Enigmas, las ciencias, lo interesante
Encuentro del Tercer Tipo en Socorro (Nuevo México)
Viernes, 14 de diciembre de 2018
El incidente Lonnie Zamora fue un encuentro cercano OVNI del tercer tipo que se produjo el viernes 24 de abril de 1964, sobre las 17:50, en las afueras del sur de Socorro, Nuevo México, cuando el oficial de policía, Zamora observó un extraño aparato.

 El incidente Lonnie Zamora fue un encuentro cercano OVNI del tercer tipo que se produjo el viernes 24 de abril de 1964, sobre las 17:50, en las afueras del sur de Socorro, Nuevo México.

Varios testigos principales emergieron para reportar etapas y aspectos del evento, incluyendo la aproximación de la nave, ruido, llama visible, y la evidencia física dejada atrás inmediatamente después.

Sin embargo, fue Lonnie Zamora, un oficial de policía del Estado de Nuevo México que estaba de servicio en ese momento, quien más se acercó al objeto y dio el relato más prolongado y amplio.

Algunas evidencias de huellas físicas quedaron atrás - vegetación y suelo quemados, impresiones de aterrizaje en la tierra, y raspaduras de metal sobre una roca rota en una de las impresiones - se observó posteriormente y analizado por los investigadores para los militares, la policía y grupos de OVNIs civiles.

El evento y su conjunto de pruebas a veces se considera uno de los mejor documentados, sino de los informes OVNI más desconcertantes.

Se investigó inmediatamente por el ejército de Estados Unidos, la Fuerza Aérea de Estados Unidos, y el FBI, y recibió una cobertura considerable de los medios de comunicación.

Fue uno de los casos que ayudaron a persuadir al astrónomo J. Allen Hynek, uno de los investigadores principales de la Fuerza Aérea, que algunos informes de OVNIs representan un intrigante misterio.

Los hechos

El 24 de abril de 1964, un policía de Socorro (Nuevo México), el Oficial Lonnie Zamora, Zamora declaró que mientras perseguía a un coche que sobrepasaba los límites de velocidad, oyó un estruendo y vio llamas en un área en donde sabía existía un depósito de dinamita. Abandonó la persecución del automóvil y se dirigió al sitio.

En ese momento estaba a 200 metros de distancia del objeto y su coche se encontraba en la cima de una colina, con el objeto frente a él en un barranco. Declaró que al mirar por primera vez

pudo ver una o dos figuras con una especie de batas blancas que los cubrían casi totalmente. Tras transmitir por radio al cuartel de la policía de Socorro, se dirigió con el carro hasta un punto que se encontraba a 50 metros del objeto, y se apeó para continuar a pie.

Dijo que el objeto era blanco, en forma de huevo, liso, sin ventanas ni puertas, y que parecía apoyarse en unas piernas semejantes a vigas. Afirmó haber escuchado un estruendo y ver humo, se dio la vuelta y corrió para refugiarse detrás del coche de policía. Afirma que el objeto se elevó unos 15-20 pies sobre la tierra y luego voló en dirección sur.

Momentos después, el sargento Chávez, de la policía estatal de Nuevo México, llegó allí como respuesta a la llamada de radio. No observó el objeto, pero informó que hubo efectos físicos como depresiones en el terreno y pasto quemado, el cual estaba frío al tacto minutos después del evento. El sargento Chávez informó del incidente a las autoridades militares locales.

El Mayor Héctor Quintanilla, Director del Proyecto Libro Azul, tuvo un especial interés en el caso. Estaba convencido que Zamora decía la verdad acerca de lo que había visto, y de que no había fraude alguno. No hay duda de la confiabilidad del testigo. Es un oficial de policía serio, un pilar de su iglesia, y un hombre versado en el reconocimiento de vehículos aéreos en su zona.

Aunque se intentó desacreditarlo, el avistamiento en Socorro es generalmente considerado entre los más imponentes e interesantes Encuentros Cercanos jamás registrados. Después de una extensa investigación, el Proyecto Libro Azul de la Fuerza Aérea fue incapaz de llegar a una explicación convencional y enumeró el caso como "desconocido" y lo incluyo dentro del informe oficial. 

Etiquetas