Región
Espectacular persecución: arrancó en Glew y terminó con un tiroteo en Llavallol
Jueves, 29 de noviembre de 2018
Delincuentes asaltaron un Maxi Kiosko en Glew y fueron perseguidos durante más de 11 kilómetros. Finalmente lograron ser detenidos tras un intenso tiroteo en Llavallol.

 Todo comenzó cuando tres malvivientes asaltaron a punta de pistola un maxi kiosko en la localidad de Glew, más precisamente en la calle Guiraldes al 8000 esquina Pellegrini. Instantes después de cometer el ilícito huyeron a toda velocidad en un Chevrolet Corsa rojo con vidrios polarizados.

El alerta del hecho fue inmediatamente transmitido a todas las unidades de la zona, para que estuvieran en alerta y se inició la persecución, que en un primer momento de desarrollo dentro del ámbito de Glew y lograron huir por Avenida Hipólito Yrigoyen.

El vehículo con sus ocupantes fue detectado en Yrigoyen y Buenos Aires, por patrullas que se encontraban realizando su recorrida habitual en la zona del Parque Industrial de Burzaco y se unen a la persecución que se traslado por Ruta 4, al girar en la Rotonda de los Pinos en dirección a Lomas de Zamora

La cacería fue tenaz y al llegar a Ruta 4 y calle Inca de Llavallol, los delincuentes fueron rodeados, pero lejos de rendirse comenzaron a disparar contra los efectivos quienes repelieron la agresión. Al llegar al cruce de Bahía Blanca y Kurth (A 100 metros de Ruta 4), uno de los delincuentes descendió del vehículo con pistola en mano, y continúo tirando hasta que fue alcanzado por un certero disparo en el costado derecho, con orificio de entrada y de salida, cayendo en estado de gravedad. El resto de los cacos se entregaron al ver la situación. 

La persecusión se extendió por más de 11 kilómetros. 

Así fue como se pudo secuestrar una pistola marca Bersa, negro empavonada, calibre 9 mm, sin numeración suprimida. Los delincuentes, son todos masculinos, de 40 años, 21 años y 30 años con domicilio en Lomas de Zamora. El herido fue trasladado al Hospital Gandulfo.

Estos peligrosos delincuentes, dispararon sin importar de nadie e incluso un colectivo de la línea 561, lleno de pasajeros recibió un impacto en el lateral del vehículo que afortunadamente no provocó víctimas.

Se secuestró también una mochila de color azul conteniendo una caja metálica color verde, una caja de cartón y un celular que luego serían exhibidos al dueño del kiosko para que los identifique o se determine que fueron fruto de otros robos. 

Interviene la UFI N° 8 de los Tribunales de Lomas de Zamora. 

Etiquetas