Lomas de Zamora
Crisis: echaron a todos los empleados de Canale Llavallol
Miércoles, 31 de octubre de 2018
La situación que se vive en la planta Canale de Llavallol es dramática, ya que 86 trabajadores de la compañía ayer recibieron su telegrama de despido.

Los trabajadores de la empresa Canale denuncian el despido de 86 operariosque cumplen funciones en la planta productiva de Llavallol, en Lomas de Zamora. En ese sentido, el personal despedido de la compañía advierte que la situación es dramática. "Nos echaron sin indemnización", denunciaron los despedidos, durante una entrevista al programa radial de Víctor Hugo Morales.

"Nos reunimos con el presidente del Grupo Canale, nos llegaron 86 despidos. Nos echaron sin indemnización. La situación es dramática, cuando hablamos nos debían dos meses, ahora son tres. Nosotros hacemos todo lo que son envases de hojalata. Los dueños se robaron todo la plata, les dieron prestamos", contó Nicolás Macchi, uno de los trabajadores que recibió el telegrama.

La firma que estaba en concurso preventivo ocupaba casi 100 operarios que se encargaban de la realización de los envases de hojalata para las conservas de tomates, legumbres, dulces y mermeladas, de los productos que comercializaba el mismo grupo empresario.

Los empleados venían denuncian que llevaban tres meses sin cobrar su salario, sin obra social, sin ART, y, en la práctica, sin trabajo. "Cumplimos horario para cuidar nuestra fuente laboral", le habían dicho al portal Diputados Bonaerenses.

Ahora, al conocer la determinación de finalizar las operaciones y despedir a todo el personal, los trabajadores decidieron comenzar un acampe en el ingreso de la planta. Es que temen que se lleven las maquinarias y saqueen lo que, en definitiva, es su única garantía de pago.

En ese sentido, desde la puerta de la empresa denunciaron que la compañía tendría serias deudas con AFIP. "Un de las unidades de negocios del Grupo Canale le terminó debiendo $ 600 millones a la AFIP. No sabemos a donde fue la plata, deberá investigar la Justicia. Ahora hacemos un acampe frente a la empresa", anunció Macchi.

Estas cesantías se suman a las que sufren otras firmas del país, que también han tenido que despedir personal o directamente cerrar sus puertas. Eso es lo que ocurrió con la Metalúrgica Tandil hace dos semanas, cuando lo que comenzó con la suspensión de casi 200 trabajadores de la Metalúrgica Tandil, a raíz de las limitaciones productivas que impuso Renault, culminó con el cierre definitivo de la compañía.


Etiquetas