Almirante Brown | ¿Volvió la burundanga?
Una joven denunció que fue drogada en el McDonald's de Adrogué
Lunes, 18 de marzo de 2019
Una chica de 19 años habría sufrido un cuadro de desvanecimiento luego de haber ingerido una gaseosa que le regalaron dos hombres que luego se dieron a la fuga. La mujer se recuperó satisfactoriamente y la investigación continúa en desarrollo.

 Los casos donde una mujer es drogada de forma instantánea recorren desde hace años las calles del Conurbano, en una mezcla de realidad y también de leyenda urbana, pero cómo las brujas, que los hay, los hay y es lo que fue denunciado el jueves por una joven de 19 años que estaba almorzando en la casa de comidas rápidas del payaso Ronald.

La chica se encontrada en el establecimiento McDonald's ubicado en Av. Espora y Mitre de Adrogué y manifestó que dos hombres, uno más joven y otro de entre 30 y 40 años que estaban en el lugar, le regalaron una gaseosa, aduciendo que se habían equivocado en el pedido y les habían dado dos. La muchacha aceptó la bebida y tomó dos tragos. Instantes después aseguró que se le durmió la boca, luego el cuerpo y no podía entender lo que le hablaban los demás.

La víctima alcanzó a comentarle el suceso a una mujer de otra mesa lo sucedido y le expresió que los sospechosos se fueron en una moto que no pudo identificar. Posteriormente, personal de seguridad del local, llamó a la policía y al servicio de ambulancias.

La denuncia recayó en la Comisaría 1 de Adrogué, personal de la misma se apersonó en el lugar y charló con el novio, que también llegó al lugar y con el papá de la joven. La víctima fue trasladada al Hospital Meléndez, donde luego de dos horas se recuperó satisfactoriamente.

Los pesquisas del GTO de la dependencia se encuentran abocados a las investigaciones correspondientes realizando análisis de los sistemas de cámaras buscando dar con los sospechosos.

Así son los ataques con "burundanga"

Científicamente se llama escopolamina, de origen afrocubano y usos alucinógenos, la burundanga proviene de plantas de la especie datura, que contienen diferentes concentraciones de ese alcaloide y de hiosciamina en raíces, hojas y semillas.

Según explicó el médico toxicólogo Carlos Damin, jefe de toxicología del Hospital Fernández y profesor de la Universidad de Buenos Aires, en un informe publicado por Intramed.net, "la escoplamina se absorbe muy bien en el tracto gastrointestinal y es por vía oral como más frecuentemente se administra a las víctimas de ilícitos en dulces, chocolates o bebidas como gaseosa, café y licores. Debido a su mecanismo de acción, su permanencia en el estómago puede ser prolongada".

Damin aseguró que la burundanga "produce un cuadro sintomático que puede ser aprovechado por los delincuentes, pues causa mareos, presión en el cuello, más presión cardíaca, boca pastosa, sensación de ahogo, desorientación y, dependiendo de la dosis ingerida, puede generar alucinaciones".

En dosis muy altas produce arritmias cardíacas, taquicardia severa, fibrilación, insuficiencia respiratoria, colapso vascular y muerte. En el sistema nervioso central "ocasiona un estado de pasividad completa de la persona con actitud de automatismo, recibe y ejecuta órdenes sin oposición, desapareciendo los actos inteligentes de la voluntad lo que se denomina 'sumisión química' y presenta amnesia anterógrada", destacó Damin.

En algunas personas puede causar desorientación, excitación psicomotriz, alucinaciones, delirio y agresividad. En dosis muy altas produce convulsiones, depresión severa y coma.

Etiquetas