Pronta entrega, por favor
Macri le enchufó el problema de EDESUR y EDENOR a Vidal y Larreta
Jueves, 28 de febrero de 2019
A partir de este viernes las distribuidoras eléctricas Edenor y Edesur ya no serán responsabilidad del Gobierno Nacional, sino que pasarán a la órbita de Vidal y Larreta, en un acuerdo que deja muchos puntos confusos. La tarifa social deberá ser solventada con recursos de Provincia y de la Ciudad.

A partir de este viernes las distribuidoras eléctricas Edenor y Edesur ya no serán responsabilidad del Gobierno Nacional, sino que pasarán a la órbita de Vidal y Larreta, en un acuerdo que deja muchos puntos confusos.

Tal como se había pactado con los gobernadores peronistas en el marco de las negociaciones por el presupuesto, de ahora en más la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires deberán afrontar con sus recursos los subsidios que implica el sostenimiento de la tarifa social, como sucede en el resto de las jurisdicciones.

El memorándum, que fue firmado en Olivos junto al ministro de Hacienda Nicolás Dujovne y el secretario de Energía Gustavo Lopetegui, establece la conformación de un ente bipartito "con la mayor celeridad posible" que cumpla las funciones de control y regulación y reemplace al Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE).

Sin embargo, fuentes allegadas destacan que el traspaso se hizo a las apuradas y sin resolver una serie de temas de gran sensibilidad, como la deuda de alrededor de $20.000 millones de pesos que tiene cada una de las empresas con el estado.


La misma data de hace más de 10 años y surge de la venta de energía y obras con la mayorista estatal Cammesa, "en la época donde al no tener tarifa había que pedirle fondos al estado para pagar sueldos", informaron-

Desde su mismísima asunción Macri viene prometiendo que perdonará este importe, pero en los hechos nunca lo hizo, dejándole un gran pasivo a las firmas que figura en sus balances. "Una deuda que tiene que netearse para sanear las cuentas de las empresas. Es un tema crucial donde el Gobierno ha actuado un poquito lento", explicaron a este medio desde el sector.

La falta de resolución sobre este tema figura en el propio acuerdo, que resalta que "las Partes consideran necesario que se dé una solución integral a los reclamos pendientes entre el Estado Nacional y las Concesionarias".

Entre otros reclamos más allá del mencionado subraya los "relacionados con el pago de los consumos de los asentamientos con medidores comunitarios generados desde octubre de 2017 hasta el 31 de diciembre de 2018" y "las diferencias resultantes de aplicar el tope en las facturas de los usuarios beneficiarios de la Tarifa Social".

El documento confirma además que de forma retroactiva al 1 de enero, la Ciudad y la Provincia asumen con recursos propios la cobertura de los beneficiarios de la tarifa social, lo que supone unos $ 12 mil millones mensuales.

Ya el año pasado Macri había anticipado que cumpliría con la transferencia, lo que se cristalizó mediante la suscripción del acuerdo que establece una serie de pasos y condiciones para conseguir un traspaso "ordenado" contemplando una serie de etapas.

Una de las cuestiones medulares del traspaso está vinculada al control de la prestación del servicio. En ese sentido, el documento firmado este jueves sostiene que "es necesaria la constitución de un nuevo organismo de control, que opere bajo la órbita de la Provincia y de la CABA y que, oportunamente, cumpla las funciones que hoy lleva a cabo el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE)".

Etiquetas