Historias de Zona Sur | Por Federico Gastón Guerra
San José: una historia de esfuerzos compartidos
Martes, 19 de febrero de 2019
 Fue estancia y luego barrio. Tuvo estación ferroviaria del viejo Provincial que iba hasta La Plata. El crecimiento urbano y las mejoras municipales le dieron sustento a esta localidad que pertenece a dos partidos: Lomas de Zamora y Almirante Brown. Su nombre proviene del nombre de una quinta.

Un 12 de diciembre de 1948 el martillero Juan Borachia (hijo) llevó a cabo la primera venta de lotes en un predio que comprendía las hoy calles Santa Cruz, Santa Ana, Garay y Eva Perón.

Para llegar a este punto crucial en la vida de esta enorme barriada con aire de ciudad, compartida entre el partido de Lomas de Zamora y de Almirante Brown, hay que remontarse a principios de siglo XX y comenzar el seguimiento de los orígenes por la Cabaña Spínola.

En un trabajo sobre historia del barrio San José el historiador Alberto De Paula dice: "Por sucesivas compras a diversos propietarios don Pablo Spínola formó un establecimiento rural de aproximadamente 150 hectárea de superficie, que por su magnitud, se contaba entre los más grandes del partido de Lomas de Zamora", este gran establecimiento estaba ubicado en el corazón de esta localidad.

A pocos metros de esta vivienda se encontraba otra quinta de dimensiones generosas que se denominaba San José. Esta propiedad tiene su génesis en 1855 y pertenecía a José Castaño. Este pedazo de tierra era un ápice de terreno que pertenecía a una familia de larga data en la zona: los Hunt.

Según se lee en el libro "Breve historia del partido de Almirante Brown" Roberto Hunt era un ciudadano de origen inglés que elevó su casa en ese lugar algunos años después de la revolución de mayo.

Ese territorio pertenecía por entonces al partido de los Quilmes. El casco de esa estancia era muy renombrada por la proliferación de montes frutales, tambos y pastoreos. Cierto es, que a todo esto, en 1912 la cabaña San José pasa a manos de Guillermo Kraft.

El primer loteo

Una vez fallecido Guillermo Kraft, sus herederos (esposa e hijos) comenzaron a gestionar un centro urbano, el plano fue encargado al ingeniero Manuel Balarino. Un 6 de noviembre de 1948 geodesia de la provincia de Buenos Aires aprueba el trazado correspondiente.

"El 12 de diciembre de 1948 se efectúa el remate de tierras, en esta fecha se venden más de 4.000 lotes. Luego en 1949 las autoridades provinciales aprobaron el plano del ingeniero Balarino para el sector siguiente", apunta De Paula en su crónica histórica sobre San José.

Tras ponerse la piedra basal llegaron los primeros clubes, sociedades de fomentos y transportes que en sus primeros años fueron vecinales, ya que eran los mismos vecinos quienes mantenían la línea de colectivos que los dejaba en sus viviendas allá por 1952.

Recuerdos sobre rieles

En los albores de 1927 se habilita el ramal del ferrocarril provincial que conectaba Avellaneda con La Plata. Para esta ocasión varias familias de los alrededores debieron ceder tierras: tanto para el paso de las vías como para la consolidación de paradas ferroviarias como el caso de la denominada: 4 de Febrero, luego Monte Chingolo.

Ya sobre la década del ?40 la avenida Pasco comienza a ser una realidad y de esta manera las vías de comunicación comenzaban a multiplicarse, dándole lentamente, vida propia a estas tierras.

En este tiempo es que se construye una parada ferroviaria denominada Parada Pasco en la intersección de las vías del provincial y la actual avenida Eva Perón (ex Pasco).

Esta dejó de utilizarse un 6 de julio de 1977 cuando pasó el último tren por sus vías. "Yo creo que fue una lástima cerrar ese ramal de ferrocarril; empezaba en Avellaneda pasaba por Monte Chingolo, Parada Pasco y después seguía para La Plata. Creo que el cierre de ese ramal perjudicó mucho a San José, Monte Chingolo, San Francisco Solano... cortó mucho el progreso: en vez de ir para adelante fuimos para atrás", sintetizó Antonio, antiguo vecino del lugar.

Y llega el colectivo

De la charla con Antonio, quien contó algunos pormenores del Barrio, surgen algunas precisiones sobre ese desvencijado colectivo que fuera motor de progreso en aquellos años en los cuales el barro y el mal tiempo atentaba contra las funciones diarias de viajar al trabajo o hacer algunas compras.

- ¿Y usted en qué año llega a este barrio?

- Yo llego a este barrio el 4 de julio de 1952. Era un día de frío y yo me encuentro que esto era todo campo, todo alambrado. Con un mejorado en la calle Salta y otro mejorado en la calle Divisoria; no transitaban vehículo, alguna bicicleta y algún transporte de vehículo mínimo...

- ¿Cómo cuáles? ¿Colectivos, alguna carreta?

- Bueno, con respecto a colectivos tenemos que remontarnos un poquito más adelante, en 1956 cuando se formó una unión de vecinos y se gestó una cooperativa que la llamaron la línea Nº 4, Villa Galicia. Esos fueron los primeros colectivos que transitaron por el Barrio San José.

-¿Qué recorrido hacía?

- El recorrido era desde Salta y Divisoria a la estación de trenes de Lomas de Zamora; pero los mejorados de Salta y Divisoria eran muy precarios. Hubo un caso donde un colectivo, por la gran cantidad de pozos que había, en un momento volcó: tuvimos un accidente, por suerte no hubo muertos pero sí mucha gente herida.

-Ese colectivo: ¿Cómo era?

- Era un colectivo típico de la época con esa trompa adelante y con una capacidad para más o menos 18 a 20 pasajeros; venía uno cada media hora aproximadamente.

De qué lado estás

No deja de ser curioso vivir en un barrio que pertenece a dos municipios. Debido a esto es que el arquitecto Alberto De Paula en el cuaderno de investigaciones Nº 2 del Instituto Histórico Municipal de Lomas de Zamora de septiembre de 1998 cuenta una anécdota que vale la pena reproducir: "El 20 de noviembre de 1950 se fundaba la Sociedad de Fomento General San Martín con la misión de promover el desarrollo de San José en su totalidad, sin considerar la existencia de la calle Garay en su rol de límite entre dos partidos: Lomas de Zamora y Almirante Brown."

De Paula agrega que "la Sociedad de Fomento gestionó y obtuvo su reconocimiento legal en la municipalidad de Lomas de Zamora, aunque estableció su jurisdicción en la vecina, pero cuando años más tarde debieron efectuar gestiones ante la comuna de Almirante Brown ésta no le reconoció la personería".

El epílogo de la anécdota fue una decisión salomónica debido a que "(...) se resolvió mudar la Sociedad de Fomento San Martín y construir una nueva entidad para los del otro lado del Barrio, sin perjuicio de seguir considerando, en todos los órdenes de cosas, a San José como un único núcleo poblacional. Así nace el 24 de agosto de 1953 la Sociedad de Fomento Barrio San José que obtuvo la legalización de Almirante Brown y permaneció en la sede original de la Sociedad San Martín".

San José hoy

Transcurridos aquellos primeros años San José se fue poblando con inmigrantes de países limítrofes. Por esos tiempos nacieron las escuelas, el templo San José Obrero y los comercios. Hoy por hoy el barrio es núcleo de muchos habitantes.

Cuenta con delegación municipal, bomberos, comisaría e innumerables líneas de colectivos que día a día transitan las tierras de Kraft y esos recuerdos de cuando ese conglomerado bonaerense era sólo un puñado de tierras vírgenes que comenzaba a gestarse en una gran ciudad.

Etiquetas