Berazategui
Reclaman justicia para un joven que murió en la Papelera Sein de Ranelagh
Sábado, 3 de noviembre de 2018
El miércoles 24 de octubre Brian Emanuel Cantero murió atrapado por una máquina mientras la engrasaba. Todo sucedió en la Papelera Sein y Cía. S.A. en la localidad de Ranelagh, distrito de Berazategui.

El miércoles 24 de octubre Brian Emanuel Cantero murió atrapado por una máquina mientras la engrasaba. Todo sucedió en la Papelera Sein y Cía. S.A. en la localidad de Ranelagh, distrito de Berazategui.

Según detalla el diario El Progreso, Brian de tan solo 23 años, era el sostén de su hogar y trabajaba para Ramón Fuentes, quien lo llevaba a distintas empresas como trabajador tercerizado.

La famila y allegados denuncian que que la empresa no le brindaba ninguna medida de seguridad. "Estaba engrasando una máquina en funcionamiento, cuando él no era engrasador, y sin ninguna protección. La máquina lo atrapó de la cintura para abajo y lo mató", denunció su novia Florencia.

El final de Brian desnuda una realidad que viven miles de jóvenes trabajadores precarizados, que ante la necesidad aceptan condiciones laborales de altísimo riesgo que muchas veces les cuesta la vida. "Según un informe oficial, en la Provincia de Buenos Aires hay 2 millones de jóvenes de entre 18 y 24 años, de los cuales trabajan 845 mil, el 90% bajo patrón. Sin embargo, de esa cantidad casi 400 mil no están registrados: ni obra social, ni jubilación ni ART ni asignaciones ni nada. Un poco mejor que los más de 300 mil que están desocupados, o sea que están buscando laburo y no encuentran. Hay puntos más críticos: en el Conurbano la desocupación el 28% y los "no registrados" alcanzaron el 59,5% en el Gran La Plata y el 58,5% en Mar del Plata".

"Queremos justicia, que no quede impune, que no haya más chicos jóvenes en condiciones deplorables de trabajo, que la SRT (Superintendencia de Riesgo de Trabajo) se haga cargo, que el ministerio de trabajo aparezca, y que esta fábrica deje de ser impune, mantenga las máquinas, y por sobre todo, valore la vida de sus obreros", dice parte de un comunicado que acompaña una marcha que se realizará el próximo miércoles 7.

"A Brain no me lo devuelve nadie. Sus miles de sueños tampoco, pero necesito de la ayuda de todos", ruega Florencia, su pareja quien además pide testigos para retratar el accidente que sufrió el joven.

La muerte de trabajadores se repite a lo largo y ancho de la provincia y las noticias pasan sin conmover a las autoridades. Tan solo en agosto pasado, un obrero de la planta Ternium (Techint) de Ensenada, murió por un hecho similar.

Etiquetas