martina Cruz (Agentes del Caos), Fabio Quinteros y Chino Suárez (La Rumbadera.)


¿De qué viene, el recién saladísimo del horno, Burzako?

"Está grabado en vivo en Panda, un estudio donde se grabaron muchos discos reconocidos...Tiene 10 temas, donde cada uno es literalmente un mundo aparte del otro, muy diversos, donde varían los ritmos y las influencias que van de la cumbia al jazz rock, hay un par de temas con recitados, más rockeros, mas tipo milonga... Es un potpurrí que refleja un poco lo que es Burzaco también..."

Cuentan con la mano del creador de Tanghetto, Max Masri, en la producción ¿Qué le aportó a la banda?

"El hizo la mezcla del disco y es importante su mirada de afuera, es como nuestro DT, organiza al equipo y hasta hace de psicólogo... Ya la primera vez que escuchó la banda me dijo que era música inclusiva... Y coincido, porque en la sociedad siempre nos vendieron que el tango es eso elitista por un lado y la cumbia lo popular...Entonces de alguna manera nosotros venimos a acercar eso que parecía estar separado..."

No pasas desapercibido en la tapa del disco...

"Sabes que en esa primer fecha en el Brandstock toque casi con el mismo vestuario en el que estoy en la tapa del disco...Y esto, con esa estética media pop art con el blanco y negro y el bandoneón con ese color fuxia más estridente, es un poco el reflejo de ese desprejuicio que tiene el grupo de fusionar o de incluir los diferentes géneros y estilos... Y si bien alguien podría decir cómo vas a mezclar esto con aquello como verás nosotros no nos hacemos esos tipos de cuestionamientos..."

¿Por qué Burzako?

"Burzaco es un lugar de pertenencia, es como la casa de uno, para los que vivimos acá y hasta para los que vienen de afuera existe como un amor, que no si lo tiene Adrogué por ejemplo... Allá están tomando un café con leche en Riviera, acá no existe eso...(risas) ¡Y qué mejor que dedicarle un disco!"

La presentación en vivo de Burzako será el próximo 12 de abril en la Sala Argentina del Centro Cultural Kirchner. 

Haciendo bardo

Otros de los proyectos de Nicolás Tognola se llama Despelotango y sobre el mismo nos cuenta:

"La Orquesta Despelotango (bandoneón, bombo con platillo, tuba, piano, violín, redoblante y voz) deconstruye al tango, la murga y la cumbia y los fusiona en un sonido nuevo que tiene más que ver con la actualidad de lo que es Buenos Aires y el conurbano hoy. Es nuestra

interpretación del paisaje sonoro de esta era y esta geografía. Y nace en el mismísimo andén de la estación de Burzaco donde nos conocimos con Abel, que toca el bombo con platillo en el grupo, charlando de música hasta que un día nos pusimos a zapar en mi casa... Y dentro de poco vamos a lanzar un disco (Barro de Salón) cuyo video y corte de difusión va a ser el Tango Sur pero con arreglos de Despelotago y la letra es un cocoliche entre el italiano y el español ya que contamos con una cantante, Josefina, que vive en Italia..."

Etiquetas